BBV.- La Audiencia Nacional confirma el archivo de la causa por la compra de Probursa

Actualizado 12/01/2006 19:04:10 CET

MADRID, 12 Ene. (EUROPA PRESS) -

La Sección Cuarta de lo Penal de la Audiencia Nacional ha confirmado la decisión del juez Fernando Grande-Marlaska de archivar la pieza del 'caso BBV' en la que se investigaba la compra del mejicano Grupo Financiero Probursa contra tres acusados, entre los que se encontraba el ex secretario de Estado de Hacienda con el PP Estanislao Rodríguez-Ponga.

Así lo acuerda el tribunal en un auto que desestima el recurso de la Fiscalía contra el archivo de la causa, al considerar que de las pruebas existentes "se deduce no sólo la inexistencia de elementos de cargo suficientes del delito contra la Hacienda Pública imputado, sino también la inexistencia de indicios suficientes de incriminación" contra los tres acusados, Rodriguez-Ponga, y los dos altos cargos del BBV Pedro Luis Uriarte y Rodolfo Molinuevo.

Para hacer esta afirmación, la Sección Cuarta se basa en los informes de los inspectores de la Administración Tributaria, en el "perfecto conocimiento" del precio y operaciones por parte del Banco de España, así como en la documentación aportada por parte del Gobierno mexicano.

Según el fiscal, en 1995 tres filiales de BBV, situadas en los "paraísos fiscales" de Panamá y Luxemburgo, "vendieron a otra filial de BBV, domiciliada en Puerto (BBVIIC o EBI -Entidad Bancaria Internacional-), una participación de la entidad mexicana Grupo Financiero Probursa".

El precio al que se realizó la operación, según el Ministerio Público, "fue artificiosamente alto para 'importar base imponible negativa', es decir, pagar menos impuestos en España", lo que supuso "el quebranto para la Hacienda Pública española de 3.498 millones de pesetas o más de 21 millones de euros".

En el auto, la Audiencia contradice los argumentos sostenidos por la Fiscalía y sostiene que los informes emitidos por los inspectores jefes de la Administración Tributaria se deduce que, dada la "excepcionalidad" del caso, "no resultaba adecuado el valor de cotización, inclinándose más bien por el método de actualización de activos financieros", como afirmaba el juez Grande-Marlaska al archivar el caso.

Además, según el tribunal, "tampoco resultaron ciertas las afirmaciones" del representante del Ministerio Público de que el banco "utilizó la media aritmética y no la ponderada", pues en el escrito del fiscal afirma que "se pudo comprobar, sin embargo, al tener acceso al expediente remitido por el Banco de España, que en la propia documentación del órgano supervisor constaba que la operación se había realizado por el precio de adquisición".