Publicado 17/07/2020 18:31:02 +02:00CET

Bernad asegura que el abogado de la infanta Cristina le ofreció 3 millones a cambio de desimputarla en el caso Nóos

Miguel Bernad, con mascarilla en el juicio oral contra Ausbanc.
Miguel Bernad, con mascarilla en el juicio oral contra Ausbanc. - CEDIDA POR LA DEFENSA DE BERNAD - Archivo

MADRID, 17 Jul. (EUROPA PRESS) -

El secretario general de Manos Limpias, Miguel Bernad, ha asegurado este viernes, en el juicio oral que se sigue contra él en la Audiencia Nacional, que el abogado Miquel Roca le ofreció a través de un intermediario 3 millones de euros a cambio de que su sindicato retirara la acusación contra la infanta Cristina en el caso Nóos.

Tras negarse al interrogatorio del Ministerio Fiscal, y respondiendo exclusivamente a preguntas de su abogado, Bernad ha explicado ante la Sección Cuarta de la Sala de lo Penal que fue a través de un amigo personal suyo, Jaime Alonso, presidente del sindicato Fuerza Nacional del Trabajo, como le contactaron para que retirara la acusación.

Esta persona le indicó que el ofrecimiento venía de Roca --abogado de la infanta-- y él le respondió que no se podía fiar de ese "pájaro" porque siempre andaba intrigando. Tras una primera reunión, mantuvieron hasta cuatro más en las que le comunicó que insistían porque era "una cuestión de Estado". "Pero yo nunca he pedido nada, como ha quedado demostrado en la reunión con Fainé" --expresidente de La Caixa--, ha apostillado.

Para Bernad, que ha declarado aproximadamente tres horas, el Ministerio Público interesa 24 años de cárcel y 10 meses por los delitos de organización criminal y extorsión. La Fiscalía establece una estructura organizativa en cuya cúspide sitúa al presidente de Ausbanc, Luis Pineda, quien supuestamente negociaba con entidades bancarias convenios a cambio de no presentar potenciales demandas contra las mismas. Estas actuaciones habrían contado desde 2012 con el beneplácito del entonces secretario general del sindicato Manos Limpias, Miguel Bernad.

Una de las actividades que podrían haber concretado ambos es la retirada de la acusación contra la infanta Cristina a cambio de un acuerdo que les beneficiara económicamente, presionando para ello al entorno de la defensa jurídica de la Infanta.

Pero Bernad ha negado esto, y de hecho ha descargado de responsabilidad en el asunto a Pineda, del que ha señalado que sólo le transmitió a un tercero amigo de ambos, Javier Castro, que le preocupaba la reputación de la jefatura del Estado y que se ofrecía a echar una mano con los medios de comunicación. "Pero no intervino, ni se inmiscuyó en el tema de la infanta, ni tuvo mandato ni pidió nada de nada, éramos dos compartimentos estancos en este asunto", ha señalado el secretario general del sindicato.

Previamente, Bernad había apuntado a preguntas de su letrado Miguel Bueno que también fue contactado previamente para conseguir la desimputación de la infanta por gente de diversos ámbitos como el de la magistratura o el militar, pero ha citado sólo el nombre de Leandro de Borbón --ya fallecido--, quien le insistió varias veces para ver si podía hacer algo para que no se manchara la imagen de la Casa Real.

También ha recordado que tras una reunión infructuosa con Jaume Giró --directivo de La Caixa-- en el que le llegó a ofrecer un crédito a un empresario amigo de Bernad a cambio de que retirara la acusación contra la infanta, el por entonces presidente de La Caixa Isidre Fainé se reunió con él en Barcelona en 2015.

"EL REY TE RECIBIRÁ"

En esa reunión, a la que asiste también Giró, le traslada la preocupación que hay en Casa Real por la infanta --ésta trabajaba para la entidad--, que lo están pasando mal y le pide "a ver qué se puede hacer". "Le digo que a esas alturas del proceso es difícil, y me comenta que no quieren compensar con nada, ni con dinero y que solo apelan al sentido de responsabilidad", ha recordado Bernad.

Según ha explicado, quedan en articular bien el asunto porque si desistían de la imputación después de tanto, la opinión publica iba decir que bajo cuerda se habían "llevado pasta". Bernad ha recordado que Fainé le comentó que si prosperaba lo que habían hablado, el Rey le recibiría.

"Me dice Fainé que si prospera, el actual Rey me recibirá en Zarzuela para darme las gracias", ha apuntado, para luego explicar que a partir de ahí el tema de la desimputación de la infanta lo trató con un abogado del que fuera presidente de La Caixa.

Además de este asunto concreto, la defensa de Bernad le ha preguntado por otros casos en los que podría haber participado en colaboración con Pineda, pero ha negado en todo momento que extorsionara a nadie a cambio de retirar querellas o denuncias interpuestas por Manos Limpias. De hecho, ha apuntado que para presentarse como acusación popular en los distintos casos, siempre tuvo que contar con el visto bueno de la junta del sindicato.

RELACIÓN DE MANOS LIMPIAS CON AUSBANC

Parte del interrogatorio se ha centrado en aclarar la relación del sindicato con Ausbanc. Bernad ha negado que recibiera financiación de la asociación de usuarios de banca, ha recordado en varias ocasiones que Pineda era un experto en derecho de los consumidores, y que le conoce en 2012 aproximadamente cuando piden afiliarse al sindicato.

Al hilo, ha recordado que pagaron un par de cuotas anuales, una de 1.500 euros y otra de 500 euros (por 2012 y 2013), y que más allá, Pineda sólo compró un par de veces talonarios de lotería por valores escasos y aportó alguna fianza, como en el caso del 'dieselgate' contra la marca de automóviles Volkswagen.

Además sobre una factura de 48.000 euros emitida desde el sindicato a una empresa de Ausbanc, ha apuntado que se trataba de un informe sobre la corrupción en España en la que hablaban de los casos que habían llevado, que dicho informe existió realmente y que por tanto el trabajo se hizo y la factura se emitió por el mismo.

"YO NO ENTRO EN CORRAL AJENO"

Al hilo, ha señalado que ambas organizaciones eran independientes, y que él no daba órdenes a Ausbanc. "Yo no entro en corral ajeno y no permito que entren en corral propio, son dos asociaciones que funcionamos con total independencia, con estructuras independientes y con fines independientes", ha incidido.

En ese sentido, sí que ha confirmado que colaboraron en asuntos concretos como el caso contra Caja Madrid o el caso de los falsos EREs de Andalucía, pero ha calificado de "totalmente falsa" la acusación de que Manos Limpias era "instrumento que usaba Ausbanc para presionar a los bancos y conseguir patrocinios".

De hecho, en reiteradas ocasiones, ha subrayado que no recibió de la asociación de usuarios de banca ni de su presidente dinero alguno fruto de negociaciones con entidades como Unicaja, Banco Santander o el Sabadell pactadas tras retirar denuncias como acusación popular.

Según el escrito de Fiscalía, esa estrategia fue empleada por Pineda y Bernad en casos como en la acusación de Manos Limpias en el caso de los falsos ERE de Andalucía, en concreto la extorsión a Unicaja para archivar el procedimiento contra su presidente, Braulio Medel, la presión ejercida al Banco Sabadell, a Volkswagen en el caso del trucaje de los motores diésel de sus vehículos, al Banco Santander y a La Caixa.

Contador