Biografía de Antoni Gutiérrez Díaz, histórico dirigente del PSUC, fallecido hoy

Actualizado 06/10/2006 16:05:50 CET

BARCELONA, 6 Oct. (EUROPA PRESS) -

Antoni Gutiérrez Díaz, nacido en 1929 en Premià de Mar (Barcelona), uno de los máximos exponentes de la lucha antifranquista en Cataluña, inició su carrera profesional ejerciendo como pediatra e incluso viajó a Finlandia para especializarse en Neonatología.

En el ámbito político, ingresó en 1959 en el Partido Socialista Unificado de Cataluña (PSUC), desde donde trabajó para sumar a personas de su profesión y a intelectuales de la época. En diciembre de 1962 fue condenado a ocho años de cárcel por un consejo de guerra. Al salir de prisión fue detenido, vuelto a encarcelar y reiteradamente multado.

Gutiérrez Díaz fue una de las personalidades que contribuyó a la consolidación de la Assamblea de Cataluña, la plataforma política unitaria constituida durante los últimos años del franquismo. Con la llegada de la democracia, fue escogido secretario general del PSUC en el IV Congreso del partido, cargo que ejerció hasta 1986.

Con el retorno del presidente Josep Tarradellas, fue conseller de la Generalitat recuperada y diputado en el Congreso y después diputado en el Parlament de Cataluña entre 1980 y 1987, cuando fue escogido diputado al Parlamento Europeo, donde ejerció de eurodiputado hasta 1999.

En la Cámara Europea ejerció como presidente de la Comisión de Política Regional desde 1992 a 1994 y, después, fue vicepresidente del Parlamento Europeo. También fue miembro de las comisiones de Política Regional, Reglamento, Institucional y de Peticiones de la institución.

Desde ese momento y hasta las elecciones europeas de 2004, el 'Guti' mantuvo la relación entre ICV y el grupo de Los Verdes en la Eurocámara, así como con las instituciones comunitarias en general.

El político catalán fue ingresado con carácter de urgencia el pasado sábado en el centro del Complejo Hospitalario de Santiago de Compostela (CHUS) tras sufrir una afección cardíaca durante una visita a la ciudad.

El pasado martes, el Gobierno de la Generalitat le concedió la Medalla de Oro en reconocimiento a su trayectoria cívica y política al servicio de Cataluña. Con el galardón, propuesto por el propio presidente de la Generalitat, Pasqual Maragall, se pretendía distinguir el trabajo de 'el Guti' en la lucha por la democracia, la recuperación de las instituciones nacionales y por su decidida vocación europeísta.