Borrell dice que los migrantes rescatados por un pesquero español están bien y que se hará lo que digan las autoridades

Reunión de Josep Borrell con el  ministro de Asuntos Exteriores de la República
Ricardo Rubio - Europa Press
Actualizado 26/11/2018 17:18:31 CET

El ministro alemán de Exteriores asegura que la UE no dejará sola a España como hizo con Italia

MADRID, 23 (EUROPA PRESS)

El ministro de Asuntos Exteriores, UE y Cooperación, Josep Borrell, ha explicado este lunes que los 12 migrantes rescatados por un pesquero español en aguas libias se encuentran "perfectamente bien y bien cuidados", no corren peligro y su situación no es urgente, de manera que el pesquero, que por el momento sigue faenando en la zona, hará lo que le digan las autoridades competentes.

Preguntado en rueda de prensa junto a su homólogo alemán, Heiko Maas, ha explicado que el barco está en aguas territoriales libias y que tanto Italia como Malta se han negado a abrirle sus puertos. El ministro ha reconocido que hay contactos para tratar de tomar una decisión, pero ha descartado que sea una "decisión paneuropea" porque no hay mecanismos para dar una respuesta suficientemente elaborada.

MAAS: "NO DEJAREMOS SOLA A ESPAÑA"

De hecho, Maas ha afirmado que "hay que resolver" la política migratoria común para evitar que haya "negociaciones indignas" cada vez que un barco que ha rescatado migrantes del mar se acerca a Europa, para decidir cuántos de ellos van a tal o cual país.

La política migratoria ha sido uno de los asuntos que han abordado los ministros en su reunión. "No dejaremos sola a España, ya lo ha dicho la canciller, es un error que cometió Europa con Italia y no se debe repetir", ha recalcado el ministro alemán, insistiendo así en que este es uno de los asuntos que necesitan soluciones europeas.

Ante los periodistas, Borrell ha aprovechado para agradecer al Gobierno alemán la decisión de la canciller Angela Merkel de abrir las puertas a los refugiados sirios en el verano de 2015, una medida, ha dicho, que tuvo un gran impacto en la opinión pública española.

"En ese momento, la canciller salvó el honor de Europa, cualquier que haya sido después el precio político que ha tenido que pagar", ha dicho Borrell con un tono solemne. Sin ese gesto, ha dicho, se habría producido una tragedia humanitaria como las que la UE denuncia cuando se producen en otro continente.