Borrell recuerda que Eslovenia ya dejó claro en 2017 que Cataluña "no tenía nada que ver" con su independencia

Inauguración de la exposición "40 años de diplomacia en democracia. Una historia
Ricardo Rubio - Europa Press
Actualizado 10/12/2018 19:49:50 CET

¿Cuál es la vía eslovena de la que ha hablado Torra?

La salida de la NV-A del Gobierno belga es "una buena noticia"

BRUSELAS, 10 (EUROPA PRESS)

El ministro de Asuntos Exteriores, Josep Borrell, ha recordado que su homólogo esloveno Miro Cerar ya dejó claro en 2017 cuando era primer ministro que el caso soberanista catalán "no tenía nada que ver" con la situación de Eslovenia en los años 90 después de que el presidente catalán, Qim Torra, haya apostado por la vía eslovena para avanzar en la independencia de Cataluña.

"Siendo primer ministro había hecho unas declaraciones diciendo que no tenía nada que ver la situación de Eslovenia en el año 90 con la situación de Cataluña ahora", ha explicado el ministro Borrell en rueda de prensa al término de la reunión con sus homólogos de la UE.

El jefe de la diplomacia española ya censuró esta mañana las declaraciones de Torra y del exconsejero Toni Comín a favor de la vía eslovena al considerar que "parece que está llamando a la insurrección" aunque dejó claro que ya han planteado ideas similares "más o menos retóricas" en el pasado y que "lo que cuentan son las acciones", descartado así que el Gobierno vaya a aplicar el artículo 155 en respuesta, como ha pedido el PP.

Borrell ha confirmado en rueda de prensa posterior que no ha "tenido ocasión de hablar" con su colega esloveno en los márgenes de la reunión de los Veintiocho sobre las declaraciones del presidente catalán sobre la vía eslovena ni el encuentro que éste mantuvo el pasado jueves con el presidente esloveno, Borut Pahor.

Pero sí ha querido recordar el jefe de la diplomacia española que su actual colega esloveno en 2017 "siendo primer ministro había hecho unas declaraciones diciendo que no tenía nada que ver la situación de Eslovenia en el año 90 con la situación de Cataluña ahora".

Borrell se refería a unas declaraciones que hizo el entonces jefe del Ejecutivo esloveno a la prensa a su llegada a la cumbre de líderes de la UE el 19 de octubre de 2017 al ser preguntado por la cuestión tras la consulta del 1-O.

Cerar aseguró entonces que el Gobierno valora "mucho el derecho a la autodeterminación" pero dejó claro que la independencia de Eslovenia fue un caso "completamente diferente" a la situación en Cataluña, donde la reivindicación independentista "debe resolverse en línea con el orden constitucional de España" y "sin violencia, democráticamente y con diálogo".

SALIDA DE LA NV-A: NO HAY MAL QUE POR BIEN NO VENGA

En rueda de prensa posterior a la reunión de los Veintiocho, Borrell ha vuelto a dejar claro que para España es "una buena noticia" que Bélgica haya tenido que "restructurar" su Gobierno tras la salida de los ministros de la NV-A del Ejecutivo por su desacuerdo con la firma del Pacto Global para la Inmigración. "Sin duda nos facilita la vida", avanzó ya esta mañana.

"Vamos a dejar de tener algunos ministros especialmente críticos con nosotros. No hay mal que por bien no venga", ha dicho el jefe de la diplomacia española, quien ha lamentado "profundamente" en cambio que la UE haya acudido "muy dividida" a la ceremonia en Marrakech para respaldar dicho pacto, del que se han desmarcado varios Estados miembro, incluidos Austria, Italia y Hungría.

Borrell ya avanzó la semana pasada que el Gobierno remitiría "una comunicación diplomática normal y corriente" para expresar su "desagrado" al Ejecutivo belga por las declaraciones del ministro de Defensa belga, el nacionalista flamenco Sander Loones, que ahora sale del Gobierno, en apoyo a la huelga de hambre emprendida en prisión por el líder de JxCat en el Parlament, Jordi Sànchez y los exconsellers Jordi Turull, Josep Rull y Joaquim Forn.