Borrell tilda de espectáculo la actuación de JxCat y ERC en el Parlament: Un comportamiento anormal en democracia

Publicado 09/10/2018 17:50:30CET

Dice que el 'procés' ha sido una "catástrofe" económica y recuerda que las oficinas comerciales y culturales de la Generalitat no se cerraron

MADRID, 9 Oct. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Asuntos Exteriores, UE y Cooperación, Josep Borrell, ha advertido este martes de que la actuación de Junts per Catalunya (JxCat) y ERC en el Parlamento catalán "es un comportamiento completamente anormal en democracia" y "un espectáculo" que no es nada positivo, porque lo que están haciendo es "abrir" la Cámara cuando están de acuerdo y cerrarla cuando no lo están.

En declaraciones en los pasillos del Senado, Borrell ha reconocido no estar siguiendo "con detalle los acontecimientos un poco confusos" del Parlament, pero sí ve evidente que "el independentismo está muy fracturado", hasta extremos que se ven en la alteración del funcionamiento de la institución".

"Cuando están de acuerdo entre ellos lo abren y cuando constatan que no están de acuerdo lo vuelven a cerrar, eso no es serio, un parlamento tiene que dar la voz a todos los grupos políticos, no solamente a aquellos que se ponen de acuerdo entre sí y cuando no lo están lo cierran", ha dicho.

Además, el ministro ha respondido a las advertencias del portavoz del PdeCAT, Carles Campuzano, que le ha reprochado que no invitase a la Generalitat a la reunión de ministros de la Unión por el Mediterráneo (UpM) y ha avisado de que eso no ayuda al clima de diálogo necesario para que se aprueben los Presupuestos Generales del Estado y la legislatura tenga estabilidad. Borrell ha replicado que no ve relación alguna entre la (UpM) y los Presupuestos.

En cuanto a la exposición sobre Cataluña que inaugurarán este miércoles el presidente del Parlamento de Flandes, Jan Peumans, y el expresidente catalán Carles Puigdemont, ha señalado que la Cámara flamenca puede organizar exposiciones sobre lo que crea oportuno, y que el Gobierno español ha protestado ante Bélgica cuando Peumans ha cuestionado los valores democráticos e España. "No tengo noticia de que haya vuelto a ocurrir nada más, pero si ocurriera tomaríamos las medidas que corresponda", ha añadido.

El titular de Exteriores ha acudido al pleno de la Cámara Alta para responder a una pregunta del senador de ERC Jordi Martí, que le ha afeado los recursos del Gobierno contra la reapertura de seis 'embajadas' de la Generalitat. El ministro le ha respondido subrayando que el llamado 'procés' ha sido "una catástrofe" desde el punto de vista económico.

A modo de ejemplo, ha señalado que en 2012 Cataluña acogía el 16 por ciento del total de inversión extranjera directa, frente al 8 por ciento actual. "No me pida que evalúe la rentabilidad de sus iniciativas, porque no han redundado para nada en beneficio ni de la sociedad ni de la economía catalana", ha señalado.

UN "BATIBURRILLO"

Martí había acusado al Gobierno de no respetar la capacidad de acción exterior de la Generalitat y de provocar un perjuicio porque las oficinas tienen "rentabilidad empresarial y comercial" . Borrell le ha reprochado que haya hecho un "batiburrillo", mezclando las llamadas "embajadas" con las oficinas de acción exterior comercial, cultural y turística, que no fueron cerradas por aplicación del artículo 155 de la Constitución. "Allí estaban y allí se quedaron porque forman parte de las competencias de las comunidades autónomas", ha dicho.

El senador ha destacado que en 2017 la inversión extranjera ascendió a 241 millones de euros y se crearon 4.599 puestos de trabajo, de los que se han mantenido 1.382; y también que se captaron 70 proyectos de inversión extranjera, un 21,4 por ciento por parte de la red de oficinas comerciales de Acció. Además, las empresas extranjeras crecieron un 22 por ciento, hasta 8.642 y la Agencia Catalana de Turisme realizó 1.200 acciones de apoyo al sector turístico catalán.

A su modo de ver, todo eso es lo que el Gobierno ignora cuando recurre la apertura de 'embajadas'. "España, una, grande y recentralizada, aunque Cataluña sea una nación", le ha espetado a Borrell.

Sin embargo, el ministro ha recordado que esas oficinas sectoriales siguen abiertas y que lo que se ha recurrido es la apertura de seis delegaciones de la Generalitat porque no se han cumplido el trámite de pedir los informes preceptivos. Y ha añadido que si el Govern opta por el "eufemismo de la reapertura" de oficinas cerradas por el 155, deben tener en cuenta de que su primera inauguración tampoco se hizo conforme a la legalidad. "Cójanlo por donde más les guste porque en ningún caso han cumplido con la ley", ha remachado.

Contador