Publicado 06/05/2020 09:15CET

Carina Mejías se da de baja de Cs criticando la "inconsistencia" del acuerdo alcanzado con el Gobierno

La número cinc de Cs per Barcelona en les generals, Carina Mejías
La número cinc de Cs per Barcelona en les generals, Carina Mejías - EUROPA PRESS - Archivo

MADRID, 6 May. (EUROPA PRESS) -

La dirigente de Ciudadanos Carina Mejías se ha sumado este miércoles a su excompañero de partido Juan Carlos Girauta y ha confirmado que ha solicitado su baja como afiliada de la formación naranja después de que la dirección haya "ido tomando decisiones que no compartía".

Mejías, que se afilió en 2012 a Cs, fue diputada en el Parlamento de Cataluña entre 2012 y 2015, pasando a ser concejal en el Ayuntamiento de Barcelona entre 2015 y 2019. Allí llegó a ser portavoz de la formación hasta que Albert Rivera anunció un acuerdo con Manuel Valls para que en las siguientes elecciones fuese el candidato. Previamente, había sido diputada en el propio Parlamento con el PP entre 1999 y 2003 y de 2006 a 2010.

La propia Mejías ha señalado que desde hace un año, tras finalizar su responsabilidad como presidenta del grupo municipal de Ciudadanos y su salida de la anterior ejecutiva, se han ido tomado decisiones que no compartía y que le han hecho sentir "cada vez más alejada de la estrategia política del partido".

"Mi salida de Ciudadanos hace tiempo que la llevo madurando. Se han tomado decisiones que no compartía desde mi salida del grupo municipal", ha explicado en una entrevista en esRadio, recogida por Europa Press, en la que ha criticado la "inconsistencia" del acuerdo suscrito entre Cs y el Gobierno.

"ERA UN MOMENTO PARA PRESENTARSE COMO ALTERNATIVA"

En este sentido, ha cargado contra el acuerdo, en el que no ve que existan ningún tipo de condiciones. "El PNV ha exigido quedarse con la gestión, Ciudadanos ha exigido reuniones semanales, desvincular los ERTES y hacer un proyecto de desconfinamiento más adecuado para los españoles", ha apuntado.

"Era un momento para presentarse como la alternativa, con un plan diferente al que ha presentado el Gobierno y que resolviera la situación de los españoles, que nos va a abocar a una crisis económica que va a poner en riesgo a muchas familias. Era el momento de ser alternativa y no el salvavidas", ha asegurado.

En este sentido, Mejías ha recordado que con el expresidente de Cs Albert Rivera la formación actuó de manera "alternativa" y tratando de ser "propositivos". "En este momento actuamos como el salvavidas de un Gobierno que no merece el más mínimo crédito. Seguir apoyando con estos socios... no era el momento", ha lamentado.

De esta forma, Mejías ha dejado claro que la "idea" con la que el partido nació en Cataluña "ya no está". "Y los que la defendimos hacemos bien en marcharnos", ha sostenido, para después asegurar que "los que quedan" deberán construir su propia idea. "Y veremos si los españoles le dan su apoyo", ha añadido.

LA IDEA CON QUE EL PARTIDO NACIÓ "YA NO ESTÁ"

En este sentido, la exdirigente ha avisado de que "sería un profundo error" que Cs condicionase el Gobierno de Isabel Díaz Ayuso en la Comunidad de Madrid. "Podría convocar elecciones y está en una posición de sacar buen resultado", ha advertido.

Preguntada sobre si dejará la política tras su salida del partido, Mejías ha reconocido que sus "inquietudes políticas" le ponen "difícil" alejarse de la política, aunque ha explicado que ahora se centrará en su trabajo como abogada.

Hasta el momento, su última experiencia en primera línea política se remonta a 2019, cuando se presentó a las elecciones generales de abril dentro de la lista por Barcelona, aunque finalmente se quedó sin escaño por los resultados electorales del partido.