Casado agita la fórmula de España Suma ante posibles elecciones para recuperar desencantados que se fueron a Cs y Vox

Publicado 15/09/2019 11:15:10CET
El secretario del PP, Teodoro García Egea, habla con el presidente del partido, Pablo Casado, tras su intervención en la primera sesión del debate de investidura a la Presidencia del Gobierno en el Congreso de los Diputados.
El secretario del PP, Teodoro García Egea, habla con el presidente del partido, Pablo Casado, tras su intervención en la primera sesión del debate de investidura a la Presidencia del Gobierno en el Congreso de los Diputados. - Ricardo Rubio - Europa Press - Archivo

En 'Génova' subrayan que es imposible tener "peor" resultado que ahora y que cuentan con 20.000 concejales que se van a movilizar

MADRID, 15 Sep. (EUROPA PRESS) -

El líder del PP, Pablo Casado, ya ha puesto al partido en modo electoral para afrontar unas más que probables elecciones generales el 10 de noviembre con el mensaje de que hay que aglutinar el voto de centro-derecha porque el objetivo, según los 'populares', es echar a Pedro Sánchez del Palacio de la Moncloa. Se trata de una idea clave dirigida a los desencantados que apoyaron a Cs y de Vox para que vuelvan al Partido Popular.

"Estamos prevenidos", aseguran a Europa Press desde la cúpula del Partido Popular, donde ya han empezado a diseñar la estrategia y algunas de las consignas de la previsible campaña electoral, y a movilizar a sus cuadros medios en toda España.

Pese a la subida del PSOE que recogen las encuestas publicadas, en el cuartel general del PP se muestran optimistas y recuerdan que su poder territorial con 20.300 concejales en toda España les permite llegar a todos los rincones aunque menguara notablemente su resultado en las generales de abril.

Si a la vuelta de vacaciones algunos cargos del PP albergaban la posibilidad de que PSOE y Unidas Podemos llegaran a un acuerdo de última hora, esas dudas se han disipado tras el intercambio de culpas entre Pedro Sánchez y Pablo Iglesias que se visualizó en el Congreso el martes y el hecho de que el jefe del Ejecutivo despachara en 10 minutos la última oferta del partido morado de una coalición temporal para aprobar los Presupuestos.

"TENEMOS PARTIDO"

Fuentes de 'Génova' sostienen que no se pueden comparar las elecciones del 28 de abril con la posible cita con las urnas del 10 de noviembre, ya que, a su entender, el voto ahora de los españoles puede ser muy distinto. "No se sabe qué clave van a votar. Tenemos partido", resume un dirigente de la cúpula del PP.

Además, el equipo de Pablo Casado reconoce en privado que "peor que ahora" no van a estar si se repiten los comicios, después del batacazo que sufrió el partido en abril al pasar de 137 a 66 escaños en el Congreso. "Cualquier cita electoral ya es para mejorar", añaden las mismas fuentes.

En este escenario de precampaña, los 'populares' ya preparan su artillería electoral con mensajes claros para recuperar votos de Ciudadanos y de Vox. Su idea fuerte será la reagrupación del voto de centro-derecha y con ese objetivo ya registró este verano la marca España Suma.

Ciudadanos y Vox han dado un portazo a ese coalición que propone el PP, pero Casado no desistirá de sus tesis a favor de esa alianza para defender la España constitucional y lo incorporará a sus discursos y mítines de campaña. "Cuando el PP suma, España gana", avanzan en el partido como eje de campaña.

Por lo pronto, este jueves ya sumó a la exfundadora de UpyD y exdirigente del PSOE, Rosa Díez, a su proyecto España Suma y se prevé que busque ese apoyo en otros partidos regionalistas e intelectuales. Se trata de una primera foto con la que el PP quiere apelar a los descontentos y que vuelvan al Partido Popular.

SUBRAYARÁ QUE SÁNCHEZ "NO ES DE FIAR"

Además, el PP nacional pondrá el acento en la incapacidad de Pedro Sánchez para llegar a acuerdos a diferencia de Pablo Casado, que ha cerrado pactos para lograr los gobiernos de la Comunidad de Madrid, Murcia, Castilla y León o Andalucía, según las mismas fuentes.

Paralelamente, los 'populares' harán hincapié en que Sánchez "no es de fiar" y no está tomando medidas para amortiguar la desaceleración económica que ya reflejan los datos, teniendo en cuenta que la "inercia se acaba y la paciencia se agota".

Con las declaraciones en plena precampaña de la trama Púnica --están citadas como imputadas las expresidentas de la Comunidad de Madrid Esperanza Aguirre y Cristina Cifuentes--, fuentes de la cúpula del PP ya avisan a Cs que no tolerarán que se ataque a Casado con este asunto. "Si Ciudadanos se equivoca de adversario, los ciudadanos le penalizarán", advierten.