27 de febrero de 2020
 
Publicado 28/01/2020 15:24:58CET

Casado dice que Sánchez debe "cesar" a Torra si se niega a dejar la Presidencia de la Generalitat

El presidente del Partido Popular, Pablo Casado (i) y el expresidente del Gobierno, José María Aznar (d) durante el diálogo `España ante un cambio de régimenen el Auditorio de la Universidad Francisco de Vitoria, en Madrid (España), a 28 de enero de 2020
El presidente del Partido Popular, Pablo Casado (i) y el expresidente del Gobierno, José María Aznar (d) durante el diálogo `España ante un cambio de régimenen el Auditorio de la Universidad Francisco de Vitoria, en Madrid (España), a 28 de enero de 2020 - Jesús Hellín - Europa Press

Aznar y Casado coinciden en que los pasos de Sánchez "aceptando" una mesa bilateral llevan a un "cambio de régimen". El expresidente avisa: "Estamos ante un cambio de régimen que consiste, como en la II República, que el centro-derecha no pueda gobernar"

MADRID, 28 Ene. (EUROPA PRESS) -

El líder del Partido Popular, Pablo Casado, ha afirmado este martes que el jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, debe "cesar" a Quim Torra, si se éste se niega a abandonar la Presidencia de la Generalitat, aplicando la Constitución. Según ha recalcado, una vez que ha dejado de ser diputado no puede seguir al frente de la Generalitat ni el presidente del Gobierno debe reunirse con él.

En un coloquio junto al expresidente José María Aznar bajo el título, 'España ante un cambio de régimen' organizado por el Instituto Atlántico de Gobierno y la Universidad Francisco de Vitoria, Casado ha saludado que al final Torra haya sido "despojado definitivamente" de su escaño y lo ha achacado al recurso que presentó en su día el PP ante la Junta Electoral Central (JEC).

"Finalmente Torrent, por la experiencia de la señora Forcadell (ex presidenta del Parlamento catalán) no cruzó ayer la línea roja y lo que pasó es que Torra ha dejado de ser diputado. En base al Estatuto de Autonomía de Cataluña, si no es diputado no puede ser presidente de la Generalitat y llevamos una semana diciéndole a Pedro Sánchez que no se puede reunir con él", ha enfatizado.

En este sentido, Casado ha avisado que si Torra "se niega a abandonar o a no ostentar su responsabilidad como presidente de la Generalitat", el presidente del Gobierno debe "actuar" atendiendo a lo dispuesto en el título VIII de la Constitución, que es "lo mismo que haría si un alcalde corrupto condenado en firme por corrupción se negara a abandonar su alcaldía si es inhabilitado".

"¿Qué tiene que hacer Pedro Sánchez si Torra se niega a no ostentar la condición de presidente de la Generalitat? Cesarlo. ¿Cómo se le cesa? Con la Constitución. ¿Lo va a hacer?", ha preguntado el presidente del Partido Popular ante decenas de alumnos de la Universidad Francisco de Vitoria y cargos de su formación.

UN PRESIDENTE "INSTALADO EN LA MENTIRA"

Casado ha advertido de que si Sánchez "acepta" en la "mesa bilateral" lo que plantean los independentistas, que demandan "amnistía, desjudicialización del conflicto y derecho de autodeterminación", el Ejecutivo se estará "cargando la separación de poderes" y "liquidando la independencia judicial", así como "permitir un cambio de modelo y de régimen". "Todos estaríamos ya no ante una nación unida y lo que plantea el título VIII", ha proclamado.

El presidente del PP ha resaltado que si la mesa de diálogo que ha prometido crear Sánchez es para lograr la "autodeterminación de Cataluña", el hecho de sentarse a negociar y dialogar "no puede tener un buen resultado para España".

Tras cargar duramente contra Sánchez, al que ha definido como un presidente "instalado en la mentira, impúnemente e impúdicamente", ha calificado de "ridículo" que el Gobierno pretenda "subvertir el modelo constitucional apelando al diálogo" porque la Carta Magna es "la sublimación del diálogo que la hizo posible".

En este sentido, ha señalado que ahora mismo "el riesgo que hay en España no es que haya un cambio de normas escritas" sino que se está apostando por "volatizar" los pilares básicos del Estado de Derecho cuando se habla de "desjudicializar la política".

"El problema que tenemos ahora miso es el vaciamiento institucional que no se ve. Es como si en una nuez entrara un insecto y la vaciara y por fuera la nuez parece lo mismo. Ese populismo y ese incumplimiento de las normas no escritas es el insecto", ha señalado, para agregar que el "mayor riesgo" es que cuando la oposición "legítimamente" haga valer sus "minorías de bloqueo" para impedir una reforma constitucional o estatutaria se habrá "avanzando demasiado".

En parecidos términos se ha expresado Aznar, que ha señalado que no se debe "judicializar la política ni se debe politizar la Justicia" y ha recalcado que en eso consiste precisamente la separación de poderes. Según ha dicho, "lo que se está produciendo ahora es una politización de la Justicia", "amenazando a los miembros de la magistratura porque se consideran un peligro para el cambio de régimen que se quiere producir".

"Eso es algo peor que la politización de la Justicia porque es simplemente poner en cuestión y hacer tabla rasa del Estado de Derecho", ha declarado el expresidente del Gobierno, para subrayar que eso es lo que están "viendo" en este momento con el nuevo Gobierno de coalición entre Pedro Sánchez y Pablo Iglesias.

AZNAR VE AL PSOE "AL MARGEN DE LA CONSTITUCIÓN"

A preguntas del moderador, Florentino Portero, Aznar ha hecho hincapié en la idea de que hoy en España "viven una crisis del sistema constitucional de 1978", de forma que "una multiplicidad de fuerzas políticas, especialmente a la izquierda se declaran fuera del sistema constitucional".

Es más, el presidente de FAES ha señalado que el PSOE ha "roto" ese "pacto básico de la pluralidad a cambio de la lealtad". "El PSOE deja de ser un partido constitucionalista para ser un partido que se sitúa en los límites y los márgenes de la Constitución", ha aseverado.

El expresidente del Gobierno ha señalado que el "frente" que tienen en el Gobierno, además de dedicarse a hacer "el ridículo" con "fuerza y todos los días", quiere "cambiar el sistema" porque es lo que busca "Bildu, ERC, la antigua Convergencia y este Partido Socialista". En su opinión, solo queda el PP "y poco más" como defensor del constitucionalismo.

"ESTÁN DAÑANDO A LAS INSTITUCIONES" Además, ha recalcado que el nuevo Gobierno "ya está dañando las instituciones", conviertiéndolas en una plataforma en la que hacen "todo tipo de piruetas". A renglón seguido, ha recordado como se proclamó en España la Segunda República, señalando que en 1931 se convocaron unas elecciones municipales y las candidaturas monárquicas "ganan" y "pierden" las republicanas, salvo en algunas capitales.

"El Gobierno de entonces, de la monarquía, mandó a su primer ministro a negociar a la cárcel con el comité republicano que estaba entonces encarcelado y a ofrecerle a los que estaban en la cárcel, que fueran al Gobierno y se hicieran cargo. Eso era un disparata tan antológico como el que estamos viviendo ahora", ha dicho.

Aznar ha proseguido que "los señores que estaban en la cárcel del comité republicano fueron a la Puerta del Sol, abrieron el balcón y dijeron que quedaba proclamada la Segunda República". A su entender, éste es el "ejemplo histórico" y los que quieren "cambiar el régimen" ahora "no van a respetar las reglas" y se van a "vaciar las instituciones".

Por eso, ha indicado que el centro-derecha tiene una "enorme dificultad" en este momento. "Aquí estamos en un sistema de cambio de régimen que consiste, como consistió el de la Segunda República, en que el centro-derecha no pueda gobernar", ha avisado, para añadir que es "fundamental" tender un proyecto "creíble" para los ciudadanos y darse cuenta de la "dimensión histórica" que afrontan.

Contador