Casado envía un "abrazo muy fuerte" a Sánchez tras la detención de un tirador que pretendía atentar contra el presidente

Publicado 08/11/2018 15:16:55CET

MADRID, 8 Nov. (EUROPA PRESS) -

El líder del PP, Pablo Casado, ha enviado un "abrazo muy fuerte" a Pedro Sánchez tras la detención de un tirador que presuntamente buscaba matar al presidente del Gobierno. Tras expresar su "absoluta condena" a estos hechos en nombre de su partido, ha dicho que espera que tenga "repercusión penal" para que sea "disuasorio de otras personas que quieran atentar contra los políticos".

Así lo ha asegurado en declaraciones a los periodistas en Helsinki(Finlandia) tras participar en el Congreso del Partido Popular Europeo (PPE), después de que un portavoz de los Mossos d'Esquadra hayan confirmado la detención de un hombre, vecino de Terrassa (Barcelona), que tenía la "clara voluntad" de atentar contra Sánchez aunque no tenía diseñado un plan concreto porque necesitaba apoyo logístico.

Casado ha dicho que "manda un abrazo muy fuerte" a Sánchez y a toda su familia si se "comprueba" que ese hombre tenía intención de atentar contra Sánchez. Según ha añadido, espera que la investigación determine si "es enajenado mental" o "alguien que verdaderamente tenía un plan preconcebido en algún tipo de asociación".

"En esto vamos a ir todos los partidos juntos. Hay que luchar contra aquellas personas que quieren agredirnos, sea en un escrache enfrente de nuestras casas; sea cuando intentaban disparar un misil desde un aeropuerto al avión del presidente Aznar o cuando le atacaron con un coche bomba; o en este caso si hay un loco que quiere disparar contra el presidente del Gobierno", ha manifestado.

REPERCUSIÓN PENAL PARA QUE SEA "DISUASORIO"

Dicho esto, ha expresado en nombre del PP la "absoluta condena" de su partido a este tipo de hechos y ha dicho que espera que tenga "repercusión penal" para que sea "disuasorio de otras personas que quieran atentar contra los políticos".

Después de que Moncloa haya pedido trabajar por la serenidad en el debate político, ha dicho que él no se siente "aludido en absoluto" por ese mensaje y ha añadido que hay que hacer una "reflexión" ante cualquier tipo de agresión. A su entender, se trata de no llevar a la "calle" y "contra las familias" la discrepancia que se produce dentro de una cámara parlamentaria". "Esa discrepancia partidista nunca debe llegar al entorno particular y personal", ha concluido.

Contador