Casado y su equipo minimizan la marcha de Garrido a Cs y no creen que les haga "daño" electoralmente

Pablo Casado interviene en un mitin en Sevilla
Jesús Prieto - Europa Press
Actualizado 24/04/2019 15:10:30 CET

Sorpresa y malestar en el PP por el fichaje del expresidente madrileño, del que el propio Casado se enteró en un mitin en Sevilla

SEVILLA, 24 Abr. (EUROPA PRESS) -

Ciudadanos suma a Garrido a su lista de 'fichajes': al menos tres de PP, tres de PSOE y todo UPyD

La dirección nacional del PP que preside Pablo Casado ha minimizado este miércoles la marcha a Ciudadanos (Cs) del expresidente de la Comunidad de Madrid y candidato del PP a las elecciones al Parlamento europeo, Ángel Garrido, y no cree que les haga "daño" a pesar de que se produce a cuatro días de las elecciones generales, según fuentes próximas al presidente 'popular'.

Pese a que oficialmente 'Génova' ha querido quitar hierro a este fichaje de Ciudadanos, en las filas del PP no ocultan su malestar por las formas del expresidente madrileño, dado que ni siquiera ha avisado a Pablo Casado de su marcha. De hecho, el líder del Partido Popular ha conocido la noticia en Sevilla, donde estaba participando en un mitin con el presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno.

De la misma manera, algunas personas próximas a Garrido han confesado a Europa Press que están "alucinadas" y "sorprendidas" porque no han conocido con antelación su decisión, sino que se han enterado por la televisión, viendo su comparecencia en rueda de prensa con el candidato de Ciudadanos a la Comunidad de Madrid, Ignacio Aguado.

Garrido, que será el número 13 de Ciudadanos a la Asamblea de Madrid, ha asegurado que su paso a la formación naranja es la "única opción" de "seguir luchando" por lo que cree. Además, ha indicado que se apunta al equipo de Ignacio Aguado porque es el partido que "mejor representa los valores del centro liberal".

Sin embargo, el expresidente madrileño forma parte también de la candidatura del PP al Parlamento Europeo para las elecciones del 26 de mayo. Fuentes de la dirección nacional del partido han recordado este miércoles que él pidió formar parte de las listas del PP a las europeas (no en las del Congreso o el Senado) y entre los cinco primeros puestos.

EL LUNES FIRMÓ SU ACEPTACIÓN PAR IR EN LA LISTA DEL PP

Al final, el PP le encajó en el puesto número 4 -con posibilidades de salida-- por detrás de la exministra de Sanidad y exportavoz parlamentaria en el Congreso, Dolors Montserrat, el portavoz del PP en Bruselas esta legislatura, Esteban González Pons, y el secretario general del PPE, Antonio López-Istúriz.

El PP ha destacado demás que este mismo lunes firmó esa "aceptación" como candidato de su partido a las europeas y que este martes se pasó por la sede del PP en madrileña calle Génova. Fuentes del partido han recalcado que el propio Garrido había declarado varias veces que estaba "muy agradecido" con Casado y, por lo tanto, son él mismo y Cs los que tienen que dar explicaciones a sus electores.

Según la declaración jurada que firmó y que va dirigida a la Junta Electoral Central, --difundida este miércoles por el PP--, Garrido aceptaba ir "incluido como candidato en la candidatura que el PP presenta para las elecciones al Parlamento Europeo". Además, en ese formulario declaraba "no estar sujeto a penas que le inhabiliten para ser candidato, y no estar incurso en causa de inelegibilidad".

COMPARAN SU MARCHA CON LA DE BAUZÁ Y LA DE CLEMENTE

Fuentes próxima a Casado han recalcado que no hay "preocupación ninguna" en 'Génova' por esta marcha de Garrido a Ciudadanos y han reiterado que en todo caso es el propio expresidente madrileño y el partido de Albert Rivera los que deben ofrecer explicaciones públicas.

Además, han comparado este paso de Garrido con los fichajes de otros cargos 'populares' que ha realizado Ciudadanos, como la expresidente de las Cortes de Castilla y León, Silvia Clemente, o el expresidente de Baleares, José Ramón Bauzá. "Con Bauzá y Clemente, ¿ha pasado algo?", se preguntan desde el PP, donde añaden que esos fichajes no les ha hecho "daño" y lo mismo ocurrirá ahora.

En este sentido, fuentes del partido reconocen que sí que tendrían un problema si Garrido fuera el cabeza de cartel. "No vamos a dar importancia electoral a algo que no la tiene", añaden las mismas fuentes, que están convencidas de que este fichaje no les hace daño a pesar de que se produce a cuatro días de las generales y a un mes de las autonómicas y municipales.

Contador