Casado exige a Sánchez que rompa con Otegi y Torra, no con el PP, y le acusa de una "victimización que nadie se cree"

412291.1.644.368.20181025113723
Vídeo de la noticia
Publicado 25/10/2018 11:37:23CET

MADRID, 25 Oct. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Partido Popular, Pablo Casado, ha exigido este jueves al líder del Ejecutivo, Pedro Sánchez, que rompa relaciones con el coordinador general de EH Bildu, Arnaldo Otegi, y el presidente de la Generalitat, Quim Torra, y ha acusado al líder del Gobierno de una "victimización que nadie se cree" tras el Pleno del Congreso de ayer.

Así lo ha expresado en un acto organizado por la Cámara de Comercio de EEUU en España, después de que el propio líder del PP preguntara ayer a Sánchez durante el Pleno del Congreso que si no se daba cuenta de que era responsable del golpe de Estado que se está perpretando en España.

El presidente del Gobierno durante su intervención pidió a Casado que retirase su acusación, pero Casado se negó y anoche fuentes cercanas a La Moncloa precisaban que el Gobierno de Pedro Sánchez daba por rotas las relaciones con Casado al considerar que había "perdido el respeto institucional".

Sobre esto, Casado ha tachado a La Moncloa de querer "ocultar los debates en sede parlamentaria" después de este anuncio de romper relaciones con el líder 'popular' y ha acusado a Sánchez de "sobreactuación". "El debate fue meridianamente claro y a lo mejor alguno quiere ganarlo cuando se va al camerino", ha agregado.

En este sentido, Casado ha mantenido la postura que fijó ayer durante su intervención y le ha exigido a Sánchez que rompa relaciones con "los que quieren romper España" y no lo haga con el PP porque "siempre ha sido un partido de consenso".

"El Gobierno tiene la piel muy fina para la oposición que le dice que actúe en Cataluña o será responsable de lo que pasa allí y sin embargo no dice que vayan a romper con Torra porque ha amenazado al Estado o con Otegi por pedir acercamiento de presos etarras a cárceles vascas", ha destacado.

Según el líder 'popular', España se encuentra actualmente en "en una ruptura del paradigma político" tras el apoyo que otorgaron los partidos independentistas al PSOE en la moción de censura que provocó la salida del Gobierno de Mariano Rajoy.

DOS BLOQUES EN EL CONGRESO

Respecto al debate de ayer, Casado ha asegurado que, tras las declaraciones del presidente del Gobierno, se evidenció que existen dos bloques en el Congreso.

"Sánchez quiere dividir entre los constitucionalistas y los que quieren romper España. Ayer estábamos Ciudadanos y PP por un lado, y PSOE, Podemos, Bildu, ERC, PDeCAT, PNV y Compromís por otro", ha subrayado.

Con todo, ha reivindicado el apoyo que ofreció a Sánchez en materia presupuestaria si se mantenía la senda de déficit que aprobó el PP y sobre la utilización de la mayoría 'popular' en el Senado para la aplicación del artículo 155 de la Constitución española en Cataluña.

"Desde el principio dije que había que remar juntos (...) Nuestra extrañeza es que a nosotros se nos ha llamado de todo. A Aznar asesino por participar junto a 47 países en el mandato de la ONU de la reconstrucción de Irak, a Rajoy indecente por no vigilar a dos alcaldes y a mí me han comparado con Salvini", ha sentenciado.

COMPARA A CATALUÑA CON UN NARCOESTADO

Por último, el líder 'popular' ha comparado la circunstancia que se está viviendo en Cataluña con los "narcoestados" porque considera que en ambas situaciones "las cárceles se convierten discrecionalmente distintas dependiendo de los presos".

Casado considera así que los dirigentes independentistas que se encuentran encarcelados tienen un trato distinto al del resto de los presos. "Que España tenga presos de primera y de segunda, me lo cuentan hace 5 años y no me lo creo", ha zanjado.