Casado pide a Vox no "politizar" con la violencia de género y avisa a la izquierda que no aceptará sus "lecciones"

El Presidente del Partido Popular, Pablo Casado, visita Melilla
Europa Press - Europa Press
Actualizado 03/01/2019 14:30:21 CET

Cree que la izquierda está "muy nerviosa" al ver que el PP puede liderar un cambio en Andalucía tras casi 40 años "en blanco y negro

CEUTA, 3 (MELILLA)

El presidente del PP, Pablo Casado, ha pedido este martes a Vox que se saque la violencia de género del debate partidista y no "politice" con este asunto porque todos deben ir "juntos" para combatir esta "terrible lacra social". Eso sí, ha recalcado que el PP tampoco va a aceptar "lecciones" de partidos de izquierda como el PSOE que "cenan con terroristas en Nochebuena" o pactan con los independentistas que "quieren destruir España".

Casado ha abierto su intervención en un acto en Ceuta para arropar la candidatura de Juan Vivas con un minuto de silencio por la primera víctima de violencia machista en Laredo (Cantabria). Según ha añadido, toda la sociedad debe caminar unida hacia su "erradicación definitiva".

Así ha respondido después de que el partido de Santiago Abascal haya condicionado su apoyo a PP y Cs en Andalucía a que eliminen las medidas contra la violencia machista. Tanto 'populares' como el partido naranja han expresado su rechazo a esas exigencias de Vox.

COMPROMISO DEL PP CONTRA LA VIOLENCIA DE GÉNERO

El líder del PP ha asegurado que con la violencia de género "no hay que politizar" y ha añadido que "nadie" le va a dar "lecciones" en esta materia porque su formación "lanzó, promovió y aprobó" al plan nacional contra la Violencia de Género, el "más ambicioso de la historia de España" dotado con mil millones de euros y con el acuerdo de casi todos los grupos parlamentarios del Congreso.

Además, ha señalado que ese acuerdo "remataba una estrategia nacional" que empezó el PP en la anterior legislatura que "lideró Juanma Moreno" cuando era secretario de Estado de Servicios Sociales e Igualdad con Mariano Rajoy.

"Lo que tenemos que hacer es erradicar cualquier tipo de asesinato y en especial sacar del debate partidista esta materia que por desgracia sigue llenando de dolor a tantas familias de nuestro país", ha proclamado Casado.

Eso sí, ha avisado que el PP tampoco va a permitir "ninguna lección por parte de la izquierda de como combatir esta lacra social" ni va a permitir que la izquierda "ponga cordones sanitarios a algunos partidos" cuando "ellos están cenando con los terroristas de ETA en Nochebuena" y están "pactando con los que quieren destruir España", "alentando la kale borroka en las calles" de Cataluña.

De esta forma ha respondido a las críticas de PSOE y Podemos. La secretaria de Igualdad y Equidad del PSOE andaluz, Elena Ruiz, instó a Ciudadanos a dar una "respuesta rotunda" con el fin de aclarar si "está dispuesto a desproteger a las mujeres andaluzas a cambio de algunos sillones en la Junta". Por su parte, la líder de Podemos Andalucía, Teresa Rodríguez, acusó a Vox de plantear unas medidas que "son una clara expresión del carácter misógino, antimujeres y de su complicidad con los asesinatos vinculados a la violencia machista".

COMPROMISO CONTRA LA VIOLENCIA DE GÉNERO

Casado ha recalcado que es "rotundo" el compromiso del PP con las mujeres frente a la violencia, así con aquellas personas que sufren la exclusión y la discriminación. Según ha añadido, el PP "apuesta por la igualdad real" apostando por la conciliación y luchando contra la brecha salarial entre otras medidas.

"Sobre todo somos el partido que conseguimos que las mujeres en España tuvieran la autonomía vital de tener un puesto de trabajo que las hacia independientes", ha dicho Casado, tras recordar que este año se ha seguido creando empleo "gracias a las políticas del PP".

Por eso, el presidente del PP ha insistido en que el PP no va a recibir "lecciones" de aquellos partidos como los socialistas que, ha proseguido, cuando gobiernan "destruyen empleo femenino y generan más desigualdad salarial, sobre todo en las personas más vulnerables", ha resaltado.

UN PLAN DE CHOQUE PARA ANDALUCÍA

Casado ha afirmado que la izquierda "se está poniendo muy nerviosa" al ver que el PP puede liderar un cambio de gobierno en Andalucía después "de cuatro décadas en monocolor en blanco y negro del PSOE" dejando esa comunidad en unas "cifras de paro, servicios básicos y problemas de corrupción que tiene que pasar a la historia"

"El PP está negociando un acuerdo de futuro para los andaluces, va a liderar un cambio y lo va a hacer con un plan de choque, con bajada impuestos, mejora sanitaria, abriendo puertas y ventanas y adelgazando la burocracia", ha afirmado, para agregar que se trata de hacer en Andalucía lo que ya han hecho en España cuando ha gobernado el PP.

Casado ha afirmado que esa agenda de cambio va a ser ejemplo de lo que "va a venir en mayo", tras las elecciones autonómicas y municipales. Según ha dicho, el PP va a presentar a esos comicios una agenda "ambiciosa" y va a decir a la gente que sigue siendo "su partido".

"ÚNICO PARTIDO QUE GARANTIZA LA UNIDAD TERRITORIAL"

En materia territorial, Casado ha aseverado que el PP es el "único partido que garantiza la unidad de España" y ha añadido que le "duele" ver cómo el jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, se "humilla" recibiendo al presidente de la Generalitat, Quim Torra, como si fuera el "jefe de un Estado extranjero".

Por eso, y ante lo que está sucediendo en Cataluña, ha defendido de nuevo la aplicación del artículo 155 de la Constitución. De hecho, ha señalado que ésa será la primera medida que tomará su Consejo de Ministros si llega al Palacio de la Moncloa, con medidas como asumir las competencias penitenciarias para impedir "homenajes" a los presos independentistas, el control de los Mossos o el cese de la "propaganda y el adoctrinamiento" independentista.

Contador