Casado reunirá en Barcelona a la cúpula del PP en vísperas de la "fiesta xenófoba" de la Diada

El presidente del PP, Pablo Casado,  preside la reunión del Comité de Dirección
TWITTER DE PABLO CASADO
Actualizado 29/08/2018 19:37:53 CET

LOGROÑO/ MADRID, 29 (EUROPA PRESS)

El presidente del PP, Pablo Casado, ha convocado en Barcelona la primera reunión del curso de la Junta Directiva Nacional del partido el próximo 8 de septiembre, en vísperas, ha dicho, de la "festividad xenófoba" de la Diada, que se celebra el 11.

Casado ha realizado este anuncio en un acto público en Logroño, dirigido principalmente a alcaldes y portavoces de los 'populares', en el que también ha intervenido el presidente del PP riojano y de Gobierno regional, José Ignacio Ceniceros. Con el encuentro de esta tarde ha concluido la visita que ha girado el líder del PP a La Rioja, que ha tenido su inicio en un recorrido por la Bodega Institucional de la Grajera y al Instituto de las Ciencias de la Vid y el Vino (ICVV).

Ha explicado que coincide también con el aniversario de la aprobación en el Parlamento de Cataluña de las leyes de desconexión los días 6 y 7 de septiembre del año pasado, poco antes de aprobar la declaración de independencia de Cataluña, y que ha señalado fueron "días de la infamia".

El presidente 'popular' ha cargado contra la celebración de la Diada, jornada que se ha convertido a su juicio en una festividad xenófoba en la que "se insulta a los constitucionalistas y se enarbolan símbolos de aquellos que quieren romper España".

El dirigente 'popular' ya organizó en Barcelona la primera reunión del Comité Ejecutivo Nacional del nuevo PP, el surgido del congreso de julio, y lleva de nuevo a la ciudad condal la primera Junta Directiva Nacional.

MENSAJE A LA SOCIEDAD CATALANA

Esta convocatoria de nuevo en Barcelona deja claro que Cataluña es una prioridad para el PP en este curso, la defensa de unidad de España y la recuperación de la libertad y la cohesión en Cataluña, según las propias palabras de Casado, que quiere lanzar "un mensaje inequívoco" a la sociedad catalana.

La presencia de la cúpula del PP nacional en Cataluña llega además en plena polémica por la colocación y retirada de lazos amarillos de las calles. Este mismo miércoles, Casado ha expresado su apoyo "a todas las personas que quieran retirar lazos amarillos, que son un insulto a la democracia y al Estado de derecho".

INCERTIDUMBRE

En su intervención en Logroño, Casado ha realizado un repaso a la actualidad nacional con especial incidencia a lo que ha denominado los "bandazos" que realiza el Gobierno central en materia política. Un Ejecutivo surgido de una "moción de censura vergonzate", a través de una "coalición en negativo" de 'socialistas' junto a "enemigos de la unidad de España".

En este punto, ha señalado que "están generando incertidumbre y desconfianza" en el área económica que está provocando que haya algunas cifras de "desaceleración". Ha criticado asimismo que quieran aumentar los impuestos "en 9.000 millones de euros, que supone 1.000 euros por cada contribuyente".

Sobre el cambio en la política penitenciaria en relación con ETA ha rechazado las palabras del ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska --quien ha dicho que el PP "inocula odio"--, y ha precisado que lo que no puede hacerse "es dar beneficios a los asesinos", al tiempo que ha recordado que "los demócratas han vencido y los asesinos deben pagar".

En su intervención, Casado se ha referido también a las "cesiones" a los independentistas que se evidenciaron en la reunión que mantuvo Sánchez con el presidente de la Generalitat, así como la "demagogia" en materia de inmigración del Ejecutivo, que les ha llevado a tener que cambiar en varias ocasiones sus decisiones, ante la "peor ola migratoria desde 2008". Para los 'populares' la inmigración deber ser "legal, regulada y vinculada al mercado laboral".

El presidente del PP también ha criticado que Sánchez no opine, ahora que está en Latiamerica, sobre la complicada situación de Nicaragua o de la difícil situación de Venezuela donde "la gente debe ir con bolsas de billetes para comprar una lata de arroz".

Casado ha señalado que "no van a caer en la trampa" del debate sobre el Valle de los Caídos que busca, entre otras cuestiones, "ocultar la incapacidad de gobernar" del Ejecutivo, sino que lo que hay que buscar es "no revisar lo que pasó hace medio siglo, sino construir un futuro mejor". Finalmente ha asegurado que su formación está "más fuerte" y "unido que nunca".

Por su parte, Ceniceros ha señalado que "la verdadera política no se hace con fotos bonitas, sino que es, como hoy ha hecho Pablo Casado, estar y escuchar a la gente". Estos con "viejas recetas que dan buenos resultados", ha añadido.

"Estamos en un momento político importante para nuestro país, donde vemos esa inestabilidad que genera este Gobierno nacional", por lo que ha animado a seguir sumando en torno al PP pensando en "el futuro que tenemos por delante".