Catalá cuestiona el nombramiento del juez de Prada como vocal del CPGJ porque no le ve "ningún mérito"

Rafael Catalá, diputado del PP
GPPOPULAR
Publicado 13/11/2018 11:15:02CET

MADRID, 13 Nov. (EUROPA PRESS) -

El exministro de Justicia del PP, Rafael Catalá, ha afirmado que no le ve "ningún mérito" al juez Ricardo de Prada para que sea nombrado vocal del Consejo General del Poder Judicial (CPGJ), pero ha insistido en que el PP "no vetará" a ninguna persona y que es al PSOE al que le corresponde dar explicaciones al respecto de los vocales que propone para el órgano de gobierno de los jueces.

"Si el señor Ricardo de Prada va a estar en el Consejo en vez de la Audiencia Nacional tendrá que explicarlo el PSOE", ha sentenciado Catalá en una entrevista en Cadena COPE, recogida por Europa Press, insistiendo en que el magistrado que juzgó la trama Gürtel, y al que se le atribuyen las frases mas duras de la sentencia, no es la persona más indicada para unirse al Consejo.

Preguntado si el nombramiento del juez Manuel Marchena, para convertirse en el presidente del Tribunal Supremo y presidente del CGPJ, que iba a presidir el tribunal del juicio del procés puede influir en este caso, inclinando la balanza hacia el delito de sedición y no de rebelión, el dirigente 'popular' ha afirmado que se trata de una decisión "muy valorada" y que no va a suponer cambios en el juicio.

"El hecho de que la sala se configure con otra composición no corre ningún riesgo, porque no es un tema de personas", ha asegurado Catalá, tras saberse .

A juicio de Catalá, en el caso de la Abogacía del Estado sí ve influencia política, afirmando que "ha recibido instrucciones". Por contra, el exministro considera que la Fiscalía del Supremo, en este caso, "está impecable, con firmeza, desde el primer escrito hasta el último".

Catalá ha recordado que el sistema para renovar el CGPJ es democrático y que se practica en otros países con "total normalidad", por lo que ha pedido a Ciudadanos, que ha sido muy crítico las últimas jornadas con la forma de elegir al Consejo, que "deje de propugnar que no se cumplan las leyes".