Publicado 26/04/2021 20:55CET

CCOO pide al Gobierno "un análisis en profundidad" de las cartas amenazantes antes de "culpar" al vigilante de Correos

Archivo - Correos.
Archivo - Correos. - CORREOS - Archivo

MADRID, 26 Abr. (EUROPA PRESS) -

El sindicato CCOO ha pedido al Gobierno que realice "un análisis exhaustivo y en profundidad" tras lo ocurrido en el caso de "la falta de detección" de cartas con amenazas, en lugar "de culpar al vigilante que presuntamente no detectó en el escáner" los sobres con balas dirigidos a la directora de la Guardia Civil, María Gámez, el líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, y otro sobre con un arma blanca destinada a la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto.

"El intento de no asumir la responsabilidad y de no investigar posibles fallos en las operativas de seguridad, basándose en inculpar a un vigilante, no aborda con rigor la búsqueda de soluciones a la problemática que venimos denunciando desde hace tiempo en Correos", ha explicado la organización, que denuncia el "trasvase y externalización de la actividad, la subcontratación de determinados servicios o la precarización de las condiciones de trabajo".

En este contexto, CCOO ha solicitado "una revisión minuciosa de los protocolos de seguridad en la empresa pública estatal, así como de los pliegos de contratación en la adjudicación de servicios, para conocer cuáles son las condiciones de ejecución de estos". Además, ha insistido en que la investigación no se centre "únicamente en determinar si fue correcta o no la actuación del trabajador de seguridad de la empresa tras la entrada de los sobres en Correos".

"CCOO rechaza de pleno una vez más que se pretenda resolver este asunto, como casi siempre, 'culpabilizando' a un trabajador para quitarse la polémica de en medio. Correos debe clarificar si ha habido un fallo en los sistemas operativos de seguridad", ha señalado.

Por último, el sindicato condena "rotundamente" las cartas amenazantes. "Es totalmente inadmisible la utilización de la mayor empresa pública de este país, Correos, para el envío de sobres con amenazas, algo que conlleva un claro delito de odio que hay que condenar sin paliativos en democracia", ha concluido.

Contador