Actualizado 11/12/2007 13:35 CET

Chacón califica de "electoralista" y "negativo" el veto de CiU a los PGE y se mostró convencida de que saldrán adelante

La ministra consideró que si el veto se consolidara Cataluña perdería "hasta 670 millones de euros"

MADRID, 11 Dic. (EUROPA PRESS) -

La ministra de Vivienda, Carme Chacón, calificó hoy de "electoralista" la aprobación en el Pleno del Senado del veto a la sección de Vivienda de las cuentas del Gobierno para 2008 presentado por CiU y lo consideró "más que negativo" para los intereses de los catalanes.

Chacón hizo hoy estas declaraciones, a preguntas de los periodistas, tras la firma de un convenio con la Ciudad Autónoma de Melilla para la gestión conjunta de la Renta Básica de Emancipación. La ministra se mostró "convencida" de que el veto se levantará en el Congreso de los Diputados por lo que, a su juicio, "los presupuestos saldrán adelante". Recalcó que el Ministerio de Vivienda es el que financia ocho de cada diez viviendas protegidas que se construyen en España.

Para Chacón, este veto manifiesta que "cada vez que CiU puede aliarse con el PP y apoyarle contra los intereses de lo ciudadanos, contra Zapatero y contra los intereses incluso de Cataluña, lo hace". Así, acusó a CiU de hacer "la misma oposición que el PP" que, a su juicio, carece de "propuestas, ideas y alternativas". "Sólo juega a la contra, a lo negativo y a obstruir las propuestas de aquellos que estamos trabajando pensando en los ciudadanos", añadió.

En este sentido, la ministra consideró que si este veto se consolidara --"cosa que no va a ser", dijo-- serán "muchas las comunidades autónomas que van a perder" y en el caso de Cataluña, perdería "hasta 670 millones de euros", así como "la nueva metodología de computo de inversiones en Cataluña".

"Aunque vengan las elecciones los políticos deben ser conscientes de que tenemos problemas con los que no podemos jugar, y la vivienda es uno de ellos", dijo. Así, consideró que el Gobierno español está haciendo "la aportación más importante que ha visto España" en cuanto a presupuestos de vivienda, con "más de 8.000 millones de euros", por lo que abogó por "olvidar que vienen las elecciones, olvidar los colores políticos y trabajar codo con codo con todas las Cortes Generales para hacer que la vivienda deje de ser un problema y sea un derecho".