Ciudadanos elegirá a los miembros de la gestora y pondrá fecha al congreso extraordinario el 30 de noviembre

Publicado 15/11/2019 12:26:03CET
El presidente del Consejo General de Ciudadanos, Manuel García Bofill, junto a los demás miembros de la Mesa de este órgano.
El presidente del Consejo General de Ciudadanos, Manuel García Bofill, junto a los demás miembros de la Mesa de este órgano. - CIUDADANOS - Archivo

Una parte de los consejeros rechazaría una gestora copada por los miembros de la antigua Ejecutiva de Albert Rivera

MADRID, 15 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Consejo General de Ciudadanos se reunirá finalmente el próximo 30 de noviembre y será entonces cuando elija a los miembros de la gestora que gestionará el partido de forma interina y cuando pondrá fecha al congreso extraordinario, en el cual se decidirá quién asume el relevo de Albert Rivera en la Presidencia.

La reunión se celebrará 20 días después de las elecciones generales del 10 de noviembre, cuyo resultado para Cs --2,5 millones de votos menos que en abril y una pérdida de 47 escaños-- motivó la dimisión de Rivera. Desde entonces, continúa en funciones el Comité Permanente de la Ejecutiva, con el secretario general, José Manuel Villegas, al frente.

Pero los Estatutos de la formación naranja establecen que en una situación como esta es necesario constituir una gestora, que deberá tener entre diez y quince miembros, incluido el presidente del Consejo General, Manuel García Bofill.

En el encuentro del sábado 30, que comenzará a las 11.00 horas, se propondrá una lista de candidatos a integrar la gestora, y los consejeros podrán aprobarla --con al menos dos tercios de los votos-- o rechazarla. En el caso de que no la acepten, será necesario presentar otra lista, y así sucesivamente hasta que le den su visto bueno.

Es posible que la lista que se proponga incluya a los integrantes del actual Comité Permanente, formado por quince personas tras la salida de Rivera, para que sean ellos quienes continúen gestionando el partido durante los próximos meses.

AUTOCRÍTICA Y RENOVACIÓN

Sin embargo, fuentes de Cs han explicado a Europa Press que una parte de la militancia vería mal esta solución, pues consideran que los actuales secretarios ejecutivos son quienes "han llevado al partido al borde del abismo".

Por ello, una parte de los consejeros mostrarían su rechazo votando en contra, aunque las fuentes creen que serían un porcentaje pequeño, ya que el Consejo General "está lleno de cargos y gente del aparato".

El grueso del Consejo General son representantes elegidos por los afiliados (125), a los que se suman los integrantes del Comité Ejecutivo hasta un máximo de 20 y los portavoces de los Comités Autonómicos y del Comité Internacional; unas 160 personas en total. Su composición actual se decidió en el congreso de Cs de febrero de 2017 y entonces la gran mayoría de los consejeros eran afines a Albert Rivera y su equipo.

No obstante, desde entonces y especialmente tras la debacle electoral del pasado domingo, puede que la situación haya cambiado. Dentro del Consejo hay quienes creen que se necesita una renovación y, sobre todo "una gestión más neutral del partido" hasta la Asamblea General donde se elegirán los nuevos órganos de dirección.

"Se abre un periodo de muy necesaria autocrítica y de corrección de errores de la que tiene que surgir un proyecto renovado", han indicado estas fuentes a Europa Press. A su juicio, Ciudadanos es "más necesario que nunca" ante el escenario de polarización política que hay en España y por eso en este momento la organización debe "estar a la altura".

NUEVO LIDERAZGO A PARTIR DE MEDIADOS DE MARZO

De acuerdo con los Estatutos, el gobierno de la gestora no podrá exceder de los seis meses. Pero no se llegará a superar ese plazo porque el congreso extraordinario donde se resolverá la sucesión de Rivera tendrá lugar a partir del 10 de marzo, aunque habrá que esperar a la reunión del Consejo General para saber la fecha concreta.

La que será la V Asamblea General de Ciudadanos congregará a cientos de delegados de toda España, que serán los que determinarán con su voto quién debe liderar el partido en el futuro, tanto el presidente como el resto de miembros de la Ejecutiva nacional.

De momento, la opción con más posibilidades de éxito es la de la portavoz en el Congreso y exlíder en Cataluña, Inés Arrimadas, por ser quien goza de un apoyo más amplio entre los antiguos dirigentes del partido, si bien ella aún no se ha pronunciado.