Ciudadanos expedienta a Bal e Igea y les impide asistir al Consejo General que iba a debatir la retirada del 23J

Archivo - El portavoz nacional de Ciudadanos, Edmundo Bal, junto a Francisco Igea.
Archivo - El portavoz nacional de Ciudadanos, Edmundo Bal, junto a Francisco Igea. - EUROPA PRESS - Archivo

Leer más acerca de:

Actualizado: lunes, 26 junio 2023 16:11

MADRID, 26 (EUROPA PRESS)

El Comité de Régimen Disciplinario de Ciudadanos ha resuelto la apertura de sendos expedientes disciplinarios contra Edmundo Bal y Francisco Igea por sus críticas a la renuncia a concurrir a las elecciones generales del 23 de julio, y, como medida cautelar, se les impedirá participar en el Consejo General del próximo viernes, donde los críticos iban a expresar su malestar con esta decisión ante la Ejecutiva.

Fuentes de la dirección de Ciudadanos han confirmado a Europa Press que el coordinador nacional de la formación, Carlos Pérez-Nievas, presentó una denuncia ante el órgano competente tras recopilar manifestaciones públicas del diputado y del procurador 'naranja' en las Cortes de Castilla y León en las que criticaban ampliamente a la Ejecutiva por no concurrir a los comicios generales.

Bal, una de las caras más visibles del sector crítico, tachó de cobarde" a la dirección del partido por no presentar listas el 23J y en sucesivas ocasiones ha repetido que el objetivo de la actual dirección 'naranja' es "guardarse el dinero que hay en la caja para poder hacerse una campaña en las elecciones europeas" de 2024, en velada referencia al secretario general, el eurodiputado Adrián Vázquez, probable candidato a la reelección.

La Ejecutiva 'naranja' interpretaba que, con estas declaraciones, se estaba cuestionando su legitimidad y se estaba poniendo en cuestión la gestión de los fondos del partido. La portavoz nacional, Patricia Guasp, desveló en una entrevista la apertura del expediente disciplinario en contra del diputado y este anunció la tramitación de una querella por revelación de secretos.

Ahora, el Comité de Régimen Disciplinario ha abierto un expediente contra Bal e Igea, ambos miembros del Consejo General, el máximo órgano político del partido entre asambleas generales. Junto a ellos, han resultado expedientados también otros dos miembros de este órgano, Borja Soto Foxá y Víctor Gómez Frías. Todos ellos perderán sus cargos orgánicos y, en consecuencia, quedan expulsados del Consejo General.

ÓRGANO INDEPENDIENTE

Los cuatro afectados tienen ahora un plazo de cinco días para presentar alegaciones ante el Comité de Garantías, que será el que determine finalmente la sanción. Por el momento, las medidas son cautelares.

La dirección de Ciudadanos insiste en distanciarse de la decisión del Comité de Régimen Disciplinario, aduciendo que es un órgano independiente. Así, señalan a Europa Press que ignoran las consecuencias de los expedientes disciplinarios. Cabe resaltar que los miembros del Comité de Régimen Disciplinario y del Comité de Garantías son elegidos de entre las personas que integran el Consejo General.

El frente crítico quería aprovechar la cita del Consejo General del viernes para expresar su descontento con la decisión de no concurrir a las elecciones. Está compuesto por 125 miembros, incluyendo a los cincuenta integrantes del Comité Nacional que decidió renunciar a las generales más una serie de representantes elegidos por la Asamblea de la refundación y un grupo de partidarios de la lista de Edmundo Bal que perdió las primarias ante la candidatura de Patricia Guasp y Adrián Vázquez auspiciada por Inés Arrimadas.

Además de Bal e Igea, figuran el 'número dos' de su candidatura, Santiago Saura, que era concejal en el Ayuntamiento de Madrid; y diputados que se alinearon con Bal en su disputa por el liderazgo 'naranja': Juan Ignacio López-Bas, María Muñoz (actualmente fuera del partido), Mari Carmen Martínez Granados, Sara Giménez y Miguel Gutiérrez.

La reunión del viernes tiene carácter ordinario y se celebra cada tres meses. En esta ocasión, se presentará una propuesta de modificación de los estatutos para adecuar la estructura. Pero los consejeros podrán registrar temas para ser debatidos en el seno del órgano y ahí es donde los críticos tendrán la oportunidad de trasladar su disconformidad con la decisión tomada por la Ejecutiva 'naranja'.

"Expulsar de un consejo decisivo a los críticos", ha lamentado Igea a través de la citada red social. En otro mensaje, ha indicado que está "francamente más entristecido que sorprendido". "Ni (los expresidentes de Ciudadanos) Albert Rivera cuando critiqué abiertamente la decisión de no pactar con el PSOE, ni Inés Arrimadas, se atrevieron nunca a tanto", ha agregado. "El liberalismo sin libertad", ha zanjado.

ALTERAR EL CONSEJO GENERAL

Los cuatro expedientados han compartido un comunicado escrito "por afiliados" tras conocer la noticia, en el que critican a la Comisión de Régimen Disciplinario por "agravar la imagen de parcialidad" al "ejecutar con celeridad las sanciones deseadas por los dirigentes de Ciudadanos".

En su escrito, afirman que los expedientes suponen "un autocrático intento de alterar a su favor el funcionamiento del partido" porque el Consejo General está encargado de definir la política general, controlar a la Ejecutiva e incluso reformar los estatutos.

"La razón por la que la Ejecutiva ha solicitado y la Comisión Disciplinaria no ha dudado en imponer esta cautelar es clara: impedir a varios consejeros utilizar sus voces y sus votos el próximo viernes", han agregado, lamentando que se alterarán así "las deliberaciones y mayorías en la reunión ordinaria, "donde se debía valorar la acción política de la Ejecutiva".

"Digámoslo claro: Ciudadanos está siendo víctima de prácticas gravemente antidemocráticas", acusan, antes de señalar que "lo único" que la afiliación puede hacer es decir "basta".

Por lo tanto, los miembros del Consejo General que suscriban el comunicado, hayan recibido o no un expediente que les expulse del Consejo General, han decidido no acudir a este órgano "cuyas mayorías han sido alteradas hasta que la Ejecutiva rectifique y se retiren, por tanto, todos y cada uno de los expedientes injustos".

Los afiliados consideran que en la dirección puede haber quienes "aún rectifiquen a tiempo de evitar los gravísimos hechos que se consumarían" el viernes y, junto a ellos y todos los afiliados, podrían "buscar un futuro a Ciudadanos y a las políticas de centro liberal y progresista en una asamblea general sin trampas ni sesgos".