Actualizado 10/11/2007 15:57 CET

La Concejalía de Sanidad finaliza su campaña de revisión de la piel a 900 personas mayores de la ciudad

VALENCIA, 10 Nov. (EUROPA PRESS) -

La Concejalia de Sanidad del Ayuntamiento de Valencia está a punto de finalizar su campaña anual de revisión de la piel, que lleva a cabo en los centros municipales de Actividades para Personas Mayores, y en que han participado 900 personas mayores de estos Centros, a las cuales se ha realizado una revisión a lo largo de 2007, informaron fuentes municipales en un comunicado.

Según destacó la concejal Delegada de Sanidad, Lourdes Bernal, el objetivo de las Campañas de Promoción de la Salud de Sanidad es "mejorar la calidad de vida de los ciudadanos, anticipándonos a los problemas de salud que puedan padecer", en concreto, con esta campaña "hemos querido explorar la piel de los pacientes para detectar precozmente las lesiones que puedan tener carácter de malignidad", apuntó.

El programa de Promoción de la Salud en las Personas Mayores, se realiza desde el año 1993. "En lo relativo a los problemas de piel, el programa se inició siendo conscientes de la importancia vital que supone poder reducir la mortalidad, al detectar los tumores en una fase temprana de su historia natural, en la que se puede realizar su curación", señaló Lourdes Bernal.

Gracias al convenio de colaboración firmado con el Instituto Valenciano de Oncología en el año 2002, ante cualquier lesión presuntamente cancerosa o precancerosa se envía al paciente al servicio de dermatología del IVO para que sea diagnosticado y en consecuencia tratado si procede lo más prontamente posible.

En los últimos años, se ha incrementado progresivamente el interés acerca del melanoma maligno, un tipo altamente agresivo y potencialmente letal de cáncer de piel. Los datos epidemiológicos referentes a este tumor indican que su incidencia va en aumento en gran número de países, a un ritmo aproximado del cinco por ciento al año.

Por ello, este programa de detección precoz de la Concejalía de Sanidad se desarrolla anualmente con el objetivo de detectar la incidencia del cáncer de piel y mucosa oral, disminuir la prevalencia del mismo y reducir la incidencia de las secuelas de las enfermedades derivadas de los tumores cutáneos y de mucosa oral.