Actualizado 19/11/2007 19:23 CET

Condenan a siete años a un hombre por golpear a otro con un destornillador y una barra metálica en Málaga

MÁLAGA, 19 Nov. (EUROPA PRESS) -

La Audiencia Provincial de Málaga ha condenado a un marroquí a siete años de prisión y al pago de una indemnización de 68.000 euros por golpear a otro en la cabeza con un destornillador y una barra metálica, agresión con la que le causó graves lesiones que si no hubiera sido por la rápida asistencia médica le habrían provocado la muerte.

Los hechos sucedieron el 27 de noviembre de 2005 cuando, según la sentencia de la Sección Segunda a la que tuvo acceso Europa Press, la víctima, el acusado y otros dos hombres estaban en un bar de la calle Eugenio Gross de la capital consumiendo bebidas alcohólicas, lo que mermaba sus facultades intelectivas.

Cuando salieron del bar, porque les echó el dueño, se montaron en una furgoneta y tanto el perjudicado como el supuesto agresor se sentaron en el asiento de atrás. Pasados unos minutos, el que iba de copiloto pidió al conductor que detuviera el coche y se bajó, según se declara probado en la resolución de la Audiencia.

La discusión continuó y, en un momento dado, el acusado cogió un destornillador y un tubo metálico que se encontraban en la parte trasera y golpeó con dicho objetos a la víctima en la cabeza. Luego, tanto el conductor como el procesado llevaron al herido al hospital, donde lo dejaron sin casi pararse y sólo después de dar el nombre y dejar un teléfono móvil.

El hombre sufrió lesiones de gravedad hasta el punto de que de no haber recibido asistencia médica urgente le hubieran producido la muerte. Así, la Sala condena al acusado por un delito de lesiones, puesto que aunque dice que se trató de "una brutal" agresión que "no deja dudas de sus intenciones letales", posteriormente el acusado le llevó al hospital. Además, estima la atenuante de embriaguez.