El Congreso deja en el tintero el voto rogado, el régimen especial balear y dos estatutos

Actualizado 25/10/2015 12:08:43 CET
El león del Congreso
WIKIMEDIA COMMONS

No se creó la subcomisión que pidió el PP para cambiar la elección del alcaldes ni la del PSOE para estudiar la reforma constitucional

MADRID, 25 Oct. (EUROPA PRES) -

El Congreso se disolverá este martes dejando en el tintero cuatro leyes sin aprobar, aunque tres de ellas, al tratarse de iniciativas planteadas por Parlamentos autonómicos --dos son reformas de estatutos de autonomía--, se retomarán en la próxima legislatura, que arrancará en enero.

Uno de los textos que se han quedado 'colgados' es un proyecto de ley del Gobierno sobre el régimen especial de las Islas Baleares que el Consejo de Ministros aprobó en abril y que inicialmente se iba a tramitar por el procedimiento de urgencia.

Sin embargo, y dado el cambio de gobierno en las islas, los plazos para la presentación de enmiendas se fueron ampliando sin llegar siquiera a celebrarse el debate para su toma en consideración, por lo que el texto decaerá una vez 'muera' oficialmente la legislatura el próximo martes.

La segunda norma que queda pendiente de aprobación es una iniciativa procedente del Parlamento gallego y registrada en la anterior legislatura. Se trata de una proposición de ley orgánica para modificar la Ley Electoral con vistas a eliminar el voto rogado que se impuso a los emigrantes españoles con la última modificación de la legislación electoral.

El Pleno del Congreso aceptó tramitarla el pasado mes de marzo, pero después quedó 'congelada' y ni siquiera llegaron a presentarse enmiendas al texto. Al ser un texto propuesto por una autonomía podrá seguir su recorrido cuando se constituya el nuevo Congreso, aunque cabe la posibilidad de que se vuelva a someter a un debate de totalidad.

TRES LEGISLATURAS PARA CAMBIAR UN ESTATUTO

El tercer texto legislativo que no verá la luz en esta legislatura, aunque también podrá reactivarse en la siguiente, es la reforma del Estatuto de la Comunidad Valenciana, una iniciativa que, para más 'inri' se había registrado en la anterior legislatura, concretamente en marzo de 2011.

El texto, que persigue mejorar la financiación de esta comunidad, se había aprobado con la mayoría absoluta del PP en las Cortes Valencianas, pero las reticencias del PP nacional a atender esa reivindicación desde el Gobierno fueron postergando su debate. Cada vez que se incluía en el orden del día del Pleno del Congreso, el Parlamento proponente pedía aplazarlo.

El cambio en la correlación de fuerzas en las Cortes Valencianas y el nuevo gobierno valenciano de PSOE y Compromís permitió llevar por fin el texto al hemiciclo el pasado mes de septiembre. El PP acabó aceptando su tramitación, pero a partir de ahí prórrogas y a la nevera.

SEGUNDO INTENTO PARA EL ESTATUTO CANARIO

Además, el pasado mes abril llegó al Congreso otra propuesta de reforma estatutaria, esta vez con la firma del Parlamento de Canarias. Se trata del segundo intento que hace el archipiélago para cambiar su norma máxima, puesto que esta iniciativa se basa en la frustrada reforma impulsada en 2006, también por CC y socialistas, dentro de la ola de los denominados 'estatutos de segunda generación', que se modificaron durante la primera legislatura de José Luis Rodríguez Zapatero.

De momento, los canarios tendrán que seguir esperando porque, con la disolución de las Cortes ni siquiera ha dado tiempo a que el Pleno discuta si acepta o no tramitarlo, un debate que va a quedar pendiente para la XI Legislatura.

Además de estos proyectos legislativos de distinta procedencia, el Congreso se clausurará el martes sin que hayan visto la luz otras muchas iniciativas auspiciadas por los grupos parlamentarios.

NO SE HA DEBATIDO NI UNA COMISIÓN DE INVESTIGACIÓN

Éste es el caso, por ejemplo, de la petición que registró el PP el pasado mes de julio para crear una subcomisión que estudiase su propuesta para reformar la Ley Electoral con el objetivo de cambiar el método para la elección de alcaldes. Su intención, que llevarán al programa electoral para las generales, es crear un sistema para primar al partido más votado y también introducir una doble vuelta en la votación en las municipales.

También se ha quedado en el cajón la iniciativa presentada por el PSOE en diciembre de 2014 para que una subcomisión parlamentaria estudiase la reforma de la Constitución de 1978, una modificación que los socialistas se han comprometido a impulsar en la próxima legislatura.

Igualmente, en esta legislatura ha fracasado un nuevo intento de reformar el Reglamento del Congreso, que data de 1982 y sigue pendiente de actualización. Las discusiones se abrieron a instancias de Izquierda Plural, la Ponencia tardó en arrancar, apenas avanzaba y al final se tiró la toalla en marzo.

NI UNA COMISIÓN DE INVESTIGACIÓN

Por otra parte, durante estos cuatro años los grupos de la oposición han registrado un total de 26 peticiones para crear comisiones de investigación sobre los mas diversos temas que iban desde la corrupción general hasta la supuesta financiación ilegal del PP en particular, pasando por la amnistía fiscal, la quiebra de Bankia, el accidente del Alvia en Santiago, la muerte de 14 inmigrantes en la playa ceutí de El Tarajal o incluso el Golpe de Estado del 23-F.

Sin embargo, ninguna de estas iniciativas llegó siquiera a debatirse puesto que el PP vetó sistemáticamente su inclusión en el orden del día de las sesiones plenarias a lo largo de toda la legislatura.

Además, el Congreso llega al final de este ciclo sin haber cubierto la vacante que dejó en la Mesa de la Cámara el pasado mes de junio el diputado de Convergència (CDC) Jordi Jané, nombrado consejero de Interior por Artur Mas tras la ruptura de la coalición de CiU.

LA MESA ACABÓ 'COJA'

CDC, con el aval de Unió, presentó la candidatura de Jordi Xuclà para sustituirle en la Vicepresidencia Cuarta de la Mesa, pero el PP se ha negado durante los últimos cuatro meses a someter la propuesta a votación en el Pleno. Los 'populares' aseguraban no entender que un partido abiertamente independentista como la actual Convergència tuviera tanta prisa en ocupar esa plaza institucional en la sede de la Soberanía Nacional".

A la baja de Jané podría haberse sumado la de la secretaria segunda del órgano de gobierno de la Cámara, la socialista Carmela Silva, elegida en julio presidenta de la Diputación de Pontevedra. Los socialistas no son partidarios de acumular cargos y, en otras circunstancias, Silva debería haber dejado automáticamente el Congreso, pero visto que quedaban pocas semanas para la disolución de las Cortes y estando abierto el contencioso de CDC, el PSOE optó por dejar que siguiera en su escaño hasta el final de la legislatura.

ASUNTOS QUE NO SALIERON DE MONCLOA

También hay que reseñar los anteproyectos de ley que debatió el Gobierno pero que nunca llegaron a salir del Palacio de la Moncloa. El más conocido es la reforma de la Ley de Aborto que impulsó Alberto Ruiz-Gallardón y que le costó la cartera, pero hubo otros como la reforma de la ley de Contratos del Sector Público y la de Contratación de agua, luz, transporte y correos por parte de las administraciones públicas, que pasó la primera criba del Consejo de Ministros el pasado mes de abril.

La misma suerte corrió la revisión del Código Mercantil que en mayo de 2014 presentó también Gallardón; así como la nueva normativa para Colegios Profesionales, que formaba parte de las exigencias contenidas en el memorándum del rescate bancario, en el que la UE pedía a España más apertura de los servicios profesionales y menos obstáculos a las nuevas actividades, y que pese a que en agosto de 2013 se presentó un primer borrador ha quedado finalmente aparcada en el cajón del Ministerio.

Para leer más