Convocantes del asedio al Congreso el 25-A facilitan tácticas de guerrilla urbana

Actualizado 10/04/2013 14:10:16 CET
EUROPA PRESS

MADRID, 10 Abr. (EUROPA PRESS) -

La Plataforma ¡En Pie!, convocante de las protestas que llaman a "asediar" de forma "indefinida" el Congreso el próximo 25 de abril hasta que dimita el Gobierno, anima a los manifestantes que acudan a la convocatoria a "ejercer la legítima defensa cuando sea necesario" en el caso de que se produzcan cargas policiales y para ello ha puesto a disposición de los asistentes diversas "tácticas defensivas".

En un documento publicado en su página web recogido por Europa Press, en el que exponen su "estrategia" a desarrollar durante la concentración en los alrededores del Congreso, la Plataforma ¡En Pie! avisa de que aunque no pretenden "alarmar a nadie" y que el carácter de la protesta es "pacífico", es necesario tener en cuenta "todos los escenarios posibles", como por ejemplo, que la Policía decida desalojar a los manifestantes y se produzcan cargas.

Lo primero que, a su juicio, deben tener claro los manifestantes antes de participar en la protesta es el papel que quieren desempeñar y la "forma de lucha". El objetivo es que "la gente más combativa y con más capacidad defensiva" se sitúe en las "zonas calientes" --las más próximas al cordón policial y los accesos al Congreso-- y que los que opten por la "resistencia pasiva" o que por edad o condición no puedan estar "en primera línea", se sitúen en las "zonas templadas".

"BLOQUE NEGRO DEFENSIVO"

Una de las tácticas que, según recogen en el texto, podrían emplear los asistentes con un papel "defensivo" más activo, es la denominada como "bloque negro" --black block en inglés--, en la que los que la ponen en práctica van vestidos de negro, a veces con capucha y con la cara tapada para evitar ser identificados, y en la que no se descarta el uso de la violencia, no contra personas "sino contra símbolos del poder político".

"Atendiendo esta tesis, la agresión a personas se da únicamente como forma de autodefensa, normalmente hacia la policía. Es factible que algunas personas el 25-A decidan emplear esta táctica, por tanto es bueno que todo el mundo esté informado para que nadie se asuste. Deja actuar al Bloque Negro, si no lo aceptas, vete a otro sitio, y recuerda que esta propuesta se basa en el respeto entre manifestantes", indican.

En el caso de que se produzcan las cargas, señalan que "la premisa es resistir sin perder terreno" y "no dar un paso atrás si no es absolutamente necesario". "También contamos con que los grupos de defensa más activa y móvil ejercerán su presión desde el primer momento de la carga", afirman, para añadir que en el caso de que no sea posible "aguantar en la posición", los más activos pueden retirarse a "otro lugar cercano desde el que seguir presionando".

QUE LOS NIÑOS SE QUEDEN EN CASA

De producirse detenciones, los convocantes aconsejan, si ven a un agente retener a algún manifestante, ayudarle "para zafarse de la detención". "Para hacerlo pueden tratar de desequilibrar al antidisturbio por medio de empujones u obstruyendo la visión de su casco", apuntan. Para llevar a cabo esto último proponen, por ejemplo, utilizar sprays de nata o de pintura o huevos, intentando, eso sí, "priorizar los elementos más cotidianos" para evitar que sean requisados en caso de registro.

En lo que a la "resistencia pasiva" se refiere, señalan que en la Plataforma no son partidarios de las "sentadas como táctica" porque "dan sensación de desprotección y pasividad" y porque no quieren hacer "apología del victimismo" sino defender "¡En Pie!" los derechos de los ciudadanos. Asimismo, recuerda que se trata de una "movilización para adultos" y que el próximo 25 de abril los niños deben quedarse en casa.

"INHABILITAR CÁMARAS" Y "NEUTRALIZAR FURGONES"

Tampoco son partidarios de crear un "cordón humano de protección" como el que formaron los bomberos de Madrid en la manifestación de la manifestación de la Marea Ciudadana el pasado 23 de febrero, porque además de proteger a los manifestantes "de algún modo también protegen a la policía" y porque podría dificultar la defensa ante cargas policiales para no dañar a los integrantes del cordón.

En su lugar, proponen crear "patrullas defensivas", formadas por "aquellas personas que por su profesión o condición física se vean más preparados", para que "circulen entre los manifestantes" y se ocupen de "defenderles de las agresiones policiales o rescatarles cuando se les está deteniendo.

También sugieren la formación de "grupos solidarios" que se encarguen, además de defender a los manifestantes en caso de carga, de "inhabilitar cámaras de vigilancia" o "neutralizar furgones policiales en caso de que se utilizaran para atacar a los asistentes".

Asimismo, en el documento también facilitan algunas instrucciones de cómo retirar las vallas móviles que, como es habitual, formarán parte del dispositivo de protección del Congreso, y mediante las que, según advierten, la Policía podría tratar de "encapsular" a los manifestantes.

En el texto publicado también confirman que no tienen intención de comunicar oficialmente las protestas a la Delegación del Gobierno en Madrid. "No cumplimos las reglas que nos impone un régimen al que pretendemos derrocar, no tiene sentido informar respecto a dónde, cómo y a qué hora es legítimo defender nuestros derechos. Sería una incoherencia", señalan.

SIN APOYO DE LOS ABOGADOS DE SOL

Las protestas convocadas para el próximo 25 de abril por la Plataforma ¡En Pie! no han recibido el respaldo de la Comisión Legal de la vertiente madrileña del 15M, cuyos abogados se suelen encargar desde que se produjeran las acampadas de Sol en mayo de 2011 del asesoramiento legal de los detenidos en este tipo de movilizaciones.

Según explica la Comisión Legal Sol en un comunicado, no pueden "compartir una convocatoria nacida de un proceso de toma de decisiones que no coincide con los principios de horizontalidad, participación y apertura" que les caracteriza.

"Resulta difícil asumir unos posicionamientos tan lacónicamente mencionados en un manifiesto elaborado por un grupo cerrado y que rechaza abiertamente el diálogo, salvo adhesión previa a aquellos y a la convocatoria en cuestión", manifiestan, para añadir que por este motivo no habrá abogados de guardia ese día.