Actualizado 03/07/2007 21:20 CET

Debate.- Diputado del PP llama "majadero" a Zapatero por recordar a Rajoy la "plastilina" del Prestige

MADRID, 3 Jul. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Congreso, Manuel Marín, se vio obligado a llamar varias veces al orden a los diputados ante el alboroto creado en el hemiciclo durante el 'rifirrafe' entre José Luis Rodríguez Zapatero y Mariano Rajoy en el Debate sobre el estado de la Nación. Uno de los momentos más álgidos fue cuando un diputado del PP llamó "majadero" al jefe del Ejecutivo por recordar a Rajoy sus palabras comparando el fuel del Prestige con "plastilina".

El 'duelo' entre el presidente del Gobierno y el líder del principal partido de la oposición no fue especialmente bronco en comparación con ediciones anteriores, pero el tono del debate subió en ocasiones puntuales, lo que obligó a Marín a tener que tomar la palabra cinco veces para pedir silencio.

"Las condiciones del debate exigen que quien esté en el uso de la palabra se le respete. Ruego que desde todas partes del hemiciclo se respete el uso de la palabra", proclamó Marín, después de que los diputados del PP se quejaran de murmullos en la bancada socialista.

Sin embargo, el ruego del presidente de la Cámara Baja cayó en saco roto porque el alboroto volvió a repetirse tan solo minutos después, ésta vez cuando el jefe del Ejecutivo aseguró que el líder del PP era un experto en "plastilina", en referencia a sus declaraciones comparando el fuel del Prestige con unos hilillos de plastilina cuando ocupaba la Vicepresidencia del Gobierno con José María Aznar.

Marín reclamó entonces a los diputados que mantuvieran la calma asegurando que lo que interesa a la opinión pública es el intercambio de puntos de vista. "Por favor mantengan la calma y la tranquilidad, guarden silencio, por favor", exclamó.

Pero el líder del PP no obvió en su turno de réplica la alusión a la plastilina de Zapatero y, de hecho, admitió que utilizó en su momento la expresión "hilillos de plastilina" porque lo recogía el informe de un técnico.

"LOS GRITOS NO INTERESAN".

Estas palabras volvieron a provocar un gran revuelo en la Cámara y Marín "una vez más" rogó silencio recalcando que a los ciudadanos "no les interesan nada los gritos". Después Zapatero aludiría de nuevo al tema reprochando a Rajoy que ahora eche la culpa a un técnico. "No me extraña el concepto de responsabilidad que tiene", agregó el jefe del Ejecutivo.

El vocerío se dejó notar en otras ocasiones, como cuando el presidente del Gobierno recordó los "lapsus" del presidente del PP en política antiterrorista (al llamar al PSOE partido terrorista o decir que ETA era una nación), habló de los soldados españoles destacados en Líbano y de la retirada de tropas de Irak, o cuando criticó que el PP sea capaz de "querellarse contra policías honestos sólo por hacer daño al PSOE".