Actualizado 16/03/2009 21:09 CET

Defensa activa el Programa de Eficiencia de Gasto para "minimizar" los efectos de la crisis de 2009 a 2011

El nuevo sistema busca reducir las consecuencias de la "actual coyuntura económica" en las cuentas de este año y los dos próximos

MADRID, 16 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Ministerio de Defensa ha puesto en marcha el Programa Permanente de Eficiencia y Economía de Gasto, un nuevo proyecto impulsado por la secretaría de Estado de Defensa para "minimizar los efectos" de la crisis en los presupuestos asignados al Departamento que dirige Carme Chacón en el periodo 2009-2011, así como para mejorar "la cultura de eficiencia, eficacia, austeridad y rendición de cuentas" sobre sus recursos económicos, según consta en una resolución publicada por el Boletín Oficial de Defensa y recogida por Europa Press.

El nuevo sistema de ahorro ha entrado en vigor tras la publicación en el boletín ministerial de una instrucción del secretario de Estado de Defensa, Constantino Méndez, que regula el funcionamiento de dicho programa y establece sus principales premisas. Su fin primordial será "mejorar la eficiencia y la economía en la obtención y la gestión de los recursos públicos asignados al Ministerio de Defensa y a sus organismos dependientes".

Los dos objetivos principales de este proyecto --anunciado por Méndez en su primera comparecencia parlamentaria en octubre pasado para informar sobre los presupuestos de la Secretaría de Estado en 2009-- serán "mejorar la cultura de eficiencia, eficacia, austeridad y rendición de cuentas" sobre las dotaciones económicas de Defensa y "minimizar los efectos derivados de la actual coyuntura económica sobre los presupuestos de los ejercicios 2009-2011".

Esta estimación sobre las repercusiones de la crisis que realiza el Ministerio de Defensa en su instrucción del programa de ahorro de gasto implica que el Departamento que dirige Carme Chacón trabajará todo este año, el siguiente y en 2011 con la perspectiva de que sus presupuestos se verán directamente afectados por las variaciones por la negativa situación económica. Las últimas cuentas, las primeras aprobadas con Chacón como ministra, registraron un recorte de 235 millones de euros, un 2,9 por ciento menos que el ejercicio anterior.

Tanto el secretario de Estado de Defensa como la titular de Defensa, Carme Chacón, y el jefe de Estado Mayor de la Defensa (JEMAD), general del Aire José Julio Rodríguez Fernández, defendieron durante sus respectivas comparecencias parlamentarias para explicar las cuentas del Ministerio la necesidad de que las Fuerzas Armadas se ajusten a las reducciones presupuestarias como servidores públicos, siempre manteniendo íntegra la capacidad operativa y la seguridad de sus efectivos y unidades.

El Programa Permanente de Eficiencia Económica (PPEE) del Ministerio de Defensa establece, entre otras medidas, un nuevo sistema de presupuestación, con el objetivo de "lograr mayor transparencia" en las cuentas y "priorizar" los recursos destinados a servicios, crea un nuevo Sistema Informático de Dirección y Administración Económica (SIDAE) y prevé una actualización de las estructuras y los procedimientos de administración.

El anterior programa de ahorro económico, el denominado Grupo de Evaluación de Costes, puesto en marcha en el Ministerio de Defensa en 2008 logró reducir los gastos en un total de 270 millones de euros, según informó el secretario de Estado de Defensa en su comparecencia parlamentaria para detallar las cuentas del Departamento que dirige Carme Chacón.