La defensa de la secretaria de Rato sostiene que es "absolutamente ajena" a los hechos investigados: "¿Qué hace aquí?"

Archivo - El exvicepresidente del Gobierno Rodrigo Rato a su llegada a un juicio en la Audiencia Provincial, a 10 de abril de 2024, en Madrid (España). La Fiscalía Anticorrupción acusa a Rato de once delitos contra la Hacienda Pública y otros con una peti
Archivo - El exvicepresidente del Gobierno Rodrigo Rato a su llegada a un juicio en la Audiencia Provincial, a 10 de abril de 2024, en Madrid (España). La Fiscalía Anticorrupción acusa a Rato de once delitos contra la Hacienda Pública y otros con una peti - Carlos Luján - Europa Press - Archivo
Publicado: martes, 14 mayo 2024 13:59

El letrado del presunto conseguidor de los contratos de Publicís y Zenith en Bankia afea a la fiscal que acuse con una clara ausencia de prueba contra él

MADRID, 14 May. (EUROPA PRESS) -

El letrado de Teresa Arellano, la que fuera secretaria del exministro Rodrigo Rato en su época de presidente de BFA/Bankia, ha señalado este martes que su cliente fue "absolutamente ajena" al concurso por el que se eligieron las agencias de publicidad para el lanzamiento de marca de la entidad que se investiga en la causa: "Ni estaba ni se le esperaba, (...) ¿qué hace aquí?", se ha preguntado el abogado pidiendo su libre absolución.

Así se ha pronunciado en esta nueva sesión del juicio al exministro que se celebra en la Audiencia Provincial de Madrid por el presunto incremento ilícito de su patrimonio. En su informe final, ha echado en cara que la fiscal Elena Lorente diga que Arellano tenía poder en la caja cuando había todo un organigrama por encima de ella. "Los argumentos hay que probarlos", ha explicado para subrayar que no tenía un poder "omnímodo" y que lo que mantiene el Ministerio Público es "o un trampantojo o una patraña".

En este sentido, ha apuntado que Arellano entró en la caja en enero de 2010 y que no tuvo nada que ver con el concurso publicitario que se adjudicó a Publicís y Zenith. Así, ha explicado que su participación en el asunto se restringió solo a la firma en la renovación de dos contratos de publicidad en enero y marzo de 2012 cuando ya era coordinadora de comunicación y le "correspondía". "¿Es delito? Pues es una renovación automática", ha añadido.

"Bueno, ¿firmar ese documento puede dar lugar a que se pida la pena que se pide a Arellano?. Para el Ministerio Fiscal sí merece ese reproche la señora Arellano y no la merece el señor Juan Antonio Arribas, director de Compras, que firmó también el contrato", ha apuntado, señalando que el "rodillo" de la fiscal es "arbitrario".

PORTUONDO: "CONVIDADO DE PIEDRA"

Por su parte, la defensa de Alberto Portuondo, encausado al que la fiscal coloca como el supuesto conseguidor que posibilitó que Publicís y Zenith se hicieran con el contrato de Bankia y que habría canalizado las comisiones supuestamente ilícitas de éstas hacia Rato por medio de su empresa Albisa, ha pedido una sentencia absolutoria ante la ausencia de prueba contra él.

Para el letrado, Portuondo "ha sido un convidado de piedra en esta causa" que se ha creado por "inquina" al exministro, y ha añadido que los hechos no se justifican y "todo está lleno de interpretaciones y criterios subjetivos" y que la fiscal ha sostenido acusaciones a base de "frases lapidarias". "Pero Portuondo es un mero espectador", ha indicado.

Sobre lo que sostuvo Lorente de que Portuondo formaba parte del grupo de presión o de confianza de Rato en la caja, ha explicado que no puede ser dado que "no hubo relación directa" entre ambos.

En relación a su participación en el concurso en Bankia para seleccionar a las agencias de publicidad, ha explicado que hay ausencia de prueba de que formara parte del grupo decisor en ese asunto, y que había mucha gente detrás de los responsables que decidieron. Esa elección "es ajena" a Portuondo.

Sobre las comisiones que cobró de ambas agencias de publicidad, ha incidido en que eran "legales y lícitas", y que podía ser asesor o consultor externo de la entidad y a la vez tener un contrato de colaboración con una agencia de publicidad para mediación.

En cuanto a las transferencias de dinero entre la empresa de Portuondo y la empresa de Rato --Kradonara-- ha subrayado que la tesis de que era para enviarle comisiones por ese contrato de publicidad "es mentira". Ha apuntado que eran pagos a otro de los encausados, Miguel Ángel Montero, que le llevó sus empresas mientras él era tratado de un cáncer, y que hizo esos pagos a Kradonara porque así se lo pidió.

MONTERO: "SOLAR ABSOLUTO DE PRUEBAS"

Por su parte, la defensa de Miguel Ángel Montero ha afeado a la fiscal que no haga en su escrito de acusación ni una sola mención particular a su intervención en los tres ejercicios fiscales de 2013 al 2015 relacionados con delitos fiscales. "Ha quedado acreditado que el señor Miguel Ángel Montero no era el asesor fiscal del señor Rato, jamás lo fue, ni de él, ni de ninguna de las sociedades, ni personales, ni familiares", ha apuntado.

En este sentido, ha recordado al tribunal que "esto va de pruebas, no va de suposiciones" y, en el trámite de informe, la fiscal "pasó de puntillas absolutamente" sobre el papel de su defendido. "No se hizo ni una sola mención en el trámite de informe sobre la valoración de la prueba, el más absoluto silencio, el solar más absoluto de indicios o pruebas, el vacío", ha apostillado para añadir que existe una falta del principio acusatorio y eso provoca "una evidente indefensión".

Sobre el delito de corrupción entre particulares, ha indicado que "no se recoge ni una sola acción incriminatoria en el que se subsuma la conducta del señor Miguel Ángel Montero en el tipo penal". "En el trámite de informe solo se nos dice que era un hombre ordenado", ha lamentado.

Contador

Leer más acerca de: