Actualizado 12/06/2007 16:23 CET

Ejército expedienta al presidente de Asociación Unificada de Militares por participar en la manifestación de la AUGC

Bravo podría ser sancionado, por segunda vez, con un arresto de más de un mes en un centro disciplinario militar

MADRID, 12 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Estado Mayor del Ejército de Tierra ha abierto expediente disciplinario al presidente de la Asociación Unificada de Militares Españoles (AUME), el brigada del Ejército de Tierra Jorge Bravo, por participar en la manifestación de la Asociación Unificada de Guardias Civiles del pasado 20 de enero en Madrid.

La AUME manifestó públicamente su apoyo a la concentración de la AUGC y, ya en la propia manifestación, su presidente, vestido de paisano, leyó una declaración de apoyo a sus compañeros del Instituto Armado. Días después, el Ejército de Tierra decidió su ingreso en centro disciplinario militar en aplicación de un arresto de un mes y un día por unas declaraciones que realizó en rueda de prensa el año anterior sobre el accidente del helicóptero Cougar en Afganistán.

El presidente de la AUME El expediente, al que tuvo acceso Europa Press y que fue firmado el pasado 16 de mayo por el jefe de Estado Mayor del Ejército (JEME) general de Ejército Carlos Villar Turrau, propone que el brigada sea sancionado por una falta "muy grave" en aplicación del artículo 8.34 de la Ley de Régimen Disciplinario de las Fuerzas Armadas.

En el expediente confirmado por el JEME, la Asesoría Jurídica del Ejército de Tierra señala que el brigada participó en la manifestación y que en la misma, según las informaciones de prensa, se lanzaron gritos contra el Gobierno "al estilo de Zapatero embustero".

Tras recopilar varios extractos de noticias publicadas en diferentes medios aludiendo a la participación del presidente de AUME en la concentración --que congregó a miles de agentes de la Guardia Civil de uniforme reclamando más derechos para el Instituto Armado--, la Asesoría Jurídica señala que las Reales Ordenanzas establecen que los militares "en ningún caso" podrán tomar parte en "manifestaciones de tipo político, sindical o reivindicativo" y concluye que la actitud de Bravo es susceptible de ser sancionada aplicando el artículo 8.34 de la Ley de Régimen Disciplinaria, por "asistir de uniforme o haciendo uso de la condición militar a cualquier reunión pública o manifestación si tienen carácter político o sindical".

El citado artículo de la Ley contempla sanciones por falta muy grave para los militares que, "sin haber solicitado previamente el pase a la situación legalmente establecida", estén afiliados a "alguna organización política o sindical", asistan "de uniforme o haciendo uso de la condición militar a cualquier reunión pública o manifestación si tienen carácter político o sindical", ejerzan "cargos de carácter político o sindical" o acepten "candidaturas para ellos con las excepciones establecidas por las leyes".

La Ley de Régimen Disciplinario de las Fuerzas Armadas establece que las faltas graves se podrán sancionar con penas de arresto de un mes y un día a dos meses de duración "en establecimiento disciplinario militar", la pérdida de destino o la baja en el centro docente militar de formación y en otros centros de formación, en el caso de que el militar esté en fase de instrucción.

El pasado 25 de enero, el brigada Jorge Bravo, ingresó en un centro disciplinario militar de Madrid para cumplir un arresto de un mes y un día por unas declaraciones que realizó en rueda de prensa el 28 de marzo de 2006 en A Coruña. El presidente de AUME afronta ahora su segundo expediente y será escuchado en audiencia por el órgano que decida si se le sanciona por participar en la manifestación de la AUGC.