La Embajada de Irán achaca la polémica en el Congreso a la creencia en la "superioridad de los valores occidentales"

Publicado 09/09/2019 19:25:33CET
Imágenes de la fachada del Congreso de los Diputados
Imágenes de la fachada del Congreso de los DiputadosÓscar J.Barroso - Europa Press

Dice que en la relación con España nunca se ha interpretado como insulto que hombres y mujeres no se den la mano

MADRID, 9 Sep. (EUROPA PRESS) -

La Embajada de Irán en España ha difundido este lunes una nota sobre la polémica generada por la visita de una delegación iraní al Congreso y en ella alude a la "creencia en la superioridad de los valores occidentales en materia de derechos humanos en el mundo y la necesidad de imponerlos a otras culturas".

La polémica comenzó porque Vox anunció que no asistiría tras conocer que el protocolo iraní impide que los hombres estrechen la mano de las mujeres. Ciudadanos se sumó parcialmente al plante -acudió la vicepresidenta de la Comisión como representante institucional pero no la portavoz del Grupo-- y el presidente del órgano aclaró finalmente que no habría saludo protocolario antes de la reunión.

La Embajada considera que la reunión "y el hecho de no dar la mano a las honorables diputadas de dicha comisión terminó generando percepciones totalmente falsa e inexactas ante partidos y medios comunicación españoles".

De hecho, explica que en todas las reuniones internacionales en las que participa Irán, también sobre derechos humanos o derechos de la mujer, "las mujeres iraníes no dan la mano a los hombres extranjeros" ni los hombres a las mujeres, "tal como ocurre entre los hombres y las mujeres no familiares en Irán".

"La contraparte extranjera nunca ha considerado estos hechos como una violación de los derechos humanos o un insulto a hombres o mujeres", prosigue, ni tampoco ha habido ninguna queja. Del mismo modo, añade, en las "respetuosas y amistosas relaciones" entre Irán y España "esta práctica siempre se ha mantenido y las partes nunca la han interpretado como una falta de respeto o insulto".

Así, cree que lo que hay es un debate entre "creer en la 'relatividad cultural' y la necesidad de tolerancia hacia diferentes culturas" y creer "en la superioridad de los valores occidentales en materia de derechos humanos en el mundo y la necesidad de imponerlos a otras culturas". "Una discusión que continuará, naturalmente, en el futuro", finaliza la nota.

NUNCA SE PLANTEÓ NI HACER NI SUSPENDER UN "SALUDO PROTOCOLARIO"

La Embajada ha desvelado algunos pormenores sobre la reunión en cuestión, señalando que nunca se planteó ni "establecer" ni "suspender" un saludo protocolario, ni se habló de "no mirar a las mujeres" ni "mantener una distancia". De hecho, ha hecho público el correo que la propia Embajada envió al Congreso antes de la visita y que califica como "simplemente un recordatorio" de lo que es "un protocolo bien conocido".

El texto de ese correo se limita a decir: "Solamente por recordar que por nuestro protocolo los caballeros no pueden dar la mano a las damas".

La semana pasada la Embajada ya publicó una nota sobre la visita a España del director general para Europa del Ministerio de Exteriores, Mahmoud Barimani en la que no comentaba expresamente la polémica pero sí decía que en las relaciones diplomáticas entre España e Irán, con más de 400 años de antigüedad, "ambos países siempre han tratado de desarrollar relaciones bilaterales basadas en la tolerancia y en el respeto mutuo a las leyes y creencias culturales y religiosas de las dos naciones civilizadas y antiguas".

Además, desvela que la reunión con la Comisión de Exteriores del Congreso finalizó con la comunicación de que el presidente del Parlamento de Teherán y su Comisión de Asuntos Exteriores invitan a los diputados españoles a que visiten Irán para "interactuar con sus homólogos".

Contador