Actualizado 17/08/2006 17:56 CET

El empresario Fidel San Román, detenido en el 'caso Malaya', admite en su segunda declaración que pagó a Roca

MALAGA, 17 Ago. (EUROPA PRESS) -

El empresario madrileño Fidel San Román, en libertad bajo fianza por la operación 'Malaya', habría cambiado su primer testimonio durante la segunda declaración ante el juez Miguel Angel Torres, que instruye este caso contra la corrupción en el Consistorio de la localidad malagueña de Marbella, admitiendo "haber pagado en varias ocasiones" al ex asesor de Urbanismo del Ayuntamiento marbellí y presunto cerebro de la trama, Juan Antonio Roca, por un valor de seis millones de euros.

Esta segunda declaración, que contrasta con la primera, en la que negó haber realizado pagos a Roca, y de la que informó hoy la Cadena SER, tuvo lugar el pasado 17 de julio, un día antes de que el empresario de la plaza de toros de Las Ventas de Madrid saliese en libertad bajo fianza de 500.000 euros.

San Román aseguró en esta segunda toma de declaración que el dinero siempre se lo dio a Roca en un sobre en mano y que nunca obtuvo ningún recibo. Asimismo, manifestó haber pagado varias veces al ex asesor, en Madrid y en Marbella, un total de seis millones de euros, esto es, dos millones más de lo que barajó la Policía después de examinar una agenda propiedad de Roca, incautada en los registros realizados'.

En este sentido, San Román habría confesado que en febrero de 2005 dio tres millones de euros al ex asesor de Urbanismo marbellí para comprar unas parcelas a través de su sociedad Edificaciones Tifán.

Igualmente, reconoció que en 2005 entregó otros tres millones de euros a Roca por el certificado de silencio administrativo de una promoción de 15 bloques de viviendas que se iban a edificar en Marbella, una operación que se hizo a través de la sociedad anónima Cantizal.