Actualizado 01/03/2022 23:10

España aportará unos 45 millones al fondo con el que otros Estados miembros armarán a Ucrania

Soldados ucranianos y residentes con armas en Járkov
Soldados ucranianos y residentes con armas en Járkov - -/Ukrinform/dpa

Quienes han optado por enviar directamente armamento podrían no ver reembolsada por completo su factura

MADRID, 1 Mar. (EUROPA PRESS) -

España contribuye teóricamente con algo menos de 45 millones de euros a los 450 millones que la UE tiene previsto destinar para financiar el suministro de armamento a Ucrania por parte de los Estados miembro, argumento esgrimido por el Gobierno para no optar por el envío directo de material militar ofensivo a Kiev para defenderse frente a la invasión rusa.

Los Veintisiete han decidido destinar 450 millones, de los hasta 5.000 millones previstos para el Mecanismo Europeo de Paz entre 2021-2027, a financiar el envío de armamento letal y munición a Ucrania, así como otros 50 millones para material no letal como combustible o material médico.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha defendido la decisión de no enviar armas por vía bilateral al Ejecutivo de Volodimir Zelenski por el hecho de que España es el cuarto donante del citado mecanismo y considera que con ello ya está procediendo a garantizar el suministro del armamento que necesitan las fuerzas ucranianas para defenderse de Rusia.

Hasta ahora, casi todos los Estados miembro han anunciado su compromiso de suministrar armamento para defenderse a Ucrania, algo que harán de manera bilateral. Solo España, al igual que Hungría, Irlanda, Austria, Bulgaria, Chipre y Malta han descartado esta posibilidad, mientras que países tradicionalmente neutrales como Suecia y Finlandia, que además no pertenecen a la OTAN, han anunciado que van a enviar armas.

España, como cuarta economía de la UE y que representa el 9 por ciento de su PIB, debería contribuir por tanto a unos 450 millones de euros al Mecanismo de Paz y, por esa misma regla, en la partida destinada ahora a Ucrania unos 45 millones habrían salido de las arcas españolas.

No obstante, fuentes europeas consultadas por Europa Press explican que en realidad no se puede inferir este cálculo puesto que las contribuciones se hacen de manera anual al mecanismo y no para una partida en concreto.

EL MECANISMO EUROPEO DE PAZ

El Mecanismo o Fondo Europeo de Paz se creó en 2021 como mecanismo fuera del presupuesto comunitario con vistas a reforzar la capacidad de la UE de prevenir conflictos, consolidar la paz y reforzar la seguridad internacional, posibilitando para ello la financiación de operaciones en el marco de la política exterior y de seguridad común (PESC).

Hasta el momento, solo se había empleado para apoyar las misiones de entrenamiento militar que la UE tiene en Malí y Mozambique, pero no con el suministro de armamento letal, como va a ser el caso de Ucrania. Ahora, los Veintisiete han decidido pagar la factura del suministro a Ucrania "de equipos y plataformas militares diseñados para producir efectos letales".

La medida tendrá carácter retroactivo, empezando a contar desde el 1 de enero, ya que algunos estados miembro, en particular los más próximos a Ucrania, ya habían anunciado el envío de material militar defensivo al país en las semanas previas a la invasión rusa que comenzó el 24 de febrero.

No obstante, no todos los estados miembro que den el paso de suministrar armamento letal a los ucranianos verán reembolsada por completo su factura, sino que será un comité de coordinación ('clearing house' en la jerga comunitaria) el encargado de decidir qué financia el fondo europeo y qué no.

Según explicó este lunes el Alto Representante de la UE para la Política Exterior, Josep Borrell, el cometido de este organismo, del que formarán parte todos los Estados miembro, será sincronizar la demanda por parte de Ucrania en función de sus necesidades y la oferta que hagan los socios comunitarios.

"Se trata de que nos coordinemos a la hora de atender las peticiones de Ucrania y que no nos dejemos ninguna sin atender", señaló Borrell, subrayando la importancia de "evitar duplicaciones y carencias".

Toda esa coordinación, insistió el jefe de la diplomacia europea, se puede hacer con teléfonos y papel en Bruselas pero la logística del transporte de las armas será ya algo que "tendrán que organizar los Estados miembros a través de aquellos que son estados fronterizos con Ucrania".

En este sentido, las fuentes europeas consultadas subrayan que podría darse el caso de que si varios estados miembro ofrecen la misma ayuda, por ejemplo armas antitanques, y la necesidad de Ucrania en este ámbito ya está cubierta, entonces no obtengan el reembolso de esa ayuda.

Más información