España llama al fin de la violencia en Nicaragua y ofrece colaboración para abrir una vía de diálogo

Rueda de prensa de Alfonso Dastis tras el Consejo de Ministros
EUROPA PRESS - Archivo
Publicado 23/04/2018 15:13:21CET

La embajada en Managua aconseja a los españoles no permanecer lejos de las protestas y denunciar agresiones si se producen

MADRID, 23 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de España ha llamado este lunes al fin a la violencia en Nicaragua, ha pedido "máxima contención" de las fuerzas de seguridad y ha ofrecido "toda su colaboración para el establecimiento de una vía de diálogo efectivo entre todos los actores".

"Sólo desde el diálogo, y en el marco del respeto a la libertad de expresión y de manifestación, se deben resolver las diferencias", ha dicho el Ministerio de Exteriores y de Cooperación en un comunicado en el que ha llamado al "cese de la violencia".

Tras varios días de protestas contra una reforma de la seguridad social que ha sido anulada --que han causado siete muertos según la Cruz Roja y más de 20 según la prensa local-- el Gobierno español ha afirmado que "sigue con gran preocupación los acontecimientos" y ha expresado su solidaridad con los familiares de las víctimas y su deseo de recuperación de los heridos.

Por otro lado, Exteriores ha informado de que la embajada de España en Managua está en permanente contacto con la colonia española para prestarle la asistencia consular necesaria. La Embajada mantiene su actividad y ha habilitado tres líneas de teléfono para emergencias consulares. Los teléfonos de información son el +505 2276 0966/67/68 y el teléfono de emergencia consular para casos de extrema gravedad de españoles el +505 8889 5623.

En un comunicado actualizado el domingo por la tarde, la representación española recomienda a los ciudadanos españoles que se encuentren en Nicaragua que extremen las precauciones permanezcan muy atentos a la información sobre seguridad ciudadana que puedan emitir las autoridades locales y medios de comunicación.

NO DIFUNDIR RUMORES

Así, recomienda evitar desplazamientos innecesarios, abstenerse de presenciar, participar o transitar cerca de manifestaciones o concentraciones, evitar "reacciones" que puedan "generar descontrol o confusión" y mantener la calma, sin difundir "noticias falsamente alarmantes o de dudosa credibilidad".

A quien se encuentre cerca de una manifestación, la embajada aconseja observar para identificar situaciones de riesgo y verificar la seguridad de las rutas y alejarse de situaciones de agresividad o violencia.

En caso de recibir alguna agresión física, recomienda acudir a los servicios de salud, a ser posible acompañado, y denunciar cualquier agresión personal o hacia familiares, demás de avisar a personas cercanas de su ubicación.

Mantener la batería del móvil cargada, habilitar la marcación rápida para un número de emergencia y disponer de agua potable, comida enlatada y fuente de luz no eléctrica para el caso de cortes de energía son otras recomendaciones, además de tener siempre localizado el DNI o pasaporte para poder identificarse.