España trabaja con programas de la ONU en planes de conversión de deuda para Guinea Bissau, Etiopía, Camerún y RDC

La secretaria de Estado de Economía y Apoyo a la Empresa, Ana de la Cueva, valor
Marta Fernández Jara - Europa Press - Archivo
Publicado 30/10/2018 15:12:59CET

MADRID, 30 Oct. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno ha iniciado los trámites para aprobar una condonación de deuda a Guinea Bissau, por un importe de 10 millones de euros, y su intención es que la mitad de ese importe se incorpore a un programa de conversión de deuda en el que participe el Programa Mundial de Alimentos de la ONU (PMA), dado que uno de los problemas de este país es la malnutrición crónica.

Cuando se materialice, el programa de conversión con Guinea Bissau seguirá la modalidad ya empleada en los firmados en los últimos dos años con Camerún, Etiopía y República Democrática del Congo, en los que participará el Fondo Mundial para la lucha contra el SIDA, la tuberculosis y la malaria.

Así lo ha avanzado la secretaria de Estado de Economía y Apoyo ala Empresa, Ana de la Cueva, durante una intervención en la Comisión de Cooperación al Desarrollo del Congreso, donde ha explicado que el Gobierno tiene en vigor un total de 28 programas de conversión de deuda, que han supuesto la condonación de deuda por 1.347 millones de euros, de los 920 millones se han destinado a la financiación de proyectos.

Un total de 47 proyectos, por más de 100 millones, se destinan a educación, mientras que otros 60 millones se han destinado al ámbito del transporte, 54 al sanitario y 48 al sector del agua.

En países con los que España tiene poca relación institucional, ha dicho De la Cueva, se mira a los organismos internacionales para poner en marcha los programas. A Camerún se le han condonado 23 millones, de los que 9,3 se han transferido al Fondo. Se destinarán a financiar tratamientos con antirretrovirales, especialmente a mujeres embarazadas, con la idea de llegar a 38.000 pacientes.

En Etiopía, la condonación asciende 7 millones, de los que 3,2 se destinarán a equipar laboratorios de diagnóstico y prevención de la tuberculosis, con la intención de que la población cubierta pase del 30 al 80 por ciento. En la República Democrática del Congo aún están por definir las prioridades, pero está previsto que se destinen al programa de lucha contra la malaria. La RDC y Nigeria suman un 35 por ciento de las muertes por esta enfermedad en todo el mundo.

Por otro lado, De la Cueva ha detallado que está a punto de culminar un programa de conversión de deuda con Honduras por el que se han destinado más de 60 millones de dólares a proyectos educativos --infraestructura y educación a distancia-- de los que se han beneficiado 26.000 personas.

CUBA ESTÁ PAGANDO AL CLUB DE PARÍS

En cuanto a Cuba, a quien España condonó 1.492 millones en 2016, ha asegurado que este país está "pagando sistemáticamente" la reestructuración que acordó con el Club de París, que reúne a los países acreedores. El programa de conversión de deuda acordado por España, tras una "negociación compleja", se destina a "gasto local de proyectos de desarrollo priorizados por el plan quinquenal de las autoridades cubanas".

A preguntas de los diputados, la secretaria de Estado ha combatido la idea de que los programas de conversión de deuda sean para beneficiar a empresas españolas. Según ha dicho, los programas se licitan en igualdad de condiciones entre empresas y ONG españolas y locales, y en la práctica suelen ser estas quienes realizan los proyectos, porque es raro que los proyectos, que además se pagan en moneda local, interesen a empresas españolas.

Por otro lado, ha asegurado que el Gobierno actúa con mucha prudencia a la hora de conceder nuevos créditos a países que tal vez no puedan pagarlos, y ha hecho hincapié en que las conversiones de deuda siempre se hacen de manera multilateral, en el Club de París --eso evita que la condonación por parte de un acreedor facilite el pago a otro--.

EL CRÉDITO CHINO EN ÁFRICA GENERA DISTORSIONES

Por eso, el Club intenta ahora incorporar a países como India, Sudáfrica, Brasil y, sobre todo, China, que están "llenando de créditos" a países africanos y "generando distorsiones".

Según los datos que ha aportado De la Cueva, a 31 de agosto de 2018 la deuda que tenían con España el grupo de países más endeudados ascendía a 394 millones de euros, por debajo de los 409 millones de finales de 2017.

El total de la deuda de otros países con España sumaba a esa fecha 14.151 millones de euros, de los que un 47 por ciento, el mismo porcentaje de finales de 2017, corresponde a los programas de rescate de Grecia.

En 2017 se reembolsaron 620 millones de euros, un 24 por ciento menos que en 2016. Los principales pagadores fueron Argentina (89 millones), China (49 millones) y Argelia (33 millones).