ETA.- El alto el fuego culmina con 523 actos de kale borroka, el 22 por ciento de los cuales tuvieron lugar en mayo

Actualizado 08/06/2007 19:50:11 CET

El Foro de Ermua estima en algo más de cuatro millones de euros las pérdidas económicas de esos incidentes

MADRID, 8 Jun. (EUROPA PRESS) -

Mayo se ha convertido, con 115 actos de kale borroka, en el mes con más acciones de terrorismo callejero desde que el 22 de marzo de 2006 la banda terrorista ETA anunciara su alto el fuego permanente, periodo durante el cual se han registrado un total de 523 incidentes, que han dejado unas pérdidas económicas estimadas en algo más de cuatro millones de euros.

De esa suma, las instalaciones empresariales han sido el principal 'blanco' de la actividad terrorista, con 167 incidentes, las sedes y locales de los partidos políticos, con 105, las instalaciones públicas (94), los cargos públicos (39), los actos electorales (25), los medios de comunicación (9) y los plenos de los ayuntamientos (8). También se han contabilizado 76 acciones de violencia callejera contra otros objetivos.

Éstos son algunos de los principales datos que se desprenden del informe que elabora mensualmente el Foro de Ermua, al que ha tenido acceso Europa Press. De los 523 actos de kale borroka contabilizados, 259 han tenido lugar durante los meses de abril y diciembre de 2006, que han arrojado más de 3,2 millones de euros de pérdidas.

TRAS EL ATENTADO DE LA T-4

El resto, esto es, 264, que han dejado daños materiales estimados en más de un millón de euros, se han registrado de enero a mayo del presente año, justo a partir de que la organización terrorista rompiera la tregua con el atentado que perpetró en la T-4 del aeropuerto de Barajas, que acabó con la vida de dos ciudadanos de origen ecuatoriano y que dejó abundantes daños materiales.

Frente a estas cifras, el Gobierno informó, en una respuesta parlamentaria presentada en el Congreso por el PP a la que ha tenido acceso Europa Press, de que de enero a mayo del presente año se han contabilizado 59 actos de kale borroka.

En total, la plataforma que dirige Mikel Buesa ha analizado 14 meses, de los que destaca el pasado mes de mayo por ser en el que más actos de kale borroka se han registrado, con 115, lo que supone un 22 por ciento del total de incidentes contabilizados en dicho periodo. Le sigue enero, con 78 acciones. No obstante, septiembre y diciembre de 2006 también se han caracterizado por el abundante terrorismo callejero registrado.

En concreto, en el pasado mes de mayo, a propósito de la precampaña y la campaña para los comicios municipales y forales del pasado 27 de mayo en el País Vasco y Navarra, de los 115 actos de kale borroka contabilizados, las sedes y locales de los partidos políticos y los cargos públicos o candidatos electorales han sido los principales objetivos de los radicales, cuyas acciones han dejado pérdidas estimadas en unos 154.500 euros, según el Foro de Ermua.

INCIDENTES DEL 27-M

El informe de la plataforma también ha evaluado los actos de terrorismo callejero que tuvieron lugar durante la jornada electoral del pasado 27 de mayo. Así, ese día se contabilizaron un total de 30 incidentes, la mitad de los cuales tuvieron como objetivo cargos públicos o candidatos electorales.

Entre ellos la plataforma destaca los intentos de agresión que sufrieron ese día el presidente del PNV, Josu Jon Imaz; los alcaldes de Bilbao, San Sebastián y Vitoria, Iñaki Azkuna, Odón Elorza y Alfonso Alonso, respectivamente; el ex lehendakari José Antonio Ardanza; el candidato socialista a la Lehendakaritza, Patxi López, y el presidente del Senado, Javier Rojo.

Durante la jornada también se registraron 6 desórdenes y 2 intentos de sabotaje en diversos colegios electorales. Además, hubo dos intentos de utilizar el DNI vasco para ejercer el derecho a voto, se introdujeron tres papeletas de Acción Nacionalista Vasca (ANV) en la urnas de algunos de los municipios en los que no tenían representación y hubo tres intentos por parte de militantes o simpatizantes de la citada formación de acreditarse como apoderados o interventores en dichas localidades.