Actualizado 24/03/2007 14:23 CET

ETA.- Azkarate insiste en que la banda debe dar "garantías creíbles de una voluntad firme de alto el fuego permanente"

SAN SEBASTIAN, 24 Mar. (EUROPA PRESS) -

La portavoz del Gobierno vasco, Miren Azkarate, consideró hoy que al cumplirse un año de la declaración de alto el fuego por parte de ETA, roto "de forma brutal" el pasado 30 de diciembre, "para que se pueda afrontar un final dialogado de la violencia", ETA debe "dar garantías creíbles de una voluntad firme de alto el fuego permanente".

En una comparecencia en San Sebastián, Azkarate recordó que el 22 de marzo del pasado año el Gobierno vasco "vio con alegría y esperanza aquel comunicado de alto el fuego permanente".

No obstante, subrayó que esta tregua "se rompió de una forma brutal el 30 de diciembre" con el atentado en la T-4 de Barajas, que acabó con la vida de dos ciudadanos ecuatorianos, por lo que afirmó que "a partir de ahí esta portavoz no se atrevería a decir que estamos en una situación de alto el fuego permanente".

Asimismo, señaló que en el último comunicado de ETA "lo que todos pudimos leer es que mantenía las reservas para contestar si lo estimaba oportuno" aunque Batasuna "públicamente le solicitó que retirase esas reservas".

"Creo que ninguno de nosotros tiene conocimiento de un comunicado en el que efectivamente ETA retira esas reservas y da garantías creíbles de una voluntad firme de alto el fuego permanente y de dar las garantías que necesariamente tiene que dar para que se pueda afrontar un final dialogado de la violencia", concluyó.