Actualizado 03/05/2007 20:25 CET

ETA.- Foro Ermua registra 18 actos de kale borroka en abril elevando a 149 los contabilizados desde el alto el fuego

Los principales objetivos fueron instalaciones empresariales y los daños ocasionados se sitúan en torno a los 69.000 euros

MADRID, 3 May. (EUROPA PRESS) -

El Foro Ermua ha registrado un total de 18 actos de kale borroka durante el pasado mes de abril, lo que eleva a 149 las acciones contabilizadas desde el atentado de Barajas pusiera fin al alto el fuego de la banda.

Éste es uno de los datos principales que se desprenden del informe mensual que elabora la plataforma que preside Mikel Buesa, en el que se estima que esas acciones de terrorismo callejero han supuesto daños valorados en 69.000 euros, lo que suma un total de 623.000 euros en lo que va de año.

De los 18 actos de kale borroka registrados el mes pasado, ocho tuvieron como objetivo instalaciones empresariales; 6, instalaciones públicas; 2, sedes y locales de partidos políticos; 1, cargos públicos, y 1, otros objetivos.

De acuerdo con el informe, el terrorismo callejero durante el primer cuatrimestre de 2007 ha mantenido su continuidad respecto del periodo de alto el fuego, de manera que la tendencia creciente que se observó desde mayo de 2006 se ha mantenido hasta enero (con 78 actos registrados), flexionando a la baja en los dos meses siguientes, cuando se registraron 43 y 10 actos de kale borroka respectivamente.

ALZA DE LA KALE BORROKA RESPECTO A MARZO.

Ya en abril, la serie volvió a registrar un alza, con las 18 acciones contabilizadas, lo que, a juicio del presidente del Foro Ermua, Mikel Buesa, se explica "por la existencia de una paralización táctica destinada a facilitar la consecución de los objetivos electorales de Batasuna".

En cuanto a los objetivos de los actos de terrorismo callejero, el informe determina que en el primer cuatrimestre del presente año, las instalaciones empresariales han sido el principio foco de la atención destructiva de ETA, seguida de cerca por las instalaciones públicas y las sedes de partidos políticos y sus representantes.

En concreto, por su especial significación, el informe recuerda la profanación, en enero, de la tumba del concejal 'popular' Gregorio Ordóñez en San Sebastián, y destaca los daños personales que este tipo de actos ha ocasionado.

En este punto, hace alusión al ataque a una entidad bancaria de Arrasate-Mondragón, que ocasionó, también en enero, heridas graves a Ambrosio Fernández, el anciano de 79 años que falleció en el Hospital Txagorritxu de Vitoria dos meses después, y a los 17 heridos que dejó el 24 de febrero una manifestación ilegal en Bilbao como consecuencia de las cargas policiales y los disturbios registrados.

EXTORSIÓN A EMPRESARIOS.

En cuanto a la extorsión a empresarios, el informe recuerda la última oleada de cartas que se registró en abril, que fue confirmada por Confebask, y en la que organización terrorista reclamaba entre 180.000 y 300.000 euros, lo que, teniendo en cuenta otras campañas extorsionadoras anteriores, el rendimiento que puede haber obtenido ETA de estas misivas se sitúa en torno a los 900.000 euros.

En el primer cuatrimestre analizado tras la culminación del alto el fuego de ETA indica que durante los meses de enero y febrero no se tuvo noticia alguna sobre este tipo de acciones terroristas. Sí hubo, por contra, en marzo, mes en el que se registró otra oleada de cartas en las que la banda exigía al empresariado entre 60.000 y 70.000 euros.

El informe concluye, además, que la actividad política de Batasuna y de las demás organizaciones vinculadas a ETA ha sido "intensa" de enero a abril, periodo durante el cual han estado preparándose principalmente para participar en las elecciones del próximo 27 de mayo.

De la misma manera, constata que la logística de ETA ha seguido reforzándose, dando continuidad a su rearme, anotándose en este caso un cambio cualitativo relevante al producirse un traslado de actividades desde Francia a España.