Actualizado 08/01/2007 18:32 CET

ETA.-Zapatero llama a Rajoy al "diálogo permanente" con la advertencia de que será "su responsabilidad" si dice "no"

El Gobierno sostiene que deben estar "todos los partidos políticos" y responde a Batasuna que tiene "un largo camino por recorrer"

MADRID, 8 Ene. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ofreció hoy al líder del PP, Mariano Rajoy, mantener un "diálogo permanente" en la disposición de "compartir una estrategia común" contra el terrorismo, pero con la base de que el Ejecutivo quiere que en el mismo estén "todos los partidos políticos". Tras la reunión que ambos dirigentes mantuvieron hoy por más de una hora en el Palacio de la Moncloa, la vicepresidenta, María Teresa Fernández de la Vega, que ejerció de portavoz de Zapatero, advirtió de que, si Rajoy dice otra vez que "no", será su "responsabilidad" y tendrá "que asumirla".

De la Vega explicó que sin "diálogo no hay acuerdo" y sin éste, no hay "compromiso", dejando claro que para esta tarea con todas las fuerzas el Ejecutivo empleará "el tiempo que sea preciso" porque "la sociedad lo reclama y los ciudadanos lo merecen".

"El presidente le ha reiterado a Rajoy que el Gobierno mantiene su voluntad de diálogo permanente entre todos los partidos y su firme compromiso con la unidad de los demócratas, todo con el gran objetivo común del fin de la violencia y la paz", resumió la portavoz, que, frente a las declaraciones de Rajoy tras la reunión, sostuvo que el líder de la oposición tiene "toda la información". También expuso cuáles son las "claves" de la "estrategia" del Gobierno, que "conoce Rajoy": "firmeza", "unidad democrática" y "utilización de todos los instrumentos del Estado de Derecho para acabar con la violencia".

"HOY EL DIÁLOGO ESTÁ ROTO".

La vicepresidenta indicó que "hoy" el "diálogo con ETA está roto" y que "lo ha roto" la banda terrorista cuando se le interrogó sobre si Zapatero descarta de manera absoluta el reabrilo en el futuro. "El Gobierno no trabaja ni sobre hipótesis ni escenarios virtuales", sino "sobre hechos ciertos y la realidad hoy es que todas las vías con ETA están rotas". "Las rompió ETA hace diez días", señaló.

En nombre del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega manifestó "de manera clara, precisa y rotunda" que los únicos responsables de que se hayan "truncado las esperanzas de estar más cerca de la paz son los terroristas". "Es la banda terrorista ETA y nadie más que ETA quien pone una bomba en el aeropuerto, dinamitando con ello cualquier posibilidad de buscar un fin dialogado a la violencia", enfatizó la vicepresidenta.

En ese punto, agradeció el apoyo a Zapatero en su voluntad "por alcanzar una paz definitiva" a ciudadanos, agentes sociales, sindicales, empresarios y organizaciones ciudadanas. Muy "especialmente", valoró la confianza de "las fuerzas políticas" que en este tiempo han apoyado al Ejecutivo, dejando claro que la única "excepción" había sido "el principal partido de la oposición", que desde "el primer momento decidió utilizar la lucha antiterrorista como un elemento de desgaste al Gobierno".

PACTO ANTI-ETA: "ESTAMOS EN 2006 Y HAN PASADO COSAS".

En este marco, De la Vega expuso el "nuevo llamamiento" del Gobierno al PP para que se sume "a la voluntad mayoritaria y expresada por millones de ciudadanos para que entre todos" se pueda "derrotar al terrorismo" y abrir "paso a la paz" sin "fisuras". "Todos, absolutamente todos, desde la posición institucional que ocupamos, debemos ejercer nuestras responsabilidades", advirtió De la Vega, que remarcó que, para el Ejecutivo, el PP, así como el resto de partidos, tienen "las suyas" y deben ejercerlas "con rigor y con ánimo constructivo". "Por eso el Gobierno sigue tendiendo la mano al PP y manteniendo su apuesta de diálogo por permanente", defendió.

Añadió que hasta ahora Rajoy "ha hecho oidos sordos" a este ofrecimiento a pesar de que Zapatero insista en esta "voluntad mayoritaria". "Esperamos que el PP y Rajoy acepten esta nueva oferta de diálogo --dijo en tono grave--. Será su responsabilidad y si dice otra vez no al diálogo, hará un flaco favor a los intereses generales y a su propio partido".

Respecto al hecho de que Rajoy haya reclamado a Zapatero en la cita de hoy que se vuelva al Pacto contra el Terrorismo y sobre si el Ejecutivo descarta volver al mismo en sus términos actuales, De la Vega reiteró que el ofrecimiento del presidente al líder de la oposición es la de la "apertura del diálogo permanente" porque sin diálogo "no hay acuerdo" y éste "requiere tiempo".

Según el Ejecutivo, no puede haber nadie más "a favor" de ese Pacto que el propio Zapatero quelo promovió". "Tengamos un poco de memoria --apeló--. El pacto suscitó en quien hoy lo defiende con pasión algunos comentarios poco afortunados. Quizá es posible que a veces la actitud de los conversos requiere más insistencia para defender aquello en lo que no creyeron". Tras estas afirmaciones, De la Vega incidió en que el acuerdo se firmó en el año 2000. "Estamos en 2006, han pasado cosas, hay que hablar y reflexionar y es lo que el presidente está ofreciendo al líder de la oposición", señaló.

Cuando se le interrogó sobre si el Ejecutivo seguirá avanzando en la estrategia que se determine aún sin el apoyo del PP, la vicepresidenta insistió en que el Ejecutivo trabajará "sin descanso por el diálogo", sin el que no puede haber acuerdo. "La situación es lo suficientemente importante como para que el PP no rechace esta oferta de diálogo y si lo hace se va a equivocar y a hacer un flaco favor a los intereses generales, al fin de la violencia y a sí mismo", insistió.

Para este diálogo, en el que ya se verán los cauces, el Gobierno empleará el tiempo necesario, más allá de la comparecencia de Zapatero en el Congreso, porque lo más importante es "la unidad y la firmeza". "Demos tiempo al tiempo", zanjó De la Vega, que apeló a no quemar "etapas". Desde el Ejecutivo se incide también en que los dos puntos principales del Acuerdo antiterrorista es que la política en esta materia la dirige el Gobierno y que no debe utilizarse este asunto de manera partidista.

NUEVA RONDA Y "LARGO CAMINO" DE BATASUNA.

Zapatero también trasladó a Rajoy su "firme convicción" de que el Estado de Derecho "es lo suficientemente fuerte para ganar esta batalla". El presidente también informó a Rajoy de que mañana el ministro de Interior se reunirá con los grupos para abrir "un nuevo diálogo con todos para reforzar la unidad de los demócratas en su batalla contra el terrosimo" y de que la próxima semana --previsiblemente el lunes--, comparecerá en el Parlamento para "informar a los ciudadanos de la situación y reclamar el apoyo y la unidad de todas las fuerzas políticas"

Según De la Vega, cuando la agenda lo permita, Zapatero también recibirá, como ha hecho hoy con Rajoy, al resto de los líderes politicos. Respecto a la apelación que hoy hizo el líder de Batasuna, Arnaldo Otegi, demandando a ETA que volviera a la sitaución de alto el fuego permanente, De la Vega indicó que la formación ilegalizada "tiene todavía un largo camino por recorrer". "Lo único que espera la sociedad española es que lo recorra", zanjó.

SIN AUTOCRÍTICA.

La vicepresidenta comenzó su intervención recalcando que tras la declaración del alto el fuego permanente el pasado 22 de marzo por parte de ETA "desde el primer momento" el Gobierno "hizo lo que tenía que hacer" en la "exploración" para poner fin a la violencia "con total responsabilidad, transparencia y con todos los intrumentos que ofrece el Estado de Derecho".

De la Vega no varió estas afirmaciones cuándo se le interrogó sobre la actuación del Ejecutivo en los últimos días, insistiendo en que este tema está claramente "analizado" y remitiéndose a las palabras que el presidente comentó a los periodistas en conversación informal durante la Pascua Militar.

((AMPLIACIÓN))