Caride Simón, condenado por el atentado de Hipercor de ETA, liquida sus sentencias esta semana

Actualizado 11/08/2019 16:08:01 CET
El miembro de ETA Rafael Caride Simón en una foto de archivo tras su detención
El miembro de ETA Rafael Caride Simón en una foto de archivo tras su detención - CEDIDA

MADRID, 11 Ago. (EUROPA PRESS) -

Rafael Caride Simón, expulsado de ETA desde hace años tras romper con la disciplina de la banda y uno de los terrorista que pidió perdón a las víctimas tras acogerse a la denominada 'Vía Nanclares', liquidará este 18 de agosto su condena por el atentado contra el Hipercor de Barcelona en 1987, según han informado a Europa Press fuentes jurídicas.

Caride Simón integró el 'comando Barcelona' y fue condenado, entre otras acciones criminales, por el atentado con coche bomba contra el Hipercor de la ciudad condal en el que fueron asesinadas 21 personas. Desde finales de 2017 estaba en libertad condicional después de que la Audiencia Nacional flexibilizara su condena.

A partir de este 18 de agosto, se extinguirán las responsabilidades penales que pesaban aún en su contra tras permanecer casi 30 años en prisión.

Caride Simón, natural de Vigo, tiene 74 años. Fue uno de los condenados por integrar ETA que se acogió a la 'Vía Nanclares' para que los presos obtuvieran beneficios si previamente rompían con ETA, aceptaban la política penitenciaria o atendían al pago de responsabilidades civiles y colaboraban con la Justicia.

El juez de Vigilancia Penitenciaria de la Audiencia Nacional flexibilizó su condena en noviembre de 2017, después de varios permisos sin incidentes --su última sanción fue en 2007 por un plante colectivo de varios miembros de ETA-- y de participar en proyectos y encuentros con las víctimas de atentados. Como ocurre con los presos que rompen con la disciplina etarra, Caride Simón no recibió homenajes de la izquierda abertzale al ser excarcelado.

"Lo de pedir perdón lo tengo claro, lo siento en el alma", reconoció Caride Simón en junio de 2012 en un encuentro con su víctima Roberto Manrique, mostrando su arrepentimiento por participar en el atentado de Hipercor, según informaron a Europa Press fuentes conocedoras del encuentro celebrado en la cárcel alavesa de Zaballa.

El juez aprobó su excarcelación atendiendo al avanzado estado de cumplimiento de su condena, su buena conducta penitenciaria --ejercía de auxiliar de limpieza en prisión o participó en cursos de informática-- y el hecho de contar con apoyo familiar y hábitos laborables consolidados.

Destacaba el juez que Caride Simón había sido expulsado de ETA, organización de la que se desvinculó, y que reconocía el daño causado a sus víctimas. Por este motivo, estimó parcialmente su recurso contra la decisión de la Junta de Tratamiento de la cárcel de Álava y mantuvo al interno clasificado en segundo grado con la aplicación del régimen de flexibilidad propio del artículo 100.2.

225 PRESOS DE ETA EN ESPAÑA Y 39 EN FRANCIA

225 presos de ETA continúan cumpliendo condena en las cárceles españolas y otros 39 lo hacen en Francia. Con la llegada de Fernando Grande-Marlaska al Ministerio del Interior se han autorizado el acercamiento de una treintena de presos de la banda terrorista, entre los que se excluye a los condenados por delitos de sangre.

Interior se comprometió a informar previamente a los colectivos de víctimas, que arrancaron la misma promesa de las autoridades galas. Con Francia han sido especialmente críticos tras el acercamiento a prisiones próximas a la frontera española de terroristas con delitos de sangre como Mikel Carrera Sarobe, alias 'Ata'.

Según datos de los servicios jurídicos de la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) a fecha de 1 de agosto, de los 225 presos de ETA en España, 164 están clasificados en primer grado --con las condiciones más estrictas--, 59 en segundo grado y sólo dos en tercer grado.

El pasado mes de abril, la AVT avisó de que el 40% de los 391 presos por delitos de terrorismo que cumplen sus condenas en cárceles españolas quedarán en libertad en un plazo de cinco años. En concreto, 83 presos de ETA y 72 por terrorismo yihadista --en la actualidad hay 151 en prisión-- quedarán en libertad, y lo mismo ocurrirá con 10 de los 18 condenados por la actividad criminal del GRAPO.

Contador

Para leer más