Actualizado 22/04/2021 22:38 CET

El ex jefe de Información de la Policía dice que no supo del espionaje a Bárcenas porque algún "superior" lo ordenó

El extesorero del PP, Luis Bárcenas vuelve a la cárcel de Soto del Real
El extesorero del PP, Luis Bárcenas vuelve a la cárcel de Soto del Real - Rafael Bastante - Europa Press

Dice que Villarejo era persona conocida y reconocida, y que "todo el mundo hablaba de que gozaba de un estatus específico y especial"

MADRID, 22 (EUROPA PRESS)

El que fuera comisario general de Información en la Policía en la etapa del ministro Jorge Fernández Díaz, Enrique Barón, ha reiterado en el Congreso, como ya dijo ante el juez, que no supo del espionaje a Luis Bárcenas pese a que se usaron recursos de la Comisaría y lo achaca a que algún cargo "superior" dio orden de que no fuera informado.

Ante la comisión de investigación de la llamada operación 'Kitchen', el comisario ha explicado que desde la Comisaría General de Información (CGI) llevó a cabo "decenas de operaciones antiterroristas" que era "el núcleo básico" de su actividad, y de ellas conoce "en profundidad" los medios utilizados.

En cambio, ha dicho que nunca supo del espionaje al extesorero del PP, ni de los medios utilizados en esa operación que sí han reconocido algunos de sus subordinados. En cuanto a las noticias que veía en prensa sobre la investigación a Bárcenas, pensaba que eran operativos de la Policía Judicial por orden del Juzgado central de Instrucción número 5 de la Audiencia Nacional y que por tanto no se habían requerido sus servicios.

Es más, ha relatado que fue en febrero de 2019, en su declaración como testigo ante el juez Manuel García-Castellón, cuando se enteró de qué recursos de su Comisaría General de Información se habían usado para la 'kitchen'.

Pero, en todo caso, ha remarcado que ese operativo no había afectado al trabajo normal de la unidad. "Lo que se hiciera y como se hiciera, no tuvo ningún impacto en el normal funcionamiento de la Comisaría General, no afectó", ha subrayado.

Preguntado por qué cree que no se enteró de esa operación que, en cambio, han relatado sus subordinados, como el que fuera jefe de la Unidad Central de Apoyo Operativo (UCAO) Enrique García Castaño, Barón ha contestado que "evidentemente" algún superior decidió ordenar que no fuera informado. Esa orden calcula que podría ser del director adjunto operativo (DAO), pero no lo sabe con certeza: "Evidentemente alguien por encima, que fue quien encargaría las cuestiones", ha dicho.

Así, ha incidido en que cuando la UCAO era requerida por otra unidad él siempre ha tenido conocimiento. Siempre, excepto en la operación Kitchen: "De esto no fui informado, (...) creo que recibió --García Castaño-- instrucciones de mantener máxima reserva en lo encomendado y que no se me informara, (...) y cumplió a rajatabla".

Cuestionado por los diputados sobre si era irregular que él como comisario general no tuviera conocimiento del uso de recursos de la CGI en Kitchen, ha apuntado que eso lo debe decidir un juez pero ha insistido en que no fue informado y no vio "elemento" que le hiciera sospechar.

"No sé cuánto se empleó, pero garantizo que afectación al normal funcionamiento no tuvo ninguno", ha insistido, para luego aseverar que si bien desconoce el motivo por el que le dejaron de lado, era sabido que él era muy estricto, por lo que fuera del ámbito de la lucha antiterrorista no solían contar con él. "De todas las operaciones, decenas de operaciones antiterroristas, que bajo mi mando fueron hechas, le puedo garantizar que las conozco y en profundidad", ha indicado.

Sobre el posible uso de fondos reservados de la CGI para esa operación 'parapolicial' que tenía como propósito sustraer información relativa al PP que estaba en posesión de Bárcenas, Barón ha apuntado que el secreto que pesa sobre esa información le impedía hablar al respecto, pero ha añadido que las facturas que se han publicado en prensa con el cuño de la DAO no las ha visto "nunca". "Por mis manos eso no ha pasado", ha apuntado.

CONOCIÓ A VILLAREJO

Dado que gran parte de esa operación 'Kitchen' gira en torno a uno de los principales investigados en 'Tándem', el comisario José Manuel Villarejo, a Barón se le ha preguntado por su relación con él. Al hilo, ha dicho que le conoció allá por 2005 cuando aterriza en Madrid, que nunca han coincidido "en ningún destino ni en ningún dispositivo policial ordenado por nadie", pero que era "una persona conocida".

"En Madrid nos acabamos conociendo todos. Era persona conocida y reconocida, todo el mundo hablaba de que gozaba de un estatus especifico y especial", ha indicado, para luego mencionar una foto de 2009 en la que aparece Villarejo, cuando es condecorado, rodeado de todos los DAO vivos para dar cuenta del nivel en el que se manejaba el comisario.

De hecho, ha añadido que aunque no le constan trabajos del comisario fuera de la normalidad, "se comentaba que hacia trabajos especiales al más alto nivel", y buena cuenta de ello es que no estaba encuadrado en ninguna rama de la DAO. "Pensé que estaba en la cúpula de la DAO de alguna manera", ha explicado.

Además, ha indicado que era conocido que el comisario Villarejo usaba empresas a su nombre para operaciones policiales, y tras ser preguntado por el origen de la investigación abierta contra el comisario ha declinado especular, si bien ha dejado caer que en seis años que estuvo al frente del CGI nunca tuvo conocimiento y no recibió información de carácter terrorista que procediera de él.

"No niego lo que haya hecho, a quien se lo ha dicho se lo habrá dicho. Pero no conozco actividad de Villarejo. Probablemente habrá hecho cosas espectaculares y magníficas, pero no se donde habrán ido a parar", ha indicado.

A preguntas de diputado de Vox, Barón ha afirmado que en su carrera profesional jamás ha visto algo como lo que ha ocurrido en la Kitchen y ha vuelto a repetir, lo ha hecho en varias ocasiones, que él ni fue informado ni nadie le ordeno que pusiera recursos a disposición de nadie.

Tras esto, se le ha preguntado por la relación que tenía con el entonces DAO Eugenio Pino, "muy poca relación", y con el jefe de la UCAO, que ha calificado de "buena con sus altibajos". "Convivimos cinco años hasta que fue cesado. Pero nunca esa relación llegó a quebrar a nivel que me determinara a mi a proponer su cese", ha añadido.

EL DESPACHO CON MARTÍNEZ

Con todo, ha explicado que no es normal que García Castaño despachara con el secretario de Estado de Seguridad Francisco Martínez porque lo habitual es utilizar "el canal jerárquico", aunque ha apuntado que esto no quita para que haya cuestiones extraordinarias por las que un mando por motivos de confianza o reserva salte esos cauces.

Por lo demás, la comparecencia de Barón --en la que no han participado los portavoces de Ciudadanos, PNV y Grupo Mixto-- ha discurrido entre preguntas de los diputados sobre temas de diversa índole relativas al trabajo de Barón al frente de la CGI. Ha indicado que sí despachaba directamente con Francisco Martínez, que hay una figura de agente encubierto que tiene habilitada la doble identidad por ley, y que hay personas "que asumen brutales riesgos infiltrándose en redes yihadistas sin empresas de cobertura y se juegan la vida por los españoles para evitar atentados".

Estos comentarios, en general, han dado cuenta del parecer que tiene Barón sobre la figura de Villarejo. Y ha recordado tras ser preguntado por Jon Iñarritu (Bildu) el episodio del micrófono que le colocaron supuestamente en su despacho.

"No sé si fue así, hasta donde sé aparece en una anotación en la libreta de Villarejo, que dice que se lo dice OLI (José Luis Olivera) que se lo ha dicho BIG (García Castaño) que ha puesto un micrófono en mi despacho", ha apuntado, para luego señalar que ni en las películas de ciencia ficción se le ocurre algo así.

Con todo, a pesar de que no le da credibilidad a la anotación, ha lamentado que hasta la fecha nadie le haya dado una explicación sobre si se ha investigado el asunto. "Me merezco una explicación, que me digan si es verdad o no, porque eso es actividad delictiva, pero aquí nos quedamos", ha añadido.

Contador

Para leer más