Experta en factores humanos dice que el maquinista no tuvo responsabilidad en el accidente de Angrois

Un vagón subido por una grúa el día después del accidente del Alvia en Angrois
EUROPA PRESS - Archivo
Actualizado 10/10/2018 21:10:38 CET

Cree que se debería "rehacer" el informe de la CIAF e incluir las causas subyacentes del accidente

MADRID, 10 (EUROPA PRESS)

La directora de Investigación y Proyectos del Instituto de Investigación de Seguridad y Factores Humanos, Pilar Calvo, ha afirmado que bajo su punto de vista el maquinista no tuvo "ninguna responsabilidad en el accidente" ocurrido en 2013 en el barrio compostelano de Angrois.

Según ha explicado en la comisión que investiga el siniestro en el Congreso, el maquinista "obró como cualquier otro maquinista" habría actuado "en esas circunstancias" y así se lo han señalado otros con los que ha conversado. "Muchos maquinistas se pusieron en contacto conmigo y me dijeron: 'A mí me habría ocurrido lo mismo'", ha aseverado.

Calvo ha sido crítica con el informe de la Comisión de Investigación de Accidentes Ferroviarios (CIAF) por no investigar las "causas subyacentes" y concluir que el accidente se debió a un error humano del maquinista por exceso de velocidad y distracción por recibir una llamada. Por ello, ha sentenciado: "Es necesario rehacer la comisión de investigación o por lo menos rehacer el informe".

Entre otras cosas, cree que el informe debe recoger por qué se desactivó el Sistema de Gestión del Tráfico Ferroviario (ERTMS) del tren en tan solo 24 horas y qué se hizo en ese tiempo para justificar esta decisión.

PRESIDENTE DE CIAF, NO PARTIDARIO

Calvo ha reivindicado la reapertura de la investigación o la redacción de un nuevo informe una semana después de que el presidente de la CIAF, Fernando Montes, dijese que no hay motivos para abrir nuevas diligencias.

En la sesión de la semana pasada, este asunto suscitó polémica ya que el antecesor de Montes en el cargo, Vicente Rallo, aseguró en un primer momento que le trasladó a la entonces ministra de Fomento, Ana Pastor, la posibilidad de repetir la investigación y esta dio por "liquidado" el informe.

Después, Rallo emitió un comunicado desdiciéndose y regresó a la Cámara Baja a rectificar en sede parlamentaria sus palabras, las cuales achacó a "un lapsus tras 98 minutos de comparecencia".

La compareciente ha alabado el informe emitido por la Agencia Ferroviaria Europea (ERA, por sus siglas en inglés), que criticaba la investigación de la CIAF, y ha apuntado que la "insistencia" sobre el error humano "es sospechosa de enmascarar" otros factores. Así, ha afirmado que ese fallo humano es "un síntoma" y que lo importante es "evidenciar y poner de manifiesto" las causas subyacentes --algo que también pedía la ERA--.

LA LÍNEA PERMITÍA EXCESO DE VELOCIDAD

Calvo ha subrayado que la puesta en servicio de la línea permitía un exceso de velocidad en la línea y ha criticado que no existiese una señalización externa de limitación de velocidad, lo que, unido a la desconexión del ERTMS, dejaba en una situación de "riesgo" al maquinista.

"Existía el mismo riesgo para ese maquinista, para el anterior y el anterior", ha incidido, y ha criticado que se ponga el foco en "las cuestiones más llamativas" --como la llamada que recibió-- atribuyéndole a estas las causas. "Si vamos al origen, es lo que nos va a permitir aprender", ha apuntado.

Así, ha argumentado que el maquinista tenía obligación de atender a esa llamada y que el conjunto de situaciones que lo rodeaban "sobrepasaba las capacidades humanas".

Preguntada por las mejoras de seguridad que ha apreciado tras el accidente, ha dicho que tan solo conoce "acciones reactivas locales" como la instalación de balizas en el lugar del siniestro. Además, ha señalado que entre los motivos de la modificación del proyecto original por el que se dejó sin ERTMS en vía la entrada de Santiago, figura la rentabilidad económica.

FACTOR DE RENTABILIDAD EN EL CAMBIO DEL PROYECTO

"Si hay un proyecto de 'X' cantidad de dinero y la modificación ahorra una cantidad a costa de rebajar la seguridad: blanco y en botella", ha remarcado, y aunque ha negado haber visto ninguna prueba documental "por escrito", ha insistido: "Había un importe inicial y un importe final".

Finalmente, como experta en factores humanos ha apostado por la inclusión de la 'cultura justa' en el mundo ferroviario. En otras palabras, que los trabajadores tengan garantías de que no sufrirán represalias laborales por reportar incidencias o fallos en el funcionamiento de los trenes o de las infraestructuras y sistemas de seguridad.

COMPARECENCIA DEL EXDIPUTADO PERE MACIAS

En este sentido se ha pronunciado también el exdiputado de CDC Pere Macias, ingeniero de Caminos de profesión, que ha comparecido esta tarde en la comisión y ha señalado la necesidad de trasladar esta 'cultura justa' a los ferrocarriles, como sucede ya en la aviación.

En contraposición a Calvo, Macias, que formó parte de la Subcomisión de Seguridad Ferroviaria en el Congreso, ha sido crítico con el informe de la ERA y ha afirmado que "algunos párrafos resultan sorprendentes". Ha dicho que en este organismo, al contrario que en la CIAF, "hay grandes expertos de seguridad", pero que faltan 'practicones', ingenieros técnicos "de a pie".

Respecto a la composición de la CIAF, ha apostado por incorporar a este organismo expertos en seguridad, aunque ha defendido que haya miembros de Renfe y Adif porque se requieren "expertos ferroviarios". También ha aseverado que preferiría que esta comisión dependiese directamente del Parlamento.

Macias se ha mostrado favorable a que se repita la investigación de la CIAF siempre que el objetivo de ello sea "aprender" para evitar futuros errores, pero ha rechazado una segunda investigación "como una pieza judicial más".

Contador