Publicado 18/06/2021 14:23CET

Exteriores resta importancia a la presencia de Podemos en una marcha pro saharaui: "La agenda se fija aquí"

El embajador en Rabat no fue invitado esta semana a un foro con diplomáticos

MADRID, 18 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Ministerio de Asuntos Exteriores, UE y Cooperación no ve relevante que miembros de Podemos hayan acudido a una manifestación en favor del derecho de autodeterminación del pueblo saharaui este viernes en Madrid, según fuentes diplomáticas que han recordado que compete al departamento que dirige Arancha González Laya fijar la hoja de ruta en política internacional.

"La agenda se fija aquí", han asegurado las fuentes, poco después de que confluyeran una serie de marchas en la Puerta del Sol y de que a dicho evento acudiesen miembros de Podemos, en concreto una delegación encabezada por la responsable de política exterior de la formación, Idoia Villanueva, y el diputado Antón Gómez-Reino.

El Ministerio ha restado importancia a esta asistencia, por entender que Podemos es "un partido político independiente" y que la posición del Gobierno español sigue siendo igual de "clara y consistente" que en las últimas décadas, tal como viene comunicando "en público y en privado".

En este sentido, fuentes diplomáticas han recordado que es Exteriores el que fija la agenda en materia de política exterior en connivencia con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y por tanto no han considerado que la marcha pueda tener "relevancia" a la hora de mover posiciones oficiales.

SIN INVITACIÓN AL EMBAJADOR

La manifestación ha tenido lugar con la crisis política con Marruecos aún abierta y en la misma semana en que el embajador español en Rabat, Ricardo Díez-Hochleitner, se ha quedado fuera de un encuentro convocado en el Ministerio de Exteriores marroquí para presentar directrices en materia de desarrollo del reino alauí.

La reunión tuvo lugar el martes y, en ella, el presidente de la Comisión Especial sobre el Modelo de Desarrollo (CSMD), Chakib Benmoussa, presentó las conclusiones del informe sobre el Nuevo Modelo de Desarrollo ante representantes del cuerpo diplomático.

Dicho informe deriva de una directriz del rey Mohamed VI de 2017 y, según Benmoussa, refleja "un diagnóstico franco y lúcido sobre los logros, las insuficiencias y la manera de poder fijar el rumbo para el Marruecos del mañana", informa la agencia de noticias oficial MAP.

Sin embargo, entre los asistentes a dicha presentación no estuvo el embajador español, por motivos sobre los que el Gobierno español prefiere no especular. "Nuestra Embajada en Rabat no recibió invitación a este evento", han aclarado las fuentes consultadas, que de esta forma han descartado cualquier tipo de "comunicación formal" en uno u otro sentido.

A Exteriores, sin embargo, no le consta oficialmente que exista una "congelación" de las relaciones entre las autoridades de Marruecos y la Embajada de España, como sí reconoció públicamente Rabat en el caso de la Embajada de Alemania, país con el que el reino alauí también tiene abierta una crisis política. La legación diplomática alemana incluso admitió esta semana tener problemas para brindar asistencia consular.

Sobre las conversaciones que puede haber entre Madrid y Rabat para resolver el actual pulso político, por ahora la parte española se limita a apelar a la discreción, si bien sí reconoce contactos "a distintos niveles", sin entrar en más detalles.

La relación con Marruecos figuraría también en los contactos abiertos con Estados Unidos --"forma parte de las conversaciones que tenemos"--, al igual que otros "muchos otros" temas. En este sentido, desde Exteriores han insistido en que la relación con Washington es "muy fluida" y que corresponde a la Administración de Joe Biden "rendir cuentas" de su política exterior.