El exvicepresidente del Popular Roberto Higuera declara este martes ante el juez por la ampliación de capital de 2016

Publicado 08/10/2019 7:26:43CET

MADRID, 8 Oct. (EUROPA PRESS) -

El exvicepresidente del Banco Popular Roberto Higuera está citado a declarar este martes a partir de las nueve de la mañana en la Audiencia Nacional para explicar la operación de ampliación de capital que acometió la entidad en 2016, un año antes de su disolución.

Higuera, quien fuera 'mano derecha' del expresidente Ángel Ron, está investigado en la pieza del 'caso Popular' que investiga presuntos delitos de falsedad en las cuentas y administración desleal, entre otros.

El exvicepresidente del banco será el segundo querellado en declarar ante el titular del Juzgado Central de Instrucción número 4, José Luis Calama, en esta causa que investiga las presuntas irregularidades que llevaron a la disolución del Popular a mediados de 2017. El primero fue Emilio Saracho, el último presidente de la entidad: sólo estuvo al frente 108 días.

Saracho está imputado en una pieza diferente a la de Ron e Higuera, pues mientras al primero se atribuye manipulación de mercado por las filtraciones que se fueron conociendo en la primavera de 2017 sobre la situación del banco, a los segundos se les investiga por falsedad en las cuentas en la ampliación de capital de un año antes.

LA AMPLIACIÓN DE CAPITAL SE QUEDÓ CORTA

Saracho declaró ante el magistrado instructor que la ampliación de capital acometida bajo la presidencia de Ron se había quedado muy lejos de las necesidades de liquidez del banco, ya que éste sólo creció en 2.500 millones de euros de los 8.000 millones que requería. Es previsible que Higuera aporte su versión al respecto.

En los dos días que estuvo compareciendo, el último presidente del Popular se desmarcó de cualquier filtración sobre la situación financiera de la entidad durante su etapa (febrero-junio de 2017), justo antes de la disolución, y defendió que la coincidencia entre la comunicación a la CNMV de la reexpresión de las cuentas con la filtración de la dimisión del consejero delegado Pedro Larena se debió a la 'Ley de Murphy', pues como la propia Comisión acredita en un informe que obra en la causa, no hubo una manipulación del mercado.

Contador