La familia de la española encarcelada en EEUU exigirá mañana su liberación ante la Embajada norteamericana

Actualizado 04/05/2007 22:04:08 CET

La justicia norteamericana podría acordar el próximo 14 de mayo su libertad condicional

MADRID, 4 May. (EUROPA PRESS) -

La familia de María José Carrascosa, la abogada valenciana encarcelada en el estado norteamericano de Nueva Jersey (este) acusada de desacato y de haber secuestrado a su hija, ha convocado mañana una concentración frente a la Embajada estadounidense en Madrid para exigir su liberación.

Al acto, que tendrá lugar a las 20 horas, se han adherido ya la Unión de Actores, el Consejo de las Mujeres del Municipio de Madrid, la Red Feminista contra la Violencia de Género, Enclave Feminista y Mujeres en Red. Por parte de la familia, asistirán el padre y la hermana de María José Carrascosa, José y Victoria, respectivamente, confirmó hoy a Europa Press la propia Victoria.

No así el PSOE, ya que este partido considera que la liberación de Carrascosa debe reivindicarse por la vía diplomática, según explicó la senadora socialista Lentxu Rubial, que aseguró que el Gobierno está haciendo "todas las gestiones" en este sentido.

No obstante, Rubial y la senadora socialista Encarna Ibañéz se reunieron la semana pasada con la hermana de María José, igual que la senadora del PP, Carmen Funez, quien no descartó que algún miembro de su partido acuda a la concentración.

La familia de Carrascosa pretende con este acto influir el próximo 14 de mayo en la apelación del 'habeas corpus' presentado por la acusada para salir de la cárcel, donde lleva detenida más de cinco meses sin que pese una condena sobre ella.

Según informó hoy a Europa Press uno de los abogados de María José Carrascosa en España, Vicente Igor, es probable que la Corte Federal que tiene que pronunciarse sobre la apelación decida ponerla en libertad pero "bajo la prohibición de que salga del país" y de que se le retire el pasaporte.

A partir de ahí, quedaría por resolver el recurso presentado por Carrascosa contra la decisión del juez Edward Torack, del condado de Bergen (Nueva Jersey), que no reconoció las sentencias españolas que conceden la custodia de la menor a la madre, se la concedió al padre y ordenó a María José regresar a Estados Unidos para entregar a su hija. Sin embargo, la niña tiene prohibido salir de España por otras sentencias españolas y por este motivo María José está acusada de desacato.

CUMPLIMIENTO DEL CONVENIO DE LA HAYA

La defensa de Carrascosa pretende que Estados Unidos, "por aplicación del Convenio de la Haya", reconozca la validez de las sentencias españolas, basándose en que "en un tema como éste siempre es preferente la jurisdicción del país donde se encuentra la menor", es decir, España, y que este país "resolvió primero que Estados Unidos" sobre el citado caso.

Sin embargo, el padre de la niña sostiene que el mismo convenio establece la "pronta recuperación" del menor al Estado donde residía "habitualmente", esto es, Estados Unidos.

Por otra parte el Consejo de las Mujeres del Municipio de Madrid ha puesto en marcha una campaña de firmas en Internet en apoyo de Carrascosa a la que ya se han adherido actores como Fernando Fernán Gómez, Pilar y Javier Bardem, Marisa Paredes, Federico Luppi, Loles León o Rossy de Palma, entre otros.

María José se casó en Buñol (Valencia) con el estadounidense Peter Innes en marzo de 1999, sólo unos meses después de que lo hubiera conocido en un chat de Internet. Cinco días después de la boda, ella decidió mudarse a Nueva Jersey. Al poco tiempo de llegar a Estados Unidos, María José perdió el bebé que estaba esperando, pero se quedó de nuevo embarazada en torno a agosto de 1999.

En 2001, el servicio de inmigración de Nueva York le concedió el estatus de 'mujer maltratada' por las amenazas verbales que recibía de su marido, con el que siguió viviendo hasta finales de 2004, cuando regresó a España como solía hacer cada año por esas fechas.

En diciembre de ese año, María José denunció a su pareja al descubrir que en el registro de su matrimonio el número de identidad de Peter Innes correspondía a una "señora estadounidense de 73 años ya fallecida", según relató Victoria Carrascosa. La demanda fue admitida a trámite, pero aún está pendiente de resolver.

En julio de 2005 un tribunal valenciano dio a María José la custodia de su hija, que hoy tiene siete años y según su tía, no sabe todo lo que está pasando. Esa sentencia fue ratificada en enero de 2007.

En diciembre de 2005, María José presentó otra denuncia, esta vez por envenenamiento, contra Innes después de ser operada por un tumor de páncreas y de que el informe forense hubiera detectado "pesticidas" en sus órganos, continuó Victoria.

A principios de 2006, Innes denunció a María José por secuestrar a la niña en España. El juez Edward Torack, del condado de Bergen (Nueva Jersey), no reconoció las sentencias españolas, concedió la custodia de la menor al padre y ordenó a la madre regresar a Estados Unidos para entregar a su hija.

La abogada valenciana, quien entre tanto se sometió a distintas operaciones, (le han extirpado el tiroides, bazo y parte de páncreas), se presentó en agosto pasado en Estados Unidos para asistir a una vista judicial, en la que conoció los cargos que pesaban sobre ella, le retiraron el pasaporte y le informaron de que debía entregar a la pequeña antes del 31 de agosto, si no quería ser encarcelada por secuestro, hecho que se produzco en noviembre pasado.