La familia de Lluís Prenafeta proclama su inocencia

Actualizado 06/11/2009 14:43:13 CET
Actualizado 06/11/2009 14:43:13 CET

La familia de Lluís Prenafeta proclama su inocencia

BARCELONA, 6 Nov. (EUROPA PRESS) -

La familia de Lluís Prenafeta, ex secretario general de los gobiernos de Jordi Pujol y encarcelado por la 'operación Pretoria', exigió este viernes en un comunicado su puesta en libertad porque es inocente de todos los cargos que se le imputan.

"El hecho de hacernos pasar por esto afecta a la moral del mundo del catalanismo" y lo "ataca", consideró el hijo de Prenafeta, Marc, en declaraciones a Rac1 recogidas por Europa Press.

Adelantó que la familia está estudiando presentar un recurso solicitando la puesta en libertad por motivos de salud.

Marc Prenafeta también expresó sus dudas sobre Garzón, que definió como "un juez con personalidad e intereses especiales y que, de algún modo, hace pagar a estas personas --su padre y el ex conseller de Economía, Macià Alavedra-- el papel relevante que han tenido en los gobiernos de Pujol y en el restablecimiento de la Generalitat".

"ACTUÓ DE INTERMEDIARIO"

"No pedimos clemencia. Pedimos justicia", dijo, ya que tanto Prenafeta como Alavedra son inocentes a juicio de sus familiares, ya que no han cometido ningún delito.

En un comunicado conjunto, la familia Prenafeta indicó que lo único que hizo fue "actuar de intermediario" en dos operaciones urbanísticas, una en Badalona y otra en Sant Andreu de Llavaneres, algo que no es delito.

"No ha ejercido ningún acto de influir en ningún político. Se ha limitado a desarrollar la actividad de intermediación, propia de un profesional", constataron.

Así, recuerdan que la interlocutoria del juez de la Audiencia Nacional, Baltasar Garzón, "sólo consigue acreditar" estas intermediaciones entre Prenafeta y Alavedra y dos empresas: Espais y Projecte Immobiliari Valiant.

"La intermediación inmobiliaria no es un delito, es una actividad profesional económica legal y no implica el tráfico de influencias", aseguraron.

Por ello, consideraron que la presunta trama que crea Garzón es una "ficción". "No hay asociación ilícita porque muchos de los implicados no se conocían entre ellas", dijeron los familiares, que añadieron que el auto tampoco ninguna prueba del blanqueo de capitales.

Pusieron de manifiesto, además, que el Código Penal condena el tráfico de influencias con "una pena de prisión corta", por lo que si sólo se le imputa este delito, no se hubiera podido pedir la prisión incondicional. Por todo ello, exigieron su liberación.

Recuerdan que Garzón constata en la interlocutoria que no hay riesgo de fuga, por lo que la prisión incondicional para Prenafeta y Alavedra carece de sentido, ya que "no hay riesgo de que sigan delinquiendo y no hay riesgo de destrucción de pruebas".

"Otros imputados que han salido bajo fianza se les han imputado más delitos que a Prenafeta y Alavedra. No se entiende, pues, por qué se siguen criterios diferentes en lo relativo a la prisión preventiva", concluyeron.

Por otra parte, Marc Prenafeta aseguró hoy que su padre, "pese a las dificultades del momento, está bien", y que en prisión comparte celda con Alavedra.

Desmintió rotundamente que su padre tuviera dinero en cuentas corrientes fuera de España, y aseguró que nadie de CDC ni del Govern ha contactado estos días con él.

También se refirió a la 'pena de telediario', el hecho de que pudieran ser filmados Prenafeta y el resto de inculpados esposados.

Señaló que en el furgón no iban esposados y que, en el momento de entrar en la Audiencia Nacional, lo fueron únicamente por "un minuto".