Publicado 17/06/2015 14:21CET

Garzón mantiene la "mano tendida" a Podemos pese al 'portazo' de Pablo Iglesias

Alberto Garzón
EUROPA PRESS

MADRID, 17 Jun. (EUROPA PRESS) -

El candidato de IU a la Presidencia del Gobierno, Alberto Garzón, mantendrá "la mano tendida" a Podemos para la conformación de una candidatura de unidad popular para las elecciones generales "hasta el último minuto", pese a la negativa de su secretario general, Pablo Iglesias, a alcanzar acuerdos con la coalición de izquierdas.

Garzón está convencido de que una candidatura amplia "de todas las fuerzas transformadoras" es la única manera de hacer frente a PP y PSOE y llegar al Palacio de la Moncloa, por lo que no desistirá en su intento de sumar al mayor número posible de partidos políticos y movimientos sociales a ese consenso. Y así se lo trasladará a Pablo Iglesias en la reunión que quiere mantener con él y para la que aún no hay fecha prevista.

"Vamos a caminar en esa dirección, tenemos la mano tendida a todas las fuerzas y continuará hasta el último minuto porque es una cuestión de convicción", ha asegurado en los pasillos del Congreso después de que Pablo Iglesias haya rechazado este miércoles de nuevo la confluencia con IU en las elecciones generales porque considera que se trata de un proyecto político "agotado".

Pese a ello, Garzón mantiene la esperanza de que Podemos "reconsidere" su postura, sobre todo cuando, a su juicio, las bases del partido y sus círculos "sí están por la labor" de formar una candidatura amplia de unidad popular.

"Lógicamente hay diferencias con la posición respecto a las elecciones que tiene Pablo Iglesias, pero también con otras formaciones. Se trata de ir viendo la posibilidad de ir resolviendo esas diferencias en beneficio de la mayoría social", ha insistido el referente electoral de IU.

A su juicio, Pablo Iglesias es "esencial e imprescindible" para "la transformación social", pero también lo son los militantes de otras formaciones como Anova, ICV, Chunta Aragonesista o la propia IU. Por ello, ha dejado claro que desde IU no entrarán en la "pelea" con Podemos ni con ningún otro partido que pueda contribuir a ese cambio.

HAY RETOS, PERO NO ES IMPOSIBLE

Pero además, Garzón sostiene que esa candidatura de unidad no debe formarse sobre una sopa de siglas, sino desde "el protagonismo de los ciudadanos" donde los partidos sirvan de apoyo. "Y con el máximo respeto posible", ha reivindicado recordando el ejemplo de las pasadas elecciones municipales, donde las listas de unidad como las Madrid o Barcelona lograron sumar un amplio apoyo ciudadano.

"Hay retos, pero no es imposible. Aunque ahora haya posiciones divergentes se trata de ir utilizando mucho el diálogo y hablando con todos los sujetos que puedan formar parte de esta candidatura", ha confiado Garzón, que este fin de semana viajará a Galicia para mantener allí múltiples reuniones con líderes de fuerzas políticas y movimientos que han formado parte de las denominadas mareas gallegas.

Garzón considera que esa candidatura de unidad popular es "el instrumento útil" en el actual panorama político no sólo por la gente lo reclama, sino también porque el sistema electoral "penaliza profundamente los fraccionamientos de fuerzas alternativas y contestatarias".

SIN LÍNEAS ROJAS SOBRE LA FÓRMULA DE CANDIDATURA

Con este objetivo, IU afronta el diálogo sin "líneas rojas" sobre la fórmula jurídica que tendría que tener esta candidatura o su denominación, aunque el modelo de 'Podemos-otra cosa' que propone Pablo Iglesias no es su preferido porque "aparenta una sopa de siglas".

"En principio no estaríamos por la labor. No obstante nosotros no tenemos ninguna línea roja", ha insistido dejando claro que "no hay que empezar la casa por el tejado" y el debate no está en la forma de presentar la candidatura sino en la disposición o no a construir esa unidad popular.