Actualizado 23/09/2007 14:26 CET

La Generalitat valenciana incrementa en un 10% la ayuda al alquiler para familias que fija el Ministerio de Vivienda

VALENCIA, 23 Sep. (EUROPA PRESS) -

La Conselleria de Medio Ambiente, Agua, Urbanismo y Vivienda asegura que ha incrementado en un 10% las ayudas para el alquiler que fija el Ministerio de Vivienda en el plan estatal dentro de la Comunitat Valenciana. Esta subvención adicional, que corre a cargo de la Generalitat, hace que para estos casos los inquilinos puedan recibir una ayuda de hasta 264 euros al mes para hacer frente al alquiler, según informaron a Europa Press fuentes del departamento que dirige José Ramón García Antón.

La ayuda adicional se concede a las familias que cuentan con unos ingresos económicos anuales que no superan en 1,5 veces el Indicador Público de Renta de Efectos Multiples (IPREM), lo que equivale a poco más de 10.000 euros, y que pertenecen a alguno de los colectivos sociales que presentan mayores dificultades de acceso a la vivienda, como las familias numerosas o monoparentales, personas con discapacidad, personas mayores o víctimas de la violencia de género o del terrorismo.

Las ayudas para el alquiler que recoge el Plan de Vivienda 2005-2008 establecen una cuantía de entre el 30 por ciento y el 40 por ciento del alquiler anual, con un máximo absoluto de 2.880 euros (240 euros al mes). Según los datos aportados por el Consell, la Generalitat incrementa esta ayuda con un 10 por ciento más para estos casos especiales, con lo que la subvención máxima puede ser de 264 euros para los ciudadanos de la Comunitat que más lo necesitan.

La duración máxima de la subvención estatal es de dos años, mientras que las ayudas complementarias de la Generalitat se podrán prorrogar dos años más, para garantizar así una mayor cobertura de las necesidades de las familias con pocos recursos, indicaron las mismas fuentes.

En cuanto a los requisitos generales exigibles para demandar las ayudas al alquiler, los ingresos familiares no podrán superar en 2,5 veces el IPREM (16.700 euros) si el demandante es mayor de 35 años y en 3,5 veces (23.475 euros) en el caso de que no supere los 35 años. Además, se exigen unos ingresos mínimos, que deben ser de 0,5 veces el IPREM para los mayores de 35 años y del 0,2 en el caso de jóvenes de hasta 35 años. La vivienda deberá destinarse a domicilio habitual y permanente y los ocupantes no podrán ser titulares de ningún otro inmueble.

Además de las ayudas al inquilino, la Generalitat desarrolla una política de recuperación de viviendas vacías con el fin de incrementar la oferta de viviendas en alquiler a bajo precio. Para ello, la Agencia Valenciana de Alquiler, una entidad dependiente del Instituto Valenciano de Vivienda (IVVSA), realiza la función de intermediaria entre el propietario de la vivienda y el futuro arrendatario, y ha gestionado alquileres a más de 2.600 familias de la Comunitat, de las que más del 40% están formadas por jóvenes de hasta 35 años.