'Génova' percibe que aumenta su distancia con Cs y se aferra a que parte del voto de Vox vuelva al PP

Pablo Casado clausura un acto del PP de La Rioja
Félix Bernedo- Europa Press
Publicado 15/05/2019 18:21:48CET

Sostiene que el desgaste del PP por la corrupción, la crisis y Cataluña hacía "irrelevante" lo que hiciera Casado en campaña

MADRID, 15 May. (EUROPA PRESS) -

La dirección nacional del PP maneja datos internos que acreditan que ha crecido su distancia con respecto a Ciudadanos (Cs) y, por lo tanto, no habrá 'sorpasso' del partido naranja en las elecciones autonómicas, municipales y europeas del 26 de mayo. Además, trabaja con la idea de que buena parte del voto de Vox en las generales volverá ahora al PP, según fuentes de la cúpula de la formación.

De hecho, los últimos datos en poder de la formación que lidera Pablo Casado tras los análisis realizados por 'focus group' evidencian que el grueso de los votos que logró el partido de Santiago Abascal en las elecciones generales del pasado 28 de abril proceden del Partido Popular, que se dejó en el camino casi 3,6 millones de votos y 71 escaños con respecto a los comicios de junio de 2016.

En concreto, según estos cálculos, de los 2,67 millones de votos que consiguió Vox, que se tradujeron en 24 escaños en el Congreso, alrededor de 2,4 son votantes venían de personas que en su día apostaban por el PP. Ese trasvase de votos que provocó que esta fuerza subiera más de una decena de puntos en comparación con las elecciones de junio de 2016.

ESTRATEGIA "ACERTADA"

De la misma manera, estos datos internos del PP reflejan que la formación que lidera Albert Rivera logró poco más de un millón de votos a costa de los 'populares', del total de 4,13 millones de sufragios que obtuvo el 28 de abril, un 15,8%. En las últimas generales, el partido naranja cosechó 3,1 millones de votos (13,05%).

Estas conclusiones reflejan, según las fuentes consultadas, que la estrategia del partido ante las generales fue "acertada" y que había que poner el acento en frenar la fuga de votos a Vox. En la dirección del PP confían en que ahora se revierta el "voto de cabreo" que llevó a muchos votantes a apostar en las urnas por la formación verde.

Pero al margen de las cifras, los análisis cualitativos indican que al PP le penalizó la crisis económica, la gestión del desafío independentista en Cataluña y los casos de corrupción que habían afectado a la formación, por lo que era "irrelevante lo que hiciera Pablo Casado en campaña. "Esta tormenta no la navega ni el que lleve en el barco cuatro años", resumen desde la cúpula 'popular', para añadir que no quieren imputar esa situación a Mariano Rajoy.

LA EXPERIENCIA DE GESTIÓN DEL PP

Ante el 26M, en 'Génova' ponen el acento en la experiencia de gestión de los alcaldes y presidentes autonómicos del PP frente a un partido que no ha gobernado nunca como Vox. Los 'populares' esperan que sus regidores y cargos territoriales ejerzan un efecto tirón que les permita conservar buena parte de sus actuales feudos.

De hecho, esa gestión es una de las cuestiones clave que, según el PP, les está permitiendo también aumentar su distancia con Ciudadanos, según sus sondeos internos. En la dirección del PP dan por sentado que el partido de Albert Rivera no logrará arrebatarles el liderazgo de primer partido de la oposición en esta "segunda vuelta" en las urnas.

Como prueba de ello, el PP pone en valor el número de candidaturas que ha presentado el partido a las municipales y autonómicas del 26 de mayo, superior al de sus dos partidos competidores en el espectro de centro-derecha. Se trata de 60.000 candidatos que intentarán ser elegidos y unos 7.000 cabeza de cartel a la Alcaldía, según dijo hace unos días la coordinadora de la campaña de las municipales y autonómicas, Cuca Gamarra.

Contador