El Gobierno aprueba hoy el despliegue de dos aviones en Chad y un patrullero en Líbano con 180 militares en total

Actualizado 23/05/2008 9:24:16 CET

MADRID, 23 May. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno tiene previsto aprobar hoy en la reunión del Consejo de Ministros sendos acuerdos para solicitar al Parlamento autorización para el despliegue de un patrullero de altura en Líbano, con 90 militares de dotación, y dos aviones de transporte C295 en Chad, con una tripulación de otros 90 militares, según informaron a Europa Press fuentes del Ministerio de Defensa.

Las fuentes consultadas aseguraron que el Ejecutivo aprobará previsiblemente este viernes los dos acuerdos para solicitar, tal y como establece la Ley Orgánica de Defensa Nacional, el permiso de las Cortes para enviar los dos nuevos destacamentos, que suman 180 militares de Aire y Armada.

Fuentes conocedoras del proceso explicaron a Europa Press que la previsión es que el Parlamento de 'luz verde' a los nuevos contingentes en una reunión de la Comisión de Defensa que se convocará antes del 1 de junio, toda vez que esa fecha es la que se maneja para que comience el despliegue de la Fuerza Aérea en el marco de la Fuerza de la Unión Europea en Chad, que apoyará a los 'cascos azules' en Sudán. La misión de la Armada en la Fuerza Naval de la Fuerza Interina de Naciones Unidas en Líbano (Fuerza Naval de FINUL) elevará a 1.190 militares la participación española en la operación de la ONU en Líbano.

El despliegue de un patrullero de altura en la FINUL Naval estaba previsto por la Organización de Naciones Unidas desde comienzos de este año, tal y como se refleja en los comunicados difundidos desde febrero por el Cuartel General de FINUL en Naqura, que señalaban que España participaría con un patrullero de altura y 150 marineros.

En principio, será el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, el titular encargado de defender la aprobación de las nuevas misiones en Chad y Líbano, al ser actualmente el ministro de Defensa en sustitución de Carme Chacón, de baja por su reciente maternidad, según fuentes conocedoras del proceso consultadas por Europa Press.

Todos los despliegues autorizados por el actual Gobierno en la anterior legislatura fueron avalados previamente por el Congreso de los Diputados, a excepción del envío a Afganistán de los cuatro vehículos aéreos no tripulados (UAV) Searcher MKIIJ y un contingente de 36 militares para operarlos y mantenerlos, que fueron desplegados en marzo en el país asiático por decisión del entonces titular de Defensa, José Antonio Alonso, que optó por comparecer en el Parlamento 'a posteriori', invocando el artículo de la Ley de Defensa Nacional previsto para despliegues de urgencia.

El Ministerio de Defensa está ya realizando los preparativos para la nueva misión humanitaria que asumirá en Chad el Ala 35 del Ejército del Aire, con sede en la Base Aérea de Getafe (Madrid). Por ese motivo, Defensa retiró en fechas recientes el único avión de transporte C295 que prestaba servicio a las tropas españolas en Afganistán en la Base de Apoyo Avanzado (FSB) de Herat como enlace logístico con el aeródromo de Qala-I-Now, la capital de Badghis que acoge la Base general Urrutia, sede del Equipo español de Reconstrucción Provincial (PRT).

La decisión del repliegue de esta aeronave permitirá que los aviones C295 de la Base de Getafe tengan una menor carga de trabajar y menos horas de vuelo y se centren en las operaciones desarrolladas en territorio nacional y en una única misión en el exterior en Chad, que se centrará en transporte de personal y carga con destino a los campamentos de refugiados procedentes de la región sudanesa de Darfur.

Al mando de un teniente coronel del Ejército del Aire y equipado con dos aviones C295, el nuevo destacamento del Ejército del Aire en la República del Chad estará compuesto por 90 militares, entre pilotos, tripulación, mecánicos y otros efectivos. Estará emplazado en el aeropuerto de la capital chadiana, Yamena, y su misión será realizar vuelos de enlace logístico y humanitario entre esta ciudad y Abeché.

Según fuentes militares consultadas por Europa Press, la duración inicial de la misión será de un año, con la posibilidad de que sea prorrogada en caso de que las circunstancias así lo aconsejen y lo solicite la Unión Europea. El despliegue de este destacamento supondrá el regreso a África de un contingente del Ejército del Aire español, tras la misión que desarrolló, desde mediados de 2002 hasta febrero de 2004, el Ala 11 de la Fuerza Aérea con un avión de patrulla marítima P3 Orión desplegado en el marco de la operación 'Libertad Duradera'. Precisamente una de estas aeronaves fue la elegida para vigilar la zona en que fue secuestrado el pesquero vasco en aguas de Somalia.

El Ejército del Aire tiene una amplia experiencia en misiones humanitarias en el continente africano, en el que se desplegó por primera vez en 1960 para socorrer a la población marroquí de Agadir tras un fuerte maremoto sufrido el 1 de marzo. Posteriormente, sus aeronaves, pilotos y tripulaciones se desplazaron a países como Mali, Guinea Ecuatorial, Argelia, Libia, Namibia y Ruanda.

Amparada en la resolución 1778 del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, la nueva misión de la Unión Europea en Chad y República Centroafricana debería haber sido desplegada a finales de 2007 pero las dificultades a la hora de que los países participantes comprometieran fuerzas y medios, sobre todo aéreos, pospusieron su puesta en marcha.

La misión de los militares europeos se centrará en proteger a los refugiados de Sudán asentados al este de Chad y en República Centroafricana y garantizar la asistencia humanitaria. El conflicto en la región sudanesa de Darfur se ha cobrado más de 200.000 víctimas y ha obligado a más de dos millones de personas a abandonar sus hogares desde que los rebeldes tomaron las armas contra el Gobierno en febrero de 2003.