Actualizado 12/11/2012 22:36 CET

El Gobierno asegura que Rajoy gasta en los Consejos de la UE la mitad que Zapatero

Los gastos de representación de la Vicepresidencia del Gobierno no superarán en 2012 lo que De la Vega abonó sólo en regalos de Navidad

MADRID, 12 Nov. (EUROPA PRESS) -

La vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría ha asegurado ante el Congreso que el Gobierno ha demostrado este año, según los datos de ejecución presupuestaria de los primeros nueve meses de 2012, que el presidente Mariano Rajoy puede ir a Bruselas a los Consejos de la Unión Europea gastando la mitad, "e incluso diez veces menos", que su antecesor, el socialista José Luis Rodríguez Zapatero.

A su juicio, se pueden reducir gastos en medios de transporte y en número de delegaciones y eso ya se ha plasmado, atendiendo a la ejecución presupuestaria, en una reducción de los gastos de viaje del presidente del Gobierno en más de la mitad (50,84%) respecto a 2010 y más de una cuarta parte e relación con 2011.

Como ejemplo de la "austeridad" y "eficiencia" de los presupuestos del Ministerio de la Presidencia para 2013, Sáenz de Santamaría también ha citado que los gastos de atención protocolaria y de representación de su departamento acabarán este año por debajo de lo que se gastó sólo en regalos de Navidad en 2009, cuando la misma persona compatibilizaba como ella Vicepresidencia y Ministerio de la Presidencia, que era María Teresa Fernández De la Vega.

En concreto, el programa de Vicepresidencia, Relaciones con las Cortes y Subsecretaria para gastos de protocolo sufre una merma del 68% respecto a 2011 y del 82% respecto a 2009. Para 2013, la dotación de atenciones protocolarias representativas se volverá a reducir en 85.000 euros.

Y RAJOY, LA MITAD DE REGALOS QUE ZAPATERO

Lo mismo ocurre, ha añadido, en el ámbito de la Presidencia del Gobierno: "Atendiendo a lo que se lleva gastado hasta octubre en atenciones protocolarias, podemos hablar de un ritmo de reducción del 52,57% con respecto a 2011 --ha indicado--. Es decir, que este año finalizará habiendo gasta la mitad que el anterior, la cuarta parte de lo que se gastó en 2010".

Asimismo, avanzó que la Cumbre Iberoamericana que se inaugura este viernes en Cádiz costará menos de lo que había anunciado ella misma cuando presentó en abril los presupuestos de 2012; entonces habló de que costaría la mitad que la anterior, que tuvo lugar en Salamanca bajo Gobierno socialista.

Para Sáenz de Santamaría, si todos los españoles están demostrando que son capaces de hacer frente a la crisis, "los servidores públicos deben ser tanto o más responsables a la hora de gestionar los recursos", y ha recalcado que esa ejemplaridad tiene su dimensión económicos.

Según ha explicado, el Gobierno del PP ha preparado para 2013 unos "presupuestos austeros que sientan las bases de una buena administración" para el futuro y en los que se ha reafirmado la determinación por controlar el gasto. "Hemos ganado en experiencia y hemos mantenido la determinación de reducir el déficit --ha señalado ante el Pleno del Congreso--, y todo ello nos ha llevado a mejorar austeridad y eficiencia".

SIN DEJAR DE HACER LEYES Y RESPONDER A LA OPOSICIÓN

De acuerdo con su exposición, la reducción del presupuesto de Presidencia ronda el 8%, como el conjunto de los Ministerios, y ahora gasta la mitad que en 2009, todo ello sin mermar su producción legislativa --espera cerrar el año con un centenar de disposiciones legislativas-- ni la atención a control parlamentario --ya han contestado el 81 por ciento de las preguntas por escrito formuladas al Gobierno, lo que considera el porcentaje más alto de las últimas legislaturas--.

Ha destacado también sus proyectos de "profunda reforma administrativa", la reducción del personal eventual para su progresiva sustitución por funcionarios, la centralización de compras y servicios para ahorrar costes de contratación, y la rebaja de los gastos corrientes.

Para ilustrar estas afirmaciones, ha destacado el ahorro en la página web del Ministerio de la Presidencia, que hasta 2011 tenía un coste de mantenimiento de 18.000 euros mensuales para un contratista externo y que ahora, después de haber sido renovada "a coste cero", se mantiene por el personal de Moncloa.