El Gobierno da instrucciones para facilitar los trámites a las familias LGTBI del Servicio Exterior

El Gobierno da instrucciones para proteger a las familias LGTBI del Servicio Exterior
TWITTER MINISTERIO DE ASUNTOS EXTERIORES
Publicado 17/05/2019 16:24:36CET

Presentada en Madrid la plataforma 'Exterior es diverso' para dar visibilidad a un colectivo que sufre discriminación en muchos países

MADRID, 17 May. (EUROPA PRESS) -

El Ministerio de Asuntos Exteriores, UE y Cooperación ha dado instrucciones a su Dirección General del Servicio Exterior y su Unidad de Familia para que facilite acreditación del personal desplazado al extranjero y de sus familiares cuando se trate de familias LGTBI.

No se trata de pretender que otros países asuman la legislación española, sino de que el Ministerio tenga fórmulas y ampare a quienes están en esa situación. Hasta ahora cada diplomático o funcionario se ve obligado a buscar salidas a su caso concreto con ayuda de su jefe de misión. La próxima 'hornada' de nuevos destinos, el próximo verano, se hará ya bajo el paraguas de las nuevas instrucciones.

De esta instrucción ha hablado --sin dar detalles, porque es reservada-- la subsecretaria de Exteriores, Ángeles Moreno, que ha asistido a la presentación de la plataforma 'Exterior es diverso',creada por personal LGTBI (Lesbianas, Gays, Bisexuales, personas Transgénero e Intersexuales) del Servicio Exterior español, sus parejas y familias, para dar visibilidad al colectivo, conocer y canalizar sus problemas y promover soluciones.

La plataforma, surgida a imagen de otras en Francia, Alemania y Estados Unidos, se ha presentado este viernes, coincidiendo con el Día Internacional contra la homofobia, la transfobia y la bifobia, con apoyo del Ministerio, en la sede de la Escuela Diplomática. Su director, Fernando Fernández Arias ha abierto el acto relatando como, hace años, quiso que su pareja le acompañase en un destino. "Para eso no hay nada, ni lo va a haber nunca", le dijeron. Eran los años anteriores a la aprobación del matrimonio homosexual, en 2004.

"EMPLEADA DEL HOGAR" O "FAMILIAR DEPENDIENTE"

"No hablamos de sufrir homofobia, sino que de la institución tiene que apoyar la igualdad de trato", ha explicado la diplomática Laura García Alfaya. Ella estuvo destinada en un país, que prefiere no precisar donde, hace años, la homosexualidad se penaba con la cárcel. El consejo fue que acreditase a su mujer como empleada del hogar, algo que "no le dirían a un compañero heterosexual".

No lo hizo, y su mujer se veía obligada a entrar y salir del país cada cierto tiempo, con su pasaporte diplomático --que le garantiza la legislación española-- pero con distintos visados.

Las historias abundan. En el primer pasaporte diplomático de Pablo Martín, que está casado con el diplomático Luis Melgar, ponía "familiar dependiente". Ahora ambos acaban de volver de Venezuela, donde Martín constaba como "acompañante permanente". A Raquel Rodríguez, funcionaria que fue tres años secretaria del embajador español en Irak, le aconsejaron que no diera detalles de su vida a sus compañeros locales.

En España la situación ha cambiado, pero la homosexualidad sigue penalizada en multitud de países, en nueve de ellos con la muerte. De esos nueve, en ocho España tiene Embajada residente. En muchos más, los diplomáticos, funcionarios, profesores o trabajadores de la cooperación se enfrentan a serias complicaciones para acreditar a sus parejas ante ciertos Estados o ejercer derechos básicos como la patria potestad sobre sus hijos.

"Queremos trabajar para apoyar al Ministerio en lo que hace, se está avanzando mucho en defensa de nuestros derechos y en la defensa de los derechos LGTBI en el exterior", ha relatado Rodríguez. Su mujer y su hija no viajaron con ella a Irak por seguridad; su cónyuge constaba como "familiar" cuando iba a visitarla.

HACER VISIBLE LA DIVERSIDAD

Los impulsores de la plataforma, que aún no se ha constituido como asociación, han remarcado que no se dirigen solo al cuerpo diplomático, sino a todos los trabajadores del servicio exterior, de distintos cuerpos de la función pública y también al personal laboral, para proteger sus derechos pero también para "dar visibilidad a la diversidad del Servicio Exterior".

Durante el acto ha tomado la palabra el responsable de UGT Exterior, Sebastián Trenado, para pedir que se tenga en cuenta a todos los trabajadores del servicio exterior que no tienen movilidad porque son empleados locales, y que se arrope también a quienes no tienen nacionalidad española pero son empleados públicos del Estado español.

A la espera de que la plataforma se constituya como asociación y empiece a contactar con sindicatos y otros actores, García Alfaya ha asegurado que tienen en cuenta esta situación. En muchos casos, ha dicho, por experiencia propia, porque han trabajado con equipos de empleados locales en países donde se viven situaciones muy difíciles.

Por lo pronto, ha explicado, dentro de las Embajadas españolas, las oficinas comerciales o las sedes del Instituto Cervantes "se respira diversidad", incluso se programan actividades culturales o se tiene acceso a libros, en las respectivas bibliotecas, que de otra forma serían inaccesibles para los locales.

Contador