9 de abril de 2020
 
Publicado 18/02/2020 16:21:51 +01:00CET

El Gobierno mantiene que la mesa sobre Cataluña echará a andar en febrero

La ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz (izq) y la ministra Portavoz y de Hacienda, María Jesús Montero (dech), al finalizar la rueda de prensa tras el Consejo de Ministros en Moncloa, en Madrid (España), a 18 de febrero de 2020.
La ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz (izq) y la ministra Portavoz y de Hacienda, María Jesús Montero (dech), al finalizar la rueda de prensa tras el Consejo de Ministros en Moncloa, en Madrid (España), a 18 de febrero de 2020. - Eduardo Parra - Europa Press

MADRID, 18 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno confía en poder constituir este mismo mes de febrero la mesa de diálogo sobre Cataluña a pesar de las divergencias que los socios del Govern catalán, Junts per Catalunya y ERC, están mostrando a la hora de concretar ciertos aspectos de su participación en ese foro.

"El compromiso del Gobierno es convocar la mesa antes de que termine el mes de febrero (...) Estamos en contacto entre los gabinetes para poder hacer la agenda, el orden del día y los integrantes que participarán en esta comisión", ha señalado en rueda de prensa tras el Consejo de Ministros la ministra de Hacienda y portavoz del Ejecutivo, María Jesús Montero.

Otro de los elementos en los que discrepan los socios del Govern tiene que ver con la figura del mediador que reclama Junts y que ERC no ve imprescindible.

INNECESARIA LA FIGURA DEL MEDIADOR

A este respecto, Montero ha reiterado que el Gobierno español ve innecesaria esta figura porque entiende que los ciudadanos serán "testigos del diálogo" y de los avances que se den en la mesa, al margen de que considera que un diálogo entre dos gobiernos no precisa de mediación alguna.

Montero no ha ocultado la "complejidad" que reviste la puesta en marcha de este diálogo, de hecho viene advirtiendo de que no espera frutos "a corto plazo", pero sí defiende que se inicien las conversaciones "de buena fe" y con el propósito de buscar "puntos de encuentro" que permitan dar una solución a uno de los principales conflictos a los que se enfrenta el país como es el "conflicto político" en Cataluña.

En el Ejecutivo justifican su convencimiento de que finalmente la mesa echará a andar este mes en que Junts tendrá difícil explicar que ahora quiera posponer el arranque de este diálogo cuando tanto tiempo lleva exigiendo al Gobierno español que accediera a sentarse a hablar.

Para leer más